Bryan Talbot. Alicia en Sunderland.
Cómic / diciembre 15, 2014

Bryan Talbot es conocido entre los amantes del cómic por las aventuras de Luther Arkwright, Historia de una Rata Mala y haber dibujado algunos episodios de la serie Sandman. Aquí nos trae una extraña mezcla de biografía, trabajo de investigación, teorías interesantes y descripción de una ciudad. Explotando las relaciones entre el creador de Alicia en el país de las maravillas y la ciudad de Sunderland intercala hechos históricos con episodios autobiográficos y sugerentes ¿y si?. El resultado son 320 páginas repletas de información que en muchos casos es excesiva. El cómic me ha encantado, sobre todo por la parte de Lewis Carroll, y también por descubrir cosas de Sunderland, ciudad que me era completamente desconocida. Dos defectos le he encontrado: el abuso de filtros de Photoshop a la hora de incorporar fotografías, que si bien le dan un aire de cómic también cansan un poco a la vista, y el exceso de datos. No soy el único abrumado, aquí: Alicia en Sunderland – Bryan Talbot y aquí: Un cómic al día: Alicia en Sunderland, de Bryan Talbot (Mondadori) se quejan de lo mismo. Aquí: Alicia en Sunderland (Bryan Talbot), también le acusan de disperso. Calificación: Muy bueno.

Miguel Brieva. Bienvenido al mundo.
Cómic / julio 11, 2014

Mondadori, 2007. 142 páginas. Había leído muy buenas críticas y, por una vez, se habían quedado cortas. Una enciclopedia del conocimiento humano que arremete contra el sistema capitalista, la sociedad de consumo, la pedantería y todo lo que se le pone por delante con humor, sin panfletos y con muchísimo talento. El estilo de las ilustraciones, similar a los anuncios de antes o a los cuadernos escolares, le viene como un guante a esta fina crítica que te hace reirte de ti mismo y de tus estupideces. Hay más inteligencia en las descripciones y viñetas de este tebeo que en todas las tertulias televisivas y radiofónicas juntas. Cualquiera podía criticar la pobreza de Irlanda, sólo un genio escribió Una modesta proposición para solucionar el problema. Cualquier grupo punky puede cagarse en la sociedad, pero sólo un genio puede hacer arte con ese excremento (y no se pierdan la definición de arte). Les dejo muchas reseñas porque en cada una hay alguna viñeta escaneada o un texto reproducido, así pueden hacerse una idea: Bienvenido al mundo, Reseñas: Enciclopedia Universal Clismón , Bienvenido al mundo, de Miguel Brieva , Bienvenido al mundo: El Nuevo Diccionario del Diablo . Calificación: Imprescindible. Extracto: MENTIRA,…

David Small. Stitches.
Cómic / julio 9, 2014

No sabía muy bien lo que me iba a encontrar, y me he tropezado con una pequeña obra de arte. Obra autobiográfica en la que el autor cuenta su infancia en una familia donde nadie dice nada, con grandes carencias afectivas. Tienen que operarle de un bulto en el cuello, que resulta ser un cáncer, quedándose con sólo una cuerda vocal y prácticamente mudo. La salvación vendrá de manos de su psicólogo y más tarde, del arte. El dibujo de su familia impresiona, casi parece una película de terror. El grafismo es excelente. Hay momentos -como la primera visita al psicólogo (o psiquiatra, no lo sé muy bien)- que te impactan por su crudeza; historia y representación se refuerzan mutuamente. Visualmente es una delicia, pero la historia te horada el corazón. Uno se pregunta como se puede sobrevivir a determinadas relaciones paternofiliales, quizás si se tiene la suerte de tener una mano amiga que te saque del pozo y te de perspectiva. Impactante. Más reseñas aquí: Stitches. Una infancia muda, de David Small , Stitches / David Small y Stitches (Puntadas), de David Small – Crítica, en esta última encontrarán muchas páginas escaneadas. Calificación: Muy bueno.

