Jasper Fforde. El caso Jane Eyre.

junio 21, 2010

Ediciones B, 2007. 350 páginas.
Tit. Or. The Erye affair. Trad. Pedro Jorge Romero.

Jasper Fforde, El caso Jane Eyre
Meterse en la trama

Todos los comentarios que había leído sobre esta obra eran elogiosos, y tenía la pinta de ser el tipo de ciencia ficción que me gusta. Tengo tanta suerte que me regalaron los tres editados hasta ahora para mi cumpleaños (de hace dos años), y me los leí de inmediato.

El mundo en el que se mueve Thursday Next es, como mínimo, peculiar. La clonación de animales es bastante habitual, un departamento de policía se encarga de las criaturas de la noche y los libros se protegen tanto que también hay una brigada dedicada a investigar los asuntos relacionados con ellos. Porque en este mundo el peligro no viene sólo de los plagios y los falsos manuscritos; hay quien se introduce en la trama de los libros y cambia las historias.

De los tres es el que más me ha gustado, el más redondo. Una buena reseña la pueden encontrar aquí: El caso Jane Eyre y mi recomendación: si tienen que empezar por uno de los libros de Fforde, empiecen por éste.

Descárgalo gratis:

Fforde, Jasper – Thursday Next 01 – El Caso Jane Eyre-doc.zip

(Te hará falta el programa EMule)


Extracto:[-]

Se detuvo y recogió el palo que el considerado Pilot le había traído en lugar del conejo que no podía atrapar.

—Comprenda, me puedo mover a cualquier punto del libro que desee, de inmediato y regresar a voluntad; las mejores partes de mi vida se encuentran entre el momento en que declaro mi amor verdadero a esa adorable niña endiablada y el momento en que el abogado y el tonto de Masón se presentan para arruinar mi boda y revelar a la loca del ático. Ésas son las semanas a las que más regreso, pero también voy a los malos momentos… porque sin una vara de medir a veces los mejores momentos se dan por supuestos. En ocasiones fantaseo que hago que John los detenga en la puerta de la iglesia y los retrase hasta que la boda termine, pero iría en contra de cómo debe ser.

—Por tanto, ¿mientras hablo con usted aquí…?

—… también conozco ajane por primera vez, la cortejo, luego la pierdo para siempre. Incluso ahora mismo la veo a usted, de niña, con expresión de miedo bajo los cascos de mi caballo…

Se palpó el codo.

—Y también siento el dolor de esa caída. Por tanto, verá que mi existencia, aunque limitada, no carece de sus ventajas.

Suspiré. Si la vida fuese así de simple; si uno pudiese saltar a las partes buenas y saltarse las malas…

—¿Ama a algún hombre? —me preguntó Rochester de pronto.

—Sí; pero hay mucho mal aire entre nosotros. Acusó a mi hermano de un crimen que yo consideré injusto poner sobre los hombros de un muerto; mi hermano nunca tuvo la oportunidad de defenderse y las pruebas no eran muy sólidas. Me resulta difícil de perdonar.

—¿Qué hay que perdonar? —exigió Rochester—. Haga caso omiso del perdón y concéntrese en vivir. Para ustedes la vida es corta; demasiado corta como para permitir que pequeños problemas destruyan una felicidad que sólo será suya durante un breve momento.

—¡Por desgracia! —respondí—. ¡Está comprometido para casarse!

—¿Y eso qué importa? —se burló Rochester—. ¡Probablemente sea alguien tan inadecuado para él como Blanche Ingram lo es para mí!

Pensé en Daisy Mutlar y efectivamente parecía haber grandes similitudes.

5 comentarios

  • Dibiase junio 21, 2010en10:45 am

    Intenté leer el primero y no pude con él. En parte creo que se trata a la pésima traducción. Parece mentira que se saque al mercado un libro tan mal traducido, buf.

  • Palimp junio 21, 2010en1:04 pm

    No lo sé, no soy competente para saber si la traducción es buena o no. En principio el traductor debería tener solvencia.

  • Dibiase junio 21, 2010en1:27 pm

    Yo no soy traductor, pero sé inglés. Y comparándo las dos versiones, es obvio que la española queda totalmente desvirtuada.

  • Palimp junio 21, 2010en4:44 pm

    Pues me dejas helado. Una pena no poder disfrutar de la versión original, y pensaba que Pedro Jorge Romero tenía suficientes tablas como traductor como para hacer un buen trabajo.

  • dibiase junio 22, 2010en12:09 am

    No pretendo meterme con PJ Romero, no he seguido su trabajo. Sólo sé que en esta ocasión la cosa no le salió precisamente bien.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.