Javier Pérez Andújar. Todo lo que se llevó el diablo.

junio 18, 2014

Javier Pérez Andújar, Todo lo que se llevó el diablo
Tusquets, 2010. 302 páginas.

Con esta novela acabo, para mi desgracia, con todas las obras de ficción del autor. En esta ocasión cambio completo del ambiente, ya no estamos en la Barcelona más o menos contemporánea, sino en 1935, observando de cerca las Misiones Pedagógicas.

En los montes de la España profunda se encontrarán jóvenes maestros llenos de ilusión por difundir la cultura, un joven lobero buscando a su tío, un chófer que se convertirá en dibujante de tebeos, curas, alcaldes, cameos de famosos, el pueblo todo…

La historia se alterna muy brevemente con el presente, cuando Paco Castañón viaja hasta Bruselas para recuperar una colección de cintas grabadas por Arcos Paulín, un dibujante español que firmaba con el seudónimo de Paul d’Arc.

Tiene este libro un defecto y muchos aciertos. El fallo es que tiene poca sustancia narrativa, la historia es un esqueleto donde ir colgando reflexiones que pese a estar ambientadas hace más de cien años siguen estando de actualidad, historias populares y mostrar con erudición y profundidad la historia de las Misiones Pedagógicas. Los aciertos son todos los demás.

Al igual que me pasó en sus otros dos libros, uno tiene ganas de subrayar frases y párrafos casi a cada página. La defensa de la educación del pueblo, el ataque a las clases acomodadas que intentan mantener sus prebendas, es el mismo mensaje que tenemos ahora en la calle. Javier Pérez Andújar piensa mucho y piensa bien, y, por suerte, está del lado de los desfavorecidos, lo que hasta que la policía del pensamiento nos lo cambie se sigue llamando ser de izquierdas.

Incluso los breves hilos de la trama que hilvanan el conjunto son de buena calidad. Incluye un apéndice con documentación de sus fuentes, del que destacaría la mención al dibujante ficticio Arcos Paulín, que según el autor aparece mencionado en un libro de la editoral ladyfilstrup, seguramente referencia a la bitácora de Los burgomaestres, que antes de su tercera temporada se dedicaban a historiar el tebeo. También las referencias a las películas de Val del Omar que son de difícil acceso por vías comerciales, aunque por suerte por otras vías pueden encontrarse con facilidad (esto lo digo yo, no el autor).

Más reseñas aquí: Todo lo que se Llevó el Diablo, de Javier Pérez Andújar y Todo lo que se llevó el diablo de Javier Pérez Andújar. Viva la cultura.

Extractos:
¡Qué niña! ¡Leer libros! ¡Leer libros!, dijo. ¡Tú te crees que todo el mundo es como tú y sólo piensa en leer libros! ¡Leer libros! ¡Si al español lo que de verdad le gusta es tocar el tambor!


Y aun sin nombre, cuando ya fue capaz de sujetar un cuadernillo, el abuelo le llevó a las escuelas que encontraba por aquellos pueblos. Velasco Flaínez, tu abuelo no ha podido darte leche materna, pero un poco de instrucción sí que será capaz de proporcionarte, y lo que hoy aprendas jamás nadie podrá quitártelo. Las letras, los números, las cuatro reglas, los libros, los cuadernillos, un lápiz, eso nadie tiene derecho a negártelo porque hayas nacido entre las barrancadas de una sierra. Cuando aprendas a leer, algún día te encontrarás escrito que no hay mejor escuela que la sombra de un árbol; sin embargo, es preciso conocer el abecedario para llegar a esas conclusiones. Verás, nieto, que en estos campos hay pocas escuelas; pero comprende que no pueden hacerse muchas escuelas si aún no se ha empezado a hacer maestros.


Pero esas cosas no te las puedes tomar a chunga, contestó Maruja. El Gobierno ha dejado de crear plazas de educación primaria. En las facultades, los falangistas vacían los libros para meter las pistolas. Una bala vale para ellos más que una página. Una pistola, más que una pluma. Tu cinismo es una risa de superioridad. Sólo se puede ser cínico cuando se sabe que no le va a faltar a uno un plato de comida. Los monstruos existen, Reposiano, pero dan miedo, no dan risa.

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.