Adrian Tomine. Shortcomings.
Cómic / junio 2, 2014

Mondadori, 112 páginas. Primera obra que leo del autor, todo un acierto. Con un grafismo -como se repite por todas partes- parecido a Clowes o a Jaime Hernández (en mi opinión más a este último). Tiene su propia entrada en la wikipedia: Shortcomings. Ben Tanaka y Miko Hayashi están pasando una mala racha en su pareja; últimamente hay más desencuentros que nunca. Ella decide que tienen que tomarse un tiempo y se muda a Nueva York. Ben inicia una aventura sin saber que Miko ha empezado una nueva relación. Aunque el tema es sencillo, e incluso tópico -pareja en crisis- los temas que se tratan son muchos; el amor, la homosexualidad, la fidelidad, las relaciones interraciales, el arte, el lugar de cada uno en el mundo… Este ha sido para mí uno de sus puntos fuertes, la densidad oculta bajo el retrato costumbrista. Frente a los complejos del protagonista se contrapone la sexualidad desinhibida de su amiga lesbiana. Por otro lado, mientras el parece moverse al compás de lo que se encuentra en su entorno, su pareja ha tomado una decisión y es coherente con ella. Más reseñas: SHORTCOMINGS-Adrian Tomine , Lecturas: Shortcomings, de Adrian Tomine y Shortcomings, Adrian Tomine….

David Eggers. Lo mejor de McSweeney’s I.
Cuentos / marzo 21, 2014

Mondadori, 2005. 382 páginas. La revista literaria McSweeney’s, editada por el escritor David Eggers, ha alcanzado gran fama por lo arriesgado de sus propuestas estéticas (JJ ha hablado bastantes veces de ella). Como se cuenta en el prólogo: Y si bien el primer número reunió muchas narraciones que no habían encontrado cabida en ninguna otra publicación, no tardamos en descartar dicha limitación, y desde el segundo número la mayoría de los textos habían sido escritos con la intención de ser publicados en nuestra revista. Una vez resueltos los aspectos conceptuales básicos de la publicación —en la que trabajábamos entonces dos o tres personas—, pasamos a explorar las posibilidades de sus aspectos formales. Cada número trataba de superar al anterior, de reinventarse a sí mismo. El primer número se caracterizó por su sencillez, el segundo duplicó la complejidad de la cubierta y el tercero la triplicó, incluyendo además un relato breve de David Foster Wallace impreso en el mismo lomo. Antes de publicar un número, yo volaba de Brooklyn a Reykjavik para hablar en cada ocasión con los impresores sobre la viabilidad de nuestras ideas. ¿Podíamos imprimir una página desplegable a cuatro tintas? ¿Podíamos crear un número con catorce opúsculos separados,…

Umberto Eco. La estrategia de la ilusión.
Ensayo / febrero 18, 2013

Mondadori, 2012. 368 páginas. Tit. Or. Semiologia quotidiana. Trad. Edgardo Oviedo. El primer engaño está en traducir ‘Semiología cotidiana’ por ‘La estrategia de la ilusión’. El segundo no indicar en ninguna parte que los ensayos incluídos en este libro son de los años 70, ninguno es posterior a 1972. Yo lo hubiera comprado igual, pero me parece un truco editorial sucio, que seguramente Lumen no hubiera utilizado. La crítica es para Mondadori, el libro es excelente y el gran número de extractos que he seleccionado lo demuestra. Reflexiones sobre el arte, América, la pena de muerte… con la singularida de que todavía no era un autor mediático. Calificación: Muy bueno. LA edad media no se limitó a conservar el conocimiento, también editó: Pero es dudoso si corresponderá a estos centros monásticos la tarea de registrar, conservar y transmitir el legado de la cultura pasada, acaso mediante complicados aparatos electrónicos (como sugiere Vacca) que la restituyan poco a poco, estimulando su reconstrucción, sin jamás revelar a fondo todos los secretos. La otra Edad Media produjo, en sus finales, un Renacimiento que se divertía haciendo arqueología, pero en realidad la Edad Media no realizó una obra de conservación sistemática, sino de destrucción…

David Sedaris. Mi vida en Rose.
Cuentos / diciembre 12, 2012

Mondadori, 2003. 238 páginas. Tit. Or. Me talk pretty one day. Trad. Toni Hill. Lo vi en solodelibros: Mi vida en Rose, donde ha gustado a medias. La contraportada del libro es bastante escueta para lo que es habitual, destacando que vamos a reir a carcajada limpia, algo que tampoco parece bueno en principio. Lo he puesto en categoría de cuentos, aunque también puede ser una novela. Son varias historias -en ocasiones semejantes a monólogos del club de la comedia- donde el autor cuenta, en una primera parte, su vida, anécdotas de su familia y sus problemas por ser homosexual en una sociedad reprimida. La segunda parte son historias de su vida en Francia como americano trasplantado en su lucha con una sociedad nueva para él y con el idioma. Lo cierto es que para ser un libro pretendidamente gracioso no me reído mucho, me ha arrancado alguna risa, y ninguna carcajada. Pero tiene gracia. Y si sus cualidades humorísticas no me han convencido, su ternura y simpatía me han ganado de calle. Ya saben que soy tierno cual gatito de yutub. O sea, que me ha gustado y lo recomiendo sin problemas. Calificación: Bueno. Extractos: Yo no sentía el…

