Mario Cuenca. 22 escarabajos.
Cuentos / febrero 13, 2017

Páginas de espuma, 2009. 320 páginas. Incluye los siguientes relatos, organizados por categorías: Yesterday Las notas vicarias, Hipólito G. Navarro Rock in the Andes, Fernando Iwasaki Two Virgins, Marcelo Figueras Revolver Smile, Iban Zaldua La primera vez, Salvador Gutiérrez Solís 33 ladrillos traídos de Liverpool, Maurice Echeverría Café anacrónico, Miguel Antonio Chavez . Beatles posmodernos El Beatlefinal, Leopoldo Marechal Julia, Care Santos El Stage y la Revolución (un día en la vida de Vladimir Oblada), Xavier Velasco L ittle Frog, L ittle Frog, Pilar Adón A Doy In The Life, Javier Fernández Degeneración JL, Roberto Valencia Back To TheEgg, Leonardo Aguirre Yo SOY LA MORSA Los Beatles, Eduardo del Llano Come Together, Rodrigo Fresan Jet-lag ’68, Esther García Llovet Compota de manzana, Patricia Esteban Erlés George Harrison, hindú, Raúl Pérez Cobo El rodillo de la roca N, Mario Cuenca Sandoval Cómo maté a John Lennon, Andrés Neuman Double Fantasy, Salvador Luis Hay relatos muy buenos, decentes, malos y otros que entran en la categoría especial de ‘a mí no me han gustado pero puede que a otros paladares les pueda gustar’, libres experimentaciones de lenguaje que me han parecido faltas de ritmo y de gracia, pero que puede que sea…

Julián Sánchez Caramazana. Venidos del miedo.
Cuentos / enero 24, 2017

Páginas de espuma, 2007. 112 páginas. Recopilación de microrrelatos de terror y violencia urbana. Algunos son muy buenos, pero por desgracia hay bastantes que son olvidables. A destacar la capacidad del autor de captar en una pincelada, apenas dos frases, instantes sugerentemente aterradores. Sin rencores Mamá dejaba que algunas palizas las recibiéramos las más mayores. De ese modo ella descansaba. Protección Las luces no están lejos. Así se lo asegura su ángel de la guarda. Lástima que no sean las del aeropuerto.

Ana García Bergua. Edificio.
Cuentos / enero 13, 2017

Páginas de espuma, 2009. 150 páginas. Incluye los siguientes relatos: La carta La media hora Levantarse y acostarse Los aplausos Japón Aldana y los visitantes ¿Y si no abro los ojos? La guerra fría Páginas de amor Los coches La bolsa El escondite Los restos del banquete Bigamia Los tormentos de Aristarco No hay ninguno mal escrito, pero hay bastantes algo flojillos. Me han parecido buenos Levantarse y acostarse, la extraña relación entre un recién despedido de una empresa y su psicólogo, que conseguirá animarlo de una manera poco ortodoxa, Los aplausos, donde el protagonista encuentra al llegar a casa a un misterioso grupo de gente que no conoce y que lo felicitan sin razón aparente y La bolsa, idas y venidas al mercado de un adolescente en el transcurso de una fiesta familiar. En general, bueno. En medio de su desconcierto, Andrés olvidó el problema laboral. Toda aquella gente seguía aplaudiendo y animándolo a entrar. Pensó: a lo mejor es mi cumpleaños, quizá Adelaida me hizo una fiesta. Accedió a asentarse en el sillón de orejas que le señalaban unos señores ancianos y respetables, el mismo que ocupaba para ver la televisión, y se los quedó mirando embelesado. Varios…

Edmundo Paz Soldán. Billie Ruth.
Cuentos / octubre 18, 2016

Páginas de espuma, 2012. 152 páginas. Incluye los siguientes relatos: El acantilado Casa tomada Bernhard en el cementerio Extraños en la noche Díler Los otros El ladrón de Navidad Roby Volvo Ravenwood Billie Ruth Como la vida misma El Croata Srebrenica Azurduy Que nos hablan de personajes manejados por pasiones autodestructivas, cleptómanos, cobardes, maltratadores, violentos… Muy bien escritos. Destacables Díler, niño con padres divorciados que debe acompañar a su padre en el reparto de droga. Roby, la fascinación del matón en un niño hasta entonces bueno. El genial Billie Ruth, que da título al libro, o cómo enamorarse de quien no te conviene. Azurduy, sobre un maestro en un pueblo minero del altiplano, donde adoran a El Tío, tiene un final perfecto. Hay algunos más flojos que otros pero el único que no me ha gustado ha sido ‘Como la vida misma’, con una multiplicidad de puntos de vista que en mi opinión no aporta nada al relato, y que creo recordar haberlo leído en alguna antología. El conjunto, sobresaliente. Quería continuar mis estudios en una universidad grande, quizás Berkeley o Columbia. -A mí también me encantaría irme a vivir a California. Sería alucinante conocer la Mansión de Playboy. ¿Tú…

