Cailleaux y Bourhis. Piscina Molitor.
Cómic / diciembre 14, 2018

Impedimenta, 2009. 74 páginas. Biografía del inolvidable Boris Vian, un tanto a vuela pluma por lo poco de las páginas, pero que se detiene en unos cuantos momentos importantes, que desvela de manera sutil pero rigurosa todas las facetas del personaje, que se impregna de la poesía y del humor del autor francés, con un dibujo correcto pero atractivo. Un cómic muy triste, que transmite la angustia existencial que bucea bajo el alma del personaje, que acabó sus días en la pobreza y al que la patafísica no consiguió alegrar el ánimo. Muy bueno.

Daria Galateria. Trabajos forzados.
Ensayo / noviembre 13, 2018

Impedimenta, 2011. 202 páginas. Tit. Or. Mestieri di escritori. Trad. Félix Romeo. Ningún escritor nace siendo famoso, así que hasta que el mundo reconoce su talento tienen que ganarse la vida como pueden (algunos incluso con el talento reconocido). La autora hace un repaso por la vida de diferentes escritores y nos cuenta como tuvieron que ganarse las lentejas. Más que recolección de anécdotas se trata de mini ensayos centrados en diferentes figuras. Me resultó un poco decepcionante. Interesante. Más reseñas: RETALES DE HEROÍSMO COTIDIANO: “TRABAJOS FORZADOS”, DE DARIA GALATERIA, “Trabajos forzados”, de Daria Galateria y Trabajos forzados, de Daria Galateria. Hrabal, Ottieri A los dieciséis años, un amigo le convenció: estaba tan capacitado, que tenía que ir a la universidad. Gorki se mudó entonces a Kazan. Las clases le confundían; todos aquellos nombres se le mezclaban en la cabeza: Lavoisier y Dumouriez, ¿quién le había cortado la cabeza al otro? Por encima de todo detestaba la gramática, una forma extraña y osificada, que él creía incapaz de contener la caprichosa lengua rusa {Mis universidades). Estudiaba en el sótano de un palacio en ruinas: «Aquel sótano memorable constituyó una de mis universidades preferidas». Hacía cualquier trabajillo que le saliese en…

David B. Hasib y la reina de las serpientes.
Cómic / noviembre 9, 2018

Impedimenta, 2017. 110 páginas. Ya conocía la habilidad narrativa y pictórica de David B. gracias a su excelente La ascensión del gran mal, así que empecé este cómic con cierta ilusión que no se ha visto defraudada. Hasib es una de las múltiples narraciones de Las mil y una noches, que empieza la noche 482 y que incluye -como es habitual en el libro- historias dentro de historias, todas relacionadas con la reina de las serpientes. Me ha encantado el aire de narración oral que tiene el libro, con esos ecos de historias transmitidas de generación en generación, muy bien adaptadas por el autor. Pero el apartado gráfico es para quitarse el sombrero, la explosión de color de cada página, de cada ilustración, te deja muchas veces con la boca abierta. Imprescindible.

Marian Engel. Oso.
Novela / junio 13, 2018

IMpedimenta, 2015. 172 páginas. Tit. Or. Bear. Trad. Magdalena Palmer. Una bibliotecaria debe viajar a una casa construída en una isla para catalogar la biblioteca y el material documental. Allí se encontrará con una naturaleza salvaje y una mascota muy peculiar, un oso. Su relación pasará de un leve temor inicial a un extraño compañerismo. Recomendado para el reto de lectura de abril, con libros relacionados con el mundo del libro, me ha resultado de una extraña belleza. Seguramente impactó por los hechos que cuenta, por ese deslizamiento de la protagonista a soltarse la melena -y no digo hasta que punto, aunque se desvela la trama en casi todas las reseñas que he leído-. Pero dejando de lado las truculencias, que las hay y muy buenas, me ha gustado más como suelta algunas expresiones de gran belleza, de una manera muy delicada, casi inadvertida, pero deslumbrantes. El conjunto, excelente. Aquí lo reseñan bien: Oso. Recomendable. . Acababa de sacu­dirlo con delicadeza: cayó una fina hoja de papel. Se agachaba para recogerla cuando oyó al oso en la escalera. Sus miradas se cruzaron de un lado a otro de la chimenea. —Ve a sentarte —dijo Lou. Y eso hizo el oso….

