M.C. Mendoza. Adorando a un Dios desconocido.

diciembre 6, 2005

Autoedición virtual. 536 páginas.

MendozaAdorando
Original discípula de Nietzsche

Hace ya algún tiempo que mi amiga Magda me envió el link al manifiesto porl a cultura libre. Reconozco tener sobre el tema sentimientos encontrados. Por un lado, soy un ferviente defensor de la cultura libre. Esta bitácora y el por ahora sin concretar proyecto liblit son muestra de ello. Pero por otro lado, creo que muchos -no todos, evidentemente- están confundiendo cultura con entretenimiento, distinción que recoge este fragmento leído en flaneuse de este interesante artículo. La prueba es que hay muchos sitios donde se puede obtener ‘cultura libre’ y que están bastante vacíos. Y muchos otros donde podemos encontrar libros totalmente gratis. Como éste.

María Covadonga Mendoza Abad, además de mantener junto con otras colaboradoras un blog de reseñas literarias lleva mucho tiempo publicando on-line diferentes novelas. Le pedí una copia de esta novela y tuvo la amabilidad de enviármela por correo.

La novela nos narra las aventuras de Sigrid Halvorsen, una supermujer decidida, por influencia por Nietzsche, a no seguir más moral que la suya propia. En sus propias palabras:

La proposición de pensar por uno mismo era el colmo de la subversión para los abotargados y los gregarios que dominaban el planeta; pero para mí se convirtió en la única religión verdadera. Si tenía que adorar a algo, sería a un Dios Desconocido.

La historia arranca cuando Sigrid descubre que su hermano Sigurd, con el que está muy unida, se ha casado sin decirle nada. Y lo que es peor, con una mujer encantadora que la aprecia mucho y a la que es imposible odiar. Un antiguo novio casado con una insoportable mujer, una antigua compañera -y enemiga- de colegio, un enamorado bastante pacato y una vecina que odia a los hombres pero sigue siendo víctima de ellos completan el cuadro de los personajes principales.

Me suele gustar mucho ir a ver obras de teatro de grupos que empiezan. Se que la producción no estará bien cuidada, y que de vez en cuando me tragaré bodrios infumables, pero lo más habitual es encontrar obras de una calidad más que aceptable, y un cierto ‘espíritu’ que no se encuentra en teatros más profesionales. Un poco como las bitácoras; al no tener que rendir cuantas a nadie los artículos tienen una frescura que muchas columnas de periódicos no tienen.

Como esta novela. Quizá al estilo le hiciera falta algún pulido y le sobren algunas páginas, pero la historia engancha y es imposible no cogerle cariño a esa supermujer que va de inmoral y rompedora pero en el fondo es un cacho de pan con patas. No será el próximo Planeta ( 😉 ) pero se lee con gusto (a pesar de lo incómodo de leer una edición electrónica). Y gratis.

(Un día, un libro 240/365)
Escuchando: Nosso amor de tanto tempo. Márcio Faraco

4 comentarios

  • Maricela Lemus septiembre 10, 2007en12:14 am

    Me encantaria leer este libro y quisiera saber si puedes enviarme la edición electrónica, te lo agradecería mucho.
    Saludos.

  • Palimp septiembre 13, 2007en8:44 am
  • MCMendoza septiembre 20, 2007en8:37 am

    NO lo tengo en descarga aún, pero me lo puedes pedir por mail. Además, es la nueva versión, corregida de hace unos días jaja, no la que leyó Palimp, que era algo más larga y más chapucilla…

  • Palimp septiembre 24, 2007en11:40 am

    Que pena no haber tenido la versión buena…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.