Lluïsa Cunillé. Apocalipsi.
Teatro / noviembre 25, 2009

Edicions Proa, 1998. 100 páginas. Fragmentación Cuando leí Cuatro piezas teatrales mi preferida fue Lluïsa Cunillé. Desde entonces no he parado de leer cosas acerca de ella, y todas buenas. Seguramente cuando descubrí su primer texto ya tenía una fama sólida que yo, como es habitual, desconocía. Suelo colaborar en algunas zarzuelas haciendo papeles cómicos y en el centro dónde suelo representarlas han montado un peculiar intercambio de libros. Hay una estantería; si traes un libro te puedes llevar otro. Si no, metes un euro en una hucha y te llevas el que quieres. Así, por un euro, conseguí este apocalipsis. Cuatro amigos se reunen por el regreso de uno de ellos. Se dirigen a cenar, pero cuando bajan en el ascensor y llegan al vestíbulo se van separando por diferentes razones. La obra empieza a seguir líneas diferentes y fragmentadas donde el espectador puede reconstruir la verdadera historia que no se cuenta. Una dramaturgia sutil, difuminada en pinceladas, pero muy efectiva. Seguiré buscando más textos de la autora. Extracto:[-] Marta De res… En realitat no és res… Segurament m’ho he imaginat tot… deixem-ho estar… Oblideu tot el que he dit… (Pausa llarga.) Víctor Potser sí que des que has…

[*] Varios Autores. Cuatro piezas teatrales.
Teatro / octubre 30, 2005

Institut del teatre, 1994. Biblioteca teatral. 208 páginas. Raimon Àvila: Home Perplex. 4 hombres y una mujer. Lluisa Cunillé: Berna. Piezas cortas con variedad de personajes. Francesc Pereira: Patates. Dos mujeres y un hombre. Josep Pere Peyró: La trobada. Dos hombres y una mujer. Prólogo de Josep M. Benet y Jornet Dignos finalistas Las cuatro piezas de este volumen tienen en común el haberse presentado a diferentes ediciones del premio Ignasi Iglesias, y, aunque ninguna fue proclamada ganadora, el tribunal decidió otorgarles algún galardón especial. Con este libro se intenta resaltar esa importancia y darlas a conocer. Son obras muy diferentes y desiguales, pero con méritos suficientes para publicarse y montarse. En la primera, con un decorado en tres planos y un montaje original, seguiremos en paralelo las peripecias de tres chavales bien por las carreteras de México y los encuentros y desencuentros de una pareja. En ‘Berna’ las diferentes piezas breves nos llevarán de la mano por un mundo lleno de simbolismos pero enigmático. La tercera pieza, ‘Patatas’, nos introducirá en la sórdida y monótona vida de dos hermanas que cuidan de un hermano retrasado y se cuecen en su propio mundo. La última obra nos lleva a un…