Eloy Tizón. Velocidad de los jardines.
Cuentos / octubre 8, 2005

Editorial Anagrama,1992, 2004. 142 páginas. Disparo certero Cuando uno se enfrenta a un autor del que no sabe nada se arriesga a encontrarse cualquier cosa. Incluso un libro que te pega una patada a la cabeza y te deja temblando. Como éste. Segundo libro en poco tiempo de Anagrama que cojo de la biblioteca, empiezo a leerlo al ir a dormir, no lo hago hasta que lo acabo y me despierto con una sensación extraña. El otro fue -ya lo dije- éste y no se si desear o temer que se convierta en una costumbre. Los once cuentos (‘Carta a Nabokov’, ‘Los viajes de Anatalia’, ‘Los puntos cardinales’, ‘La vida intermitente’, ‘Escenas en un pic-nic’, ‘Villa Borghese’, ‘Austin’, ‘Familia, desierto, teatro, casa’, ‘En cualquier lugar del atlas’, ‘Cubriré de flores tu palidez’, ‘Velocidad de los jardines’) comparten el mismo lenguaje poético, de una calidad increíble para un -entonces- escritor nóvel. Y la obsesión con la muerte. De una manera extraña, me han dejado una sensación de déjà vu que acentúa el impacto emocional de los relatos. Una vez soñé, como en ‘los puntos cardinales’, con alguien que cepillaba los dientes a una mujer. En otro sueño viví en algún sitio…

Quim Monzó. Guadalajara
Cuentos / septiembre 16, 2005

Anagrama, 1997. 181 pag. Tit. Or. Guadalajara. Trad. Javier Cercas. Cabeza abajo Este libro lo compré por puro vicio. Lo tenía leído en castellano, en catalán y en su recopilación de cuentos. Pero por un euro no me iba a privar de llevármelo. Siempre lo puedo regalar a alguien. Hay autores que siempre se pueden releer; nunca cansan. Supongo que irá a gustos, a mi me apasiona Monzó. Lo adelanto: recomiendo su lectura desde ya. El libro se compone de 14 relatos divididos en 5 apartados. Me tomaré la molestia de dedicar unas líneas a cada uno. 1 Vida familiar En la familia de Armand es totalmente natural cortar un dedo de la mano como una especie de rito de paso a la pubertad. Hasta que ocurre un hecho sorprendente. 2 A las puertas de Troya ¿Era tan buena la idea del caballo de Troya? ¿Que pasaría si los troyanos decidieran no introducirlo en la ciudad? Las libertades Helvéticas Todo el mundo habla de Guillermo Tell, ese héroe, pero nada sabemos de su hijo, quizá más valiente que él. ¿Cuál será su punto de vista? Gregor Cuando, una mañana, el escarabajo salió del estado ninfal se encontró convertido en un…

Ignacio Vidal-Folch. Amigos que no he vuelto a ver.
Cuentos / agosto 27, 2005

Anagrama, 1997. 182 págs. Desencuentros Lo primero que leí de Vidal-Folch fue el libro de relatos ‘El arte no paga’, algunos de los cuales ya los había leído en la revista ‘Star’. Un libro tan corrosivo y divertido que me convirtió automáticamente en fan del autor. Leí su novela ‘La libertad’, y como recientemente a sacado la novela ‘Turistas del ideal’ decidí ponerme al día. ‘Amigos..’ es también una colección de relatos, pero no encontraremos aquí el humor ácido de ‘El arte no paga’. Aunque de tanto en tanto la sonrisa se asome en nuestra cara, la nostalgia y la melancolía son los colores dominantes. Una galería de retratos, de amigos desaparecidos, o muertos, o simplemente desencontrados. Desde el vecino y doctor en letras Arenís, hasta los compañeros de tertulia de Praga. Entre medio, un amigo oportunista, un ‘artista’ yonki, un admirador de McCartney, un moribundo Onetti… Empecé a leerlo cuando me metí en la cama, y no me dormí hasta que no lo hube acabado. Cuando me desperté, lo primero que me vino a la cabeza fue el recuerdo del libro; como si hubiera sido un extraño y sentimental sueño. En uno de los relatos el autor nos cuenta…