Dave Eggers. Guardianes de la intimidad.
Cuentos / diciembre 10, 2012

Mondadori, 2005. 218 páginas. Tit. Or. How we are hungry. Trad. Cruz Rodríguez Juiz. Lo conocía por ser el editor de Mc Sweenye’s (que tengo pendiente de leer desde ni me acuerdo), aunque este libro lo encontraría seguramente en Huracanes en papel. Pocas reseñas se encuentran por ahí, algún fragmento, como aquí: Guardianes de la intimidad. Se incluyen los siguientes cuentos: Otra Lo que significa que una muchedumbre de un país lejano atrape a un soldado que representa a tu país, le dispare, lo saque a rastras de su vehículo y luego lo mutile entre el polvo El único significado del agua oleosa Sobre querer tener al menos tres paredes levantadas antes de que ella llegue a casa Trepar a la ventana fingiendo bailar Espera furiosa, floreciendo Silencio Tu madre y yo Naveed Apuntes para un cuento de un hombre que no morirá solo Acerca del hombre que comenzó a volar después de conocerla Montaña arriba, en lento descenso Hay algunas cosas que debería callarse Cuando aprendieron a aullar Después de que me lanzaran al río y antes de ahogarme Donde hay de todo. Me han resultado cercanos en el tono a los de Lidya Davis, pero aunque en general…

Philip Roth. El animal moribundo.
Novela / septiembre 7, 2012

Philip Roth. El animal moribundo. Random House Mondadori, 2008. 122 páginas. Tit. Or. The dying animal. Trad. Jordi Fibla. Gavilán o paloma Hay que hacer caso a los que saben y leer sus recomendaciones. Después de El mal de Portnoy y su caudal de humor me enfrenté a este Animal moribundo que en muchos aspectos puede ser el mismo libro, pero desde una óptica diferente. David Kepesh es un profesor de renombre que aprovecha su fama intelectual para seducir ex-alumnas (tiene especial cuidado de comenzar sus relaciones cuando el curso ha terminado). Hasta que se encuentra con Consuelo Castillo, hija de ricos exilados cubanos. Por primera vez quedará atrapado en un juego en el que era el maestro. Lo que en El mal de Portnoy eran fuegos artificiales y voy a comerme el mundo aquí son dulces brasas y melancolía por tiempos pasados. ¿Sufre el protagonista porque ha encontrado al amor de su vida, o porque se va haciendo viejo y ya no confía en sus capacidades? Sea como sea la historia está bien contada y me confirma que Roth es un escritor a seguir. Extracto:[-] Detrás de la escena, los perspicaces servicios de Seguridad se estaban volviendo locos. Tardaron…

Jesús Rodríguez. La confesión.
Ensayo / julio 31, 2012

Mondadori, 2011. 362 páginas. De piedra me he quedado al leer este libro. No sé que es más sorprendente, que un tipo como Marcial Maciel (cuyo nombre ya se las trae) escale posiciones en la jerarquía eclesiástica siendo pederasta, drogadicto, teniendo dos familias amén de varias identidades, o que existan congregaciones como los legionarios de cristo que hacen amables al Opus Dei. La combinación, digna de una mala novela de serie Z, no podía ser sino verdad. En el libro se documenta la historia del fundador y de la legión de Cristo hasta su investigación por parte de Ratzinger ya convertido en Benedicto XVI. El autor ha tenido acceso a documentos internos del proceso de investigación que se presentan en el libro. El ascenso de la congregación se debió, entre otras cosas, a las buenas migas que el fundador tenía con Juan Pablo II. Se echa de menos algún capítulo dedicado a los desmanes del Marcial Maciel, y no solo por el morbo -que también- sino porque la sombra de los pecadillos del fundador rondan todo el libro y lo único que se hace es enumerarlos. Sabemos que tuvo varias identidades, entre ellas la de petrolero y exagente de la…