Terry Southern. El cristiano mágico.
Novela / diciembre 14, 2017

Impedimenta, 2012. 150 páginas. Tit. or. The Magic Cristian. Trad. Enrique Gil-Delgado Guy Grand es un multimillonario que se dedica a gastar bromazos a lo grande. Desde construir una enorme piscina llena de basura y billetes, hasta flotar un crucero (el que da título al libro) en el que sólo pasarán desgracias. Entre medio menudencias como interferir en programas de televisión o lanzar productos de belleza que no cumplen su cometido. Me venía recomendado por varias fuentes de confianza, pero me ha resultado insoportable. La idea tiene potencial, alguien dispuesto a despilfarrar el dinero para subvertir el orden imperante, pero no me ha hecho gracia ninguna de las gamberradas, ni les veo esa cualidad de sátira que tanto se alaba en las reseñas. Perfectamente olvidable. En algunas películas, tales como La señora Miniver, Grand realizó excéntricos insertos. En cierta escena de dicha película, Walter Pidgeon está sentado de noche junto a la chimenea escribiendo su diario. Justamente aquella misma tarde había entablado conversación con Mrs. Miniver, y sin duda pensaba en ella mientras se interrumpía en sus quehaceres y miraba pensativo hacia el fuego. La versión original de dicho filme le muestra cogiendo un pequeño cortaplumas de un cajón de…

Martin Rowson. Tristram Shandy.
Cómic / octubre 27, 2017

IMpedimenta. La novela Tristram Shandy, comentada por aquí, es divertida e inclasificable. Tuvo una adaptación en película que se inspiraba en algunos hechos y, sobre todo, en el espíritu. Lo mismo que hace este cómic, que refleja buena parte del texto, pero, sobre todo, respira la misma libertad que el original. Dibujos irreverentes, composiciones de página estrambóticas, con unos narradores que incorporan fragmentos de aparato crítico sobre la novela… Eso sí, ignoro si se puede disfrutar al completo de este cómic sin haber leído el libro original. Si lo has leído se disfruta mucho.

Nikolai Leskov. La pulga de acero.
Novela / septiembre 28, 2017

Impedimenta, 2007. 126 páginas. Trad. Sara Gutiérrez. El Zar Alejandro visita Londres y le obsequian con algo maravilloso, una pulga de acero que baila cuando se le da cuerda. Convencido de que es la demostración de la superioridad de la industria extranjera, será su sucesor quien descubra que en la propia Rusia hay gente capaz de mejorarlo. Recién cogido el libro en la biblioteca, mi amigo Óscar me comentó que no entendía la fama que le habían dado el libro, que incluye un prólogo de Care Santos defendiéndolo de desprecios de Nabokov. Y una vez leído estoy de acuerdo con mi amigo y menos con Care Santos. Es un libro de agradable lectura, con ecos de literatura popular (y yo he escuchado la anécdota básica del libro, así que no sé si realmente bebe de alguna fuente popular o el cuento que escuché se basaba en éste), y bastante divertido. Pero… poco más. Realmente, al lado de otros grandes escritores rusos esto es una obra muy menor. Disfrutable, pero menor. Los ingleses comenzaron inmediatamente a mostrar diferentes maravillas y a explicar cómo las habían adaptado a las necesidades militares: tormentómetros marítimos, abrigos de lana de cambíelo para los regimientos de…

