Ignacio Echevarría. Trayecto.

enero 31, 2006

Editorial Debate, 2005. 329 páginas.

Trayecto
Hacer de la reseña un arte

Comencé este Cuchitril con modestia; no soy escritor ni erudito y apenas sabía como me iba a salir de ésta. 280 reseñas después todavía sigo modesto, aunque al menos veo que he sobrevivido. Con la intención de ver como lo hacen los que de verdad saben del tema he leído La guerra contra el cliché y Entre paréntesis. Cuando leí en el excelente blog El lector a la sombra sobre la existencia de este libro corrí raudo a comprarlo.

El volumen recoge más de setenta reseñas publicadas entre 1990 y 2005. La amplitud del periodo de tiempo abarcado permite que el resultado sea una radiografía de la actual narrativa contemporánea española. La colección de reseñas está precedida por un prólogo que es toda una declaración de intenciones y un modelo a seguir por cualquiera que quiera dedicarse a reseñar y está cerrada por una sección de ‘Calas’ -seis breves artículos sobre literatura.

Como dice Francisco Herrera que dice Gándara que dice de Echevarría, la reseña es un género obligado a provocar y estimular. Echevarría lo consigue dándonos, de paso, una excelente visión de conjunto sobre el estado de la literatura en nuestro país. Mucho más constructivo que los ataques de La fiera literaria e igualmente efectivo.

Cuando empecé a leerlo pensaba dosificarme las reseñas. Leer, quizás, de diez en diez, o de veinte en veinte. Pero cuando empecé ya no pude parar hasta el final del libro. Me ha alegrado coincidir en gustos, me ha descubierto autores que prometen y me ha avisado sobre algunos que es mejor dejar de lado. Y sobre todo me ha enseñado lo que es escribir una buena reseña. Gracias, lector, por la recomendación.

(Un día, un libro 295/365)
Escuchando: The sea below. Jet Lag.

4 comentarios

  • Magda febrero 1, 2006en12:59 am

    Trayecto, de Ignacio Echevarría, me gustó mucho. El prólogo del autor es excelente, y de todas las reseñas se aprende mucho.

    A Echevarria le tengo especial afecto, quizá por lo duro que le ha tocado vivir en determinados momentos por decir verdades que no siempre son recibidas con entendimiento o comprensión, o quizá sí, por eso se rechaza la presencia de una escritura que desvela.

    Me parece que Ignacio Echevarría es una persona comprometida con lo que escribe, y esto ya es maravilloso, además de la parte significativa de sus letras.

  • Vigo febrero 1, 2006en1:01 am

    Como dice Palimp que dice Francisco Herrera que dice Gándara que dice de Echevarría, la reseña es un género obligado a provocar y estimular. Esto a parte de ser correcto, tuvo su gracia.
    Echaré un vistazo a esos de La fiera literaria, para juzgar esa revista por mi mismo.

  • Herri Otrow febrero 4, 2006en1:30 pm

    Como dice Echevarría la reseña ha de provocar y estimular pero como bien dice Magda esto le ha llevado a situaciones difíciles, la «penúltima», su crítica aparecida en Babelia sobre la última novela de Atxaga «El hijo del acordeonista», hizo que este periódico le vetara sus reseñas, esto creó una polémica bastante conocida; Yo que había disfrutado con otras novelas de Atxaga no pude terminar esta (antes de la publicación de la reseña de Echevarría), pero el problema no es la incomprensión o no de lo que dice Echevarría o de a quien critica, en este caso la citada novela era la apuesta de esa temporada de una gran editorial (Alfaguara), y eso es lo que duele más hoy día (money, money, moneyyyyyyy…….)

  • Palimp febrero 9, 2006en10:39 pm

    Esa disputa aparece en el libro y dice mucho a favor de Echevarría y muy poco de sus editores. Encontrar hoy en día una persona comprometida con sus ideas es muy difícil, y gente como Echevarría te reconcilian con la raza humana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.