Gianni Rodari. Contes per telèfon.

mayo 1, 2005

El placer de volver a ser niño

No puedo poner editorial, ni número de páginas (creo recordar que rondaban las 170), porque ya lo he regalado. Es un libro que vi en casa de unos amigos, hojeé algunos cuentos, y pensé que era el regalo perfecto para un amigo mío «de casi toda la vida» al que quiero muchísimo. Sí, es un libro infantil y podría decir que sigo manteniendo la ilusión de un niño, o, como decía Cortazar, que los que de niños que fuimos un poco viejos, de viejos somos un poco niños. Pero nada de eso, lo que pasa es lo que dice mi madre; que no he madurado y que soy un infantil.

Si en un post anterior comentaba que el cuento no es un género fácil, el cuento infantil todavía lo es menos. No es suficiente con escribir como si te hubieran quitado la mitad del cerebro; los niños no son tontos. Y si queremos encontrar cuentos universales, de esos que fascinan tanto a niños como adultos, andamos buscando quimeras.

Pero Rodari lo consigue. Sus cuentos pueden leerse a cualquier edad (y leerselos a alguien de cualquier edad), que todo el mundo les encontrará su gracia. Son cuentos sin moraleja pero con un espíritu muy definido; como dice la contraportada del libro, respiran optimismo. Son cuentos originales, algo surrealistas y muy, muy animosos. A uno le da alas su lectura y, por qué no, disfruta del placer de ser niño otra vez. Y no me resisto (ignoro si infrinjo derechos de autor, en ese caso, lo quito) a transcribir el último cuento del libro:

Al principio, la tierra estaba toda equivocada; hacerla mas habitable fue un trabajo que no veas. Para pasar los ríos no había puentes. No había caminos para subir a las montañas. ¿Que te querías sentar? No había ni la sombra de un taburete. ¿Que te caías de sueño? No había camas. Para no picharse los pies no había zapatos ni botas. Si veías poco, no encontrabas gafas por ningún sitio. Para jugar al futbol no había pelota, faltaba la cazuela para hervir los macarrones y, además, no había macarrones. No había nada de nada. Cero sobre cero. Sólo existían los hombres, con dos brazos para trabajar, y así, las cosas más necesarias, las fueron arreglando. ¡Pero quedan tantas cosas por corregir todavía!. ¡Venga, a arremangarse los brazos que hay faena para todos!

(Por cierto, en traducción libre, porque el libro está en catalán que, aunque no domino mucho todavía, para traducir esto creo ‘que m’en surt surto’)

Un buen libro para leer, contar, explicar y compartir.

(Un día, un libro 20/365)

7 comentarios

  • Cristina mayo 1, 2005en7:11 pm

    ¡¡Me encantó en su día estos «Cuentos por teléfono»!! Luego los recordé gracias a Otis… Coincido paraule per paraule con todo lo que dices de ellos… Yo no recuerdo apenas ninguno en concreto, pero sí que han creado una pequeña niebla en mi hintergrund (no sé cómo explicarlo… están ahí, detrás, a modo de colchón…) Son como una pátina de ingenuidad…

    Bueno, lo dejo que me lío.
    No sabes el sonrisón que me has arrancado cuando vi el título del post!

  • Palimp mayo 2, 2005en1:17 pm

    Pues no sabes lo que me alegro. Yo tampoco recuerdo muchos, sólo el espíritu general, y que es un autor al que hay que ponerle un detective.

  • MeZKaL mayo 3, 2005en7:01 am

    Me suena muchísimo de haberlo leído cuando era pequeño.

    Recuerdo algo así como que el padre, que está de viaje o algo, le cuenta a su hija cada noche un cuento por telefono. Es ese?

    – Clase de catalán acelerada:
    LA REGLA:
    Primera persona del verbo Sortir (Salir): Surto
    LA REALIDAD: (Forma de pronunciación según región)
    Català central(barcelona): Surtu
    Català Occidental(lleida): Surto
    Català Oriental(balearic): Surt
    Valencià: Surte
    Rosellonès(Catalunya nord): Surti

    Teniendo en cuenta tus influencias deberías haber puesto: «Crec que m’en surto».

    Ya se que no viene a cuento, pero es que no puedo acceder a mi web desde este motel y me sobraba tiempo XD

  • Palimp mayo 4, 2005en8:53 am

    Gracias por la corrección. Algún día aprenderé y todo…
    Efectivamente, el libro es de un padre que cuenta cada día un cuento a su hija por teléfono. De ahí que sean cortos: para no gastar mucho. 😉

    Tengo unas placas solares que no van…

  • lucas septiembre 22, 2007en9:10 pm

    jo no busco esto llo busco los cuentos?
    ambree

  • Palimp septiembre 24, 2007en2:36 pm

    Pues aquí no están.

  • anna marzo 4, 2010en6:11 pm

    ami me a gustado muco el libro i a todos mis amigos por eso en la escuela emos echo um trabajo sobre el. Emos ech diferentes grupos i cada grupo a escrito un cuento o mas i entonces muestra profesora nos lo a corregido i lo emos colgado en internet.
    Mientras aciamos el cuento nos lo emos passado mui bien.

    Gracias por leer este escrito a si vosotros en la escuela tamvien aveis echo una csa de gi Gianni Rodai echplicamelo atraves de mi messenger porfavor estoi mui interesada en la informacion que vostoros me podreis dar sobre el a pero tambien podeis ablarme de otras cossa por el correo electronica

    Gracias espero que me envieis algun meil

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.