Carlos Maza, Salvador Alario e Iván Humanes. 101 Coños.

febrero 23, 2009

Asociación cultural Grafein, 2008. 144 páginas.
Ilustraciones de Vanesa Domingo

101 Coños
Exquisita variedad

Es una suerte conocer en persona a Iván Humanes, uno de los autores de este excelente libro, lo que me ha permitido no pasarlo por alto. 101 coños hace honor a su título; 101 piezas breves alrededor del sexo femenino. Microrelatos, piezas poéticas, reflexiones en prosa; textos cuidados que van más allá de la provocación alcanzando -perdón por el chiste involuntario- una profundidad insospechada.

No diré que todos son magníficos -entre tantos de todo tiene que haber- pero muchos lo son, y en general son muy buenos. Las ilustraciones acompañan muy bien y el libro se convierte en una pequeña obra de arte, muy bien editada.

Al final tienen una mínima selección para que se hagan una idea. Mis elogios son sinceros y no tiene nada que ver mi amistad con uno de los autores. Al revés, cuando presté el libro a un amigo mío me lo devolvió diciendo ¿De verdad conoces a uno de los escritores?. Siempre que cuento alguno de estos textos el público los recibe muy bien.

Seguro que todavía puede encontrarse. Búsquenlo, merece la pena.


Extracto:[-]

—¡Ábrete, Sésamo! —dijo Alí. Y el coño se abrió. Lunas después ella le confesaría que habían sido bastantes más de cuarenta los ladrones en entrar antes ahí.

Con Internet llegó también la democracia a la contemplación, rápida y sin contem­placiones. Claro está que no es lo mismo verlo en la pantalla de un ordenador que delante de uno, vivito y coleando, como quien dice; poder olerlo, acariciarlo, probarlo. Y el mecanismo de la excitación no depende tanto del «elemento privado» en particular, o al menos no en su mayor parte, sino de la circunstancia que rodea su aparición. Les pongo un ejemplo y prometo dejarles en paz: hace unos días estaba esperando la salida de mi avión en el Tegel de Berlín cuando se sentó enfrente de mí una joven de unos veinte y pocos. Llevaba una falda algo corta y cuando separó las piernas observé que no llevaba ni tanga ni bragas. La luz en el aeropuerto era diáfana y la distancia entre ella y yo corta, de modo que pude observar claramente aquel cono depilado contrayéndose mientras ella comía un bocadillo. Los días anteriores los había pasado en compañía de una amiga berlinesa y he de decir que no había tenido poco sexo, al contrario, mucho y bueno. Pero en aquel