Eduardo Berti. Los cuentos más breves del mundo.
Cuentos / junio 8, 2016

Páginas de espuma, 2008. 288 páginas. Selección de cuentos breves precursores del microrrelato actual. Son fábulas, historias cortas, humorísticas, de desigual calidad. Si la idea era mostrar que la tendencia actual de lo breve tenía raíces históricas, en mi caso la impresión ha sido la contraria. Nada tienen que ver con lo que ahora consideramos microrrelato, que tiene otros planteamientos estéticos y narrativos. En cualquier caso una lectura interesante. APRENDIZAJE Claudio Eliano Un joven de Eretria frecuentó la compañía de Zenón durante mucho tiempo. Cuando regresó a casa, su padre le preguntó cuánta sabiduría había adquirido. El muchacho repuso que ya se la mostraría a su debido tiempo. El padre se irritó con esta respuesta y le pegó. Entonces, el hijo, con tranquilidad, dijo que eso era lo que había aprendido: a soportar la ira paterna. TALENTO Leone Battista Alberti Un perro de caza que, atado con una cadena, veía a los otros perros, los inútiles, divertirse y vagar libremente, se dijo: «¿No será preferible, tal vez, ser alguien sin talento? EL PROFESOR Jean-Paul Richter Un pobre profesor que quería ser director adjunto ha terminado casándose con la hija de su superior, a quien ama por conveniencia; pero en los…

Felipe R. Navarro. Hombres felices.
Cuentos / mayo 30, 2016

Páginas de espuma, 2016. 118 páginas. Incluye los siguientes relatos: Soy el lugar Orígenes del turismo Un modelo Argos Apuntes para una celebración El orden lógico de las cosas Amarillo limón Tomás Rodaja se contempla, desnudo Impermanencia Siempre hay un momento en que un escritor escribe un cuento como este, porque todos los escritores se ven zarandeados en algún momento por una guerra o una crisis; o por ambas Óxido Notas para un debate sobre la arquitectura de interiores Tarde de circo Simplemente Jorge La modificación sustancial de las condiciones de trabajo Te diré cómo lo haremos Let’s talk about the weather ¿Hacia dónde abre esta ventana El orden lógico de las cosas En la contraportada se hace hincapié en la voz original del autor, que incorpora al relato elementos metanarrativos que les dan un sabor especial, aunque a veces sean más efectistas que efectivos. Pero en ocasiones (pienso en ‘Let’s talk about time’, hay otros) el saltador, después de una impresionante pirueta, hace una entrada impecable en el agua, y el espectador no puede evitar levantarse del asiento y aplaudir, con ganas. Un hombre arranca veloz. Atraviesa llanuras, valles, colinas, desiertos de varias temperaturas, colores que van del blanco…

Samanta Schweblin. Siete casas vacías.
Cuentos / mayo 27, 2016

Páginas de espuma, 2015. 124 páginas. Se incluyen los siguientes cuentos: Nada de todo esto Mis padres y mis hijos Pasa siempre en esta casa La respiración cavernaria Cuarenta centímetros cuadrados. Un hombre sin suerte Salir Me ha gustado bastante menos que su otro libro de relatos ‘Pájaros en la boca’, hay menos variedad temática y estilística. Pero cuentos como ‘La respiración cavernaria’ y ‘Un hombre sin suerte’ elevan el nivel del libro. El primero, aunque me resultó un poco largo, dibuja una situación asfixiante. El segundo, que ganó otro premio y se ha colado aquí como de casualidad, es realmente grande. De los que quedan en la memoria. Y quizá lo hice a propósito, así lo sentí en ese momento: los ojos se me llenaron de lágrimas. Entonces él me abrazó, fue un movimiento muy rápido, cruzó sus brazos sobre mi espalda y me apretó tan fuerte que la cara me quedó hundida en su pecho. Después me soltó, sacó su revista y su lápiz, escribió algo en el margen derecho de la tapa, lo arrancó y lo dobló tres veces antes de dármelo. -No lo leas -dijo, se incorporó y me empujó suavemente hacia los cambiadores. Dejé pasar…

