Gemma Pellicer y Fernando Valls (Ed). Siglo XXI, Los nuevos nombres del cuento español actual.

septiembre 30, 2011

Menoscuarto, 2010. 620 páginas.
Gemma Pellicer y Fernando Valls (Ed), Siglo XXI, Los nuevos nombres del cuento español actual

Después de leer este año varias antologías, por fin encuentro una con cara y ojos, sin altibajos. La lista es la siguiente:

Carlos Castán, El pozo
Ángel Zapata, Mientras dicen adiós
Javier Sáez de Ibarra, Una ventana en Via Speranzella
Ángel Olgoso, Gabinete de maravillas
Hipólito G. Navarro, ¿El tren para Irún, por favor?
Berta Vías Mahou, El demonio vive en Lisboa
Cristina Grande, Arañas e insectos
Manuel Moyano, Hojas amarillas
Esther García Llovet, Cañón
Pablo Andrés Escapa, Cielo distante
Pepe Cervera, Como un hombre que sobrevuela el mar
Ernesto Calabuig, Una nueva manera de mirar
Juan Carlos Márquez, Carniceros, prostitutas (otra vez) y tenientes
Víctor García Antón, Un tigre de Bengala
Ismael Grasa, Mecedoras
Jesús Ortega, El zurdo
Julián Rodríguez, Muerte
Berta Marsé, Gran Noche de Gala
Fernando Clemot, Levante
Miguel Ángel Muñoz, Ambulancias
Cristina Cerrada, El efecto Coriolis
Ricardo Menéndez Salmón, La vida en llamas
Pilar Adón, La porción de tarta
Óscar Esquivias, Miedo
Ignacio Ferrando, Roger Lévy y sus reflejos
Jon Bilbao, Después de nosotros, el diluvio
Patricia Esteban Erlés, Línea 40
Juan Jacinto Muñoz Rengel, El sueño del monstruo
Andrés Neuman, El pulso
Miguel Serrano Larraz, Shaman’s Blues
Irene Jiménez, En la calle
Elvira Navarro, Expiación
Lara Moreno, Recuerdos para Olga
Daniel Gascón, El abuelo
Matías Candeira, La soledad de los ventrílocuos

Variedad y buen gusto: no todos los relatos son excelentes, pero no hay ninguno malo, y el preferir uno u otro es más cuestión de gustos que otra cosa. Hay otras antologías con más fama, pero de peor calidad. Uno no entiende mucho de entresijos editoriales. Ignoro si cuando un antologista prepara una selección debe pagar el peaje de ser de tal o cual grupo editorial. Pero en este caso da la sensación de haber tenido una libertad total.

Si quieren conocer como está el panorama actual del cuento, éste es su libro.

Calificación: Muy bueno.

Un día, un libro (30/365)

Extracto:
Criterios para armar una antología
Toda selección de textos literarios, si resulta bien armada, debería aspirar a recoger un conjunto de voces distintas capaces de componer una cierta melodía de época que, además, fuera pluritonal; llegar a presentar formas y variaciones de imágenes y pensamientos posibles en torno al momento en que nos ha tocado vivir; de discursos que se solaparan y complementasen, alentándonos a plantear una cierta visión e interpretación del presente.
El título y subtítulo de esta recopilación de relatos alude, por tanto, al momento actual en el que los autores han realizado la mayor parte de su obra, y además se propone llamar la atención, no sin cierto énfasis, en torno a los cambios y novedades dentro del género que haya podido acarrear consigo la nueva centuria, tanto con respecto a la nómina de escritores, como a las posibilidades expresivas de abordar la materia narrativa. Nos ocupamos en estas páginas sólo de aquellos autores españoles que escriben en castellano, lo que nos ha llevado a incluir con absoluta naturalidad a Andrés Neuman, nacido argentino, nacionalizado español y vecino de Granada, donde se ha formado como persona y escritor. Estamos convencidos de que habría que empezar a borrar definitivamente las barreras nacionales e ir pensando en elaborar una historia literaria que estuviera sustentada en la lengua. Aun así, esta empresa debería apoyarse en un empeño común que se extendiera de Estados Unidos y México a la Argentina y España; alentándose, en suma, desde todos los países de habla hispana. Hoy por hoy, sin embargo, no parece que se trate, en la práctica, de una idea predominante.2
Así las cosas, lo primero que percibirá el lector es que no nos hemos propuesto realizar una antología generacional, ni que tampoco se trataba de ofrecer una muestra de autores jóvenes, pues el más veterano, Carlos Castán, nació en 1960, mien-
tras que Matías Candeira, el benjamín, llegó al mundo en 1984. Antes bien, quisimos proporcionarle al lector un estado de la cuestión, un panorama acerca de los nuevos nombres del relato español actual. Quizá se entienda mejor nuestra propuesta si se considera que toma como punto de partida la recopilación que Juan Antonio Masoliver Rodenas elaborara junto con Fernando Valls (ios cuentos que cuentan, Anagrama, Barcelona, 1998), aunque también hayamos tenido en cuenta la aportación de Andrés Neuman (Pequeñas resistencias. Antología del nuevo cuento español, Páginas de Espuma, Madrid, 2002), acaso por ser la que nos parecía más representativa y lograda de entre las muchas que se han ido publicando en lo que llevamos de siglo. En definitiva, hemos intentado partir de ellas y continuarlas, a la vez que procurábamos alejarnos de los autores y piezas allí representadas, e incluso de algunos de sus criterios de selección, tal y como podrá apreciarse. Si, además, repasamos otras compilaciones publicadas durante las tres últimas décadas, aquellas que en particular parecen haber tenido una mayor incidencia con el paso de los años, como las de Ángeles Encinar y Anthony Percival (Cuento español contemporáneo, Cátedra, 1993), Fernando Valls (Son cuentos. Antología del relato breve español. 1975-1993, Espasa-Calpe, Austral, Madrid, 1993) y José María Merino (Cien años de cuentos. 1898-1998. Antología del cuento español en castellano, Alfaguara, Madrid, 1998), puede observarse un cultivo constante y una continuidad dentro de la narrativa breve; aunque también una cierta renuncia, pues no resulta infrecuente que narradores bien dotados para el relato abandonen el género para dedicarse en exclusiva al cultivo de la novela.
En Siglo XXI. Los nuevos nombres del cuento español actual hemos incluido la obra de autores que, al menos, hubieran publicado un libro de relatos.[…]

3 comentarios

  • canon45 septiembre 30, 2011en9:57 am

    Te ha faltado destacar a tus favoritos: Matías Candeira, Juan Carlos Márquez, Jon Bilbao, Ángel Zapata. ¡El canon! Es ya la costumbre. Bueno, otra vez será, seguro que no te faltan ocasiones.

  • Palimp septiembre 30, 2011en2:35 pm

    No oculto mi admiración por Candeira, y aunque he leído pocos cuentos de Juan Carlos Márquez todos me han gustado. Pero todavía tengo pendiente leer algún libro de cuentos de Jon Bilbao y Ángel Zapata, así que mal pueden llamarse mis favoritos.

  • María G. octubre 2, 2011en10:21 am

    Canon45, no serás uno de los que nombras,no? Porue en todo caso sólo has logrado hacerles publicidad..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.