Ogai Mori. La bailarina.
Novela / julio 10, 2017

Impedimenta, 2011. 78 páginas. Trad. Yoko Ogihara y Fernando Cordobés. La historia es sencilla; un estudiante japonés obtiene una beca para estudiar en el Berlín de los años veinte. Allí se enamorará de una bailarina pobre, a la que dejará embarazada. Tendrá que elegir entre el amor y continuar su carrera. En el excelente prólogo avisan de que es posible que pensemos que la historia de amor haya envejecido mal. Yo opino al contrario, se lee estupendamente a pesar de tener más de cien años y hablarnos de una época que ya no existe. Quizás porque el amor es algo que se repite en el tiempo. Me ha encantado. Desatendí mis estudios. Cuando volvía del teatro, Elise se sentaba en una silla y cosía. Yo escribía mis crónicas apoyado en la mesa situada a su lado, y me alumbraba con la tenue luz de la lámpara colgada del techo. Los artículos que escribía en ese momento eran totalmente distintos de aquellos primeros informes que me había visto obligado a redactar rebuscando entre la hojarasca de leyes y estatutos. Escribía sobre la animada escena política alemana o sobre las últimas tendencias literarias y artísticas en Europa. Componía cada una de mis…

Geoffrey Willans ¡Abajo el colejio!
Novela / mayo 11, 2017

Impedimenta, 2013. 112 páginas. Tit. Or. Down with Skool! Trad. Jon Bilbao. Si un libro de hace sesenta años sobre el colegio es capaz todavía de arrancarnos alguna carcajada, es que estamos ante un clásico. No todos los apartados han envejecido igual, pero se sigue disfrutando porque, por lo que parece, profesores y alumnos siguen manteniendo estereotipos a través de las décadas. Las ilustraciones de Ronald Searle, de lo mejor del libro. La traducción muy buena también, sólo le he encontrado un pequeño pero en el chiste del profesor de latín, pero por lo demás, excelente. Muy gracioso. Proposición: A los Profesores les Gusta Fardar. Demostración: Los chicos listos usan el ALAGO con los profesores desde tienpos inmemoriales. Cuando un profesor estrena zapatos nuevos, cosa que no es muy frecuente, el covista de molesworth-2 suele decir: «Como brillan señor parece que van a salir caminando solos». Mi método es decir: «Oh señor vaya señor por favor señor que corbata tan bonita señor». Entonces el profesor dice: «¿Te lo parece, molesworth?». De esta forma puedes por ejenplo librarte de un castigo y salir a jugar al fútbol. ¡ES UN TRUCO GENIAL! Tanbién es útil hacer que los profesores hablen de lo…

Tamiki Hara. Flores de verano.
Novela / junio 20, 2016

Impedimenta, 2011. 134 páginas. Tit. Or. Natsu no Hana. Trad. Yoko Ogihara y Fernando Cordobés. Desgarradores relatos de un superviviente de la bomba atómica. Un recordatorio de uno de los actos más atroces de la raza humana. A su calidad literaria se une su posición excepcional como testigo de un momento terrible. A lo largo del libro el autor hace referencia a los Patios de Armas del Este y del Oeste, que no eran sino grandes centros de reclutamiento e instrucción. Para prevenir los efectos devastadores de los ataques aéreos, una gran parte del personal militar se dedicaba a la apertura de cortafuegos por toda la ciudad. La mayoría de sus construcciones eran de madera y, por tanto, muy volátiles. El autor lo menciona en varias ocasiones y se detiene en la contemplación de los cambios inevitables que sufría Hiroshima por causa de los bombardeos. Además de intentar prepararse para minimizar los daños materiales, las autoridades ordenaron evacuaciones forzosas de niños a zonas rurales alejadas del centro y de los objetivos de los B-29 norteamericanos. Aquella decisión salvó muchas vidas pero, a la postre, dejó infinidad de huérfanos. Yasuko y Seiji, hermanos del narrador, Shózó, tienen a sus hijos evacuados…