Alexandr Nikoláievich Afanásiev. Leyendas populares rusas.
Cuentos / enero 4, 2016

Páginas de espuma, 2007. 284 páginas. Curiosa historia la de este libro, explicada en su prólogo. Al igual que la recopilación de los hermanos Grimm recoge cuentos populares, desde una perspectiva más antropológica que incluye diferentes variantes. Aunque no excesivamente científica porque las anotaciones y datos sobre los orígenes debían ser un pequeño caos. Es un libro que tuvo bastante éxito, pero que sufrió la censura por la imagen irreverente de algunos santos y miembros eclesiásticos. Los personajes que aparecen son muchas veces simpáticos pícaros que utilizan su ingenio para salir adelante. Los cuentos tienen la frescura de la tradición oral y hay muchos puntos de contacto con cuentos de aquí (por ejemplo, el uento del herrero y el diablo). Uno de mis preferidos es el del soldado y la muerte del que dejo una variante al final. Buscaré la otra edición de Páginas de Espuma de sus cuentos porque merece la pena. La edición y traducción, impecables. No he encontrado reseñas, sólo este artículo: Alexandr Afanásiev y los cuentos populares rusos. Calificación: Muy bueno. Extracto: 16:1. EL SOLDADO Y LA MUERTE [EL SOLDADO QUE SALIÓ DEL INFIERNO CON UNA CUERDA DE MEDIR + EL SOLDADO QUE ENGAÑÓ A LA…

Nuria Barrios. Ocho centímetros.
Cuentos / diciembre 14, 2015

Páginas de espuma, 2015. 180 páginas Que un hijo tuyo se enganche a la heroína tiene que ser devastador. Nuria lo plasma en bastantes de los siguientes relatos: Ocho centímetros La palabra de Dios es extendida ¿Pero quién se va a querer ir con ella? Danny Boy Hansel y Gretel en la T4 Yo era un bulldozer El tren Neckermann Un puente de cristal Limpia luz de escarcha Las amigas. Una fotonovela El limbo En los que retrata, además del dolor familiar, el submundo del chabolismo, las pequeñas islas que suponen los pastores evangélicos, las constantes recaídas y el dolor de unos padres que ven a su hija desaparecer en el infierno. Otros tratan el tema de la muerte, tras una enfermedad incurable. En general temas muy potentes y bastante bien tratados. Porque aunque los relatos no sean literariamente excelentes la autora sabe tocar bien las teclas para llegar hondo sin ser lacrimógena o sensiblera. A mí me emocionaron. Sólo hay un relato que me pareció que desentonaba en calidad con el resto. La vida a veces es dura. Crucemos los dedos para que sean pocas estas ocasiones. Más reseñas aquí: Nuria Barrios – Ocho centímetros, «Ocho centímetros» de Nuria…

Javier Sáez de Ibarra. Bulevar.
Cuentos / febrero 13, 2015

Páginas de espuma, 2013. 242 páginas. No sé a quién oí comentar que de tanto leer ya no había nada que le sorprendiera. Que ya se conocía todos los esquemas y todo lo tenía visto, que la ficción ya no le llenaba. Desde entonces vivo con miedo de que me pase lo mismo. Cuando enlazo dos o tres malas lecturas, cosas sin gracia, pienso ‘ya está, ya me ha pasado’. Pero luego aparecen libros como éste o el siguiente que he leído y respiro aliviado. Hay muy buenos relatos en esta lista: Defensa Permiso No se acaba nunca Sacar al perro Manda aquí El señor Remáser Fuerza Hermanos Una historia reciente Enciclopedia occidental Actividades de refuerzo Ya lo entenderás La reina La inocencia Bulevar Recordatorio Termina primero Contarlo Yo siempre había hecho una clasificación un tanto artificial pero que también había escuchado en algún sitio. Un cuento es una narración breve con su inicio, nudo y desenlace (muchas veces con sorpresa). Un relato es un fragmento de vida, un paisaje, una viñeta. Lo que no imaginaba es que hay textos, como estos de javier, que son ambas cosas. Son un fragmento, una ventana por donde vemos a unos personajes. Y,…