Denis Guedj. El teorema del loro.
Novela / agosto 23, 2005

Anagrama, 2000. 537 págs. Tit. Or. Le théorème du perroquet. Trad. Consuelo Serra. Decepción Soy un consumidor habitual de divulgación científica, sobre todo de matemáticas. Leo asiduamente la bitácora de Tío Petros -una de las mejores, si no la mejor, sobre este tema- y antes tenía una estupenda colección de autores como Gardner, Smullyan, Stewart, etcétera. Por desgracia los perdí todos en el incendio de mi biblioteca. Recuerdo que vi este libro en el Fnac, y tentado estuve de comprarlo; parecía atractivo. Lo encontré el otro día en la biblioteca, y me apresuré a llevármelo. No merecía las prisas. Ruche, un filósofo octagenario propietario de una librería de viejo recibe dos cartas de un amigo al que creía perdido, junto con un regalo sorprendente; una biblioteca con los mejores libros de matemáticas de todos los tiempos. Con él viven Perrette y sus tres hijos; los gemelos jonathan y Léa, y Max, que acaba de rescatar a un loro parlanchín de las garras de dos sujetos malcarados en el mercado de las Pulgas. La intriga en la que se verán inmersos deberán resolverla a través de la historia de las matemáticas. Parece interesante ¿no? Pues bien, no lo es en absoluto….

Roberto Bolaño. Entre paréntesis.
Ensayo / agosto 21, 2005

Anagrama, 2005. 366 págs. Autobiografía fragmentada Cuando tengo en mi pila algún libro que me apetece especialmente leer, intento retrasar el momento lo más que puedo. Un mes es lo máximo que he podido aguantar en esta ocasión. El libro, una colección de ‘ensayos, artículos y discursos’ tampoco es para devorar de un tirón, pero ha podido más la gula que la paciencia. Varias veces, en el antiguo cuchitril he confesado mi predilección por la prosa de Bolaño. Es difícil apartarse de lo bueno. He disfrutado de cada una de las páginas y no he sufrido empacho. La selección del más de un centenar de piezas que componen el volumen corre a cargo de Ignacio Echevarría, gran amigo de Bolaño, y abarca su producción entre 1998 -fecha de publicación de ‘Los detectives salvajes’- y 2003 -cuando murió-. Todas escritas ‘Entre paréntesis’ de su actividad literaria. Resulta sorprendente que en apenas cinco años escribiera tanto y tan bueno; además de libros como ‘Amuleto’, ‘Nocturno de Chile’, ‘Putas asesinas’, su gran obra 2666 y esta colección de artículos, columnas de prensa, conferencias y cuentos breves. Si en ‘La guerra contra el cliché’ Amis ejercía la profesión de reseñador de una manera profesional,…

Martin Amis. La guerra contra el cliché.
Ensayo / julio 19, 2005

Ed. Anagrama, 2003. 511 pág. Tit. Or. The war against cliché. Trad. Francesc Roca. ¡Esto es reseñar! Este libro fue mi regalo de San Jordi y poco tardé en empezar su lectura. Martin Amis es uno de mis escritores favoritos; el primer libro que leí de él fue también el que primero escribió; ‘El libro de Rachel’. Con ‘Dinero’ terminó de conquistarme. Todo lo que he leído de él me ha gustado, y alguno me ha maravillado: en ‘La flecha del tiempo’ consigue escribir toda una novela en la que el sentido del tiempo está invertido, va de atrás adelante, sin que parezca ciencia-ficción o realismo mágico. Con tales antecedentes, al descubrir que Anagrama había publicado un libro exclusivamente de reseñas literarias los ojos empezaron a brillarme. Apenas he podido aguantar a que me lo regalaran, y de paso aproveché para regalarme el libro ‘Entre paréntesis’ de Bolaño, de similar temática. Resumir el libro es tarea vana. Es una selección de reseñas que abarcan desde los primeros tiempos del escritor hasta las más recientes. Amis es honesto; no nos maquilla ninguna aunque su opinión cambie con el tiempo (así con Ballard, del que empieza diciendo pestes y acaba siendo un…

Valentí Puig. Complot.
Novela / junio 26, 2005

Ed. Anagrama, 1987. 219 pág. Democracia en Caotania Buscando, buscando, he encontrado esta página con algo de información del autor, al que no conocía de nada. Uno se fía de la editorial Anagrama, y hace bien, porque siempre se decubren cosas buenas. En Caotania, un país imaginario, ha muerto el dictador. Se avecina una transición a la democracia (cualquier parecido con la realidad hay que buscarlo con lupa), y ahí estará la intrépida y voluptuosa reportera Oda, recién estrenada en el periódico ‘La voz de Caotania’. Con una alegre inconsciencia se verá atrapada en el complot que da título al libro, donde personajes tan diversos como el profesor de sociología Peene, el anciano Asard, el jefe de gobierno Luengo o el revolucionario Stupat intentan llevársela al huerto -real y metafóricamente-. Cercano a los relatos de Patty Diphusa de Almodovar, o a la obra de Copi, aunque menos lisérgica, ‘Complot’ es una historia divertida que se lee con gusto y una sonrisa perenne en los labios. Humor inteligente que, aunque ochentero, ha envejecido muy bien. Recomendable. (Un día, un libro 76/365) Escuchando: ‘Big Shot’, Claire Bradley

Roberto Bolaño. Estrella distante.
Cuentos / junio 23, 2005

Editorial Anagrama. 2ª Ed. 2003. (1996). 167 páginas. Contar una historia Excelente. Su mayor virtud está en la capacidad de sintetizar la información (no sé porqué he recordado a Gabriel García Márquez, debe ser mi supina ignorancia). En 150 páginas es capaz de contar múltiples historias personales, todas ellas interesantes, de hacer un repaso de la historia chilena, de su poesía a lo largo de la historia central (la de un psicópata)… sin que pierdas el norte. Como todas las novelas, tiende a la cursilería cuando habla de personajes que tienen algunas cualidades admirables (¡¡¡perdón!!!)… pero no deja de ser peccata minuta ante la maravillosa cantidad de pequeños detalles que deja la obra. La primera de las claves es que el texto sea narrado en primera persona, ganando en profundidad. El resto deberían descubrirlas ustedes. Y yo sin hacer caso al bueno de Palimp… ¿seré idiota? (Un día, un libro 73/365) Escuchando: “Lo siento”. Belinda. “Quiero un arma de fuego”. Conexiones neuronales relacionadas con la corteza auditiva. La asiduidad de The Happy Butcher le otorga el derecho de ser considerado Posteador Residente de este blog. Gracias por tu colaboración y por mostrarte tan cauto con Bolaño, aunque tengo que decirte…

[*] Félix Azúa. Lecturas compulsivas.
Ensayo / junio 18, 2005

Editorial Anagrama, 1998. 312 páginas. ¡Todo el mundo a leer! Seguro que ustedes, amables lectores, se preguntarán ¿Pero es que este tío no lee nunca ensayos? Pues sí, sí que los leo, lo que pasa es que da la casualidad de que no tengo ninguno en mi lista por leer. Así que, para meter un poco de variedad a la bitácora, decidí acercarme a una biblioteca y chafardear un poco a ver que caía. Por desgracia, las bibliotecas en Barcelona dan un poco de pena, porque son librerías pequeñas, de barrio, y no se suele encontrar mucha cosa. Cuando era un recién llegado a Barcelona venía con la ilusión de que si en una ciudad pequeña había una biblioteca pequeña, en una ciudad granda habría una biblioteca grande. Pues no. En una ciudad grande hay muchas bibliotecas pequeñas. También hay alguna grande pero en esas no te puedes llevar el libro a casa, con lo que no cuentan. Total, que poca cosa había, pero, fijate por donde, me encontré con este libro que viene que ni pintado para esta bitácora. A Félix de Azúa lo descubrí, precisamente, en una pequeña biblioteca de barrio de Barcelona (o sea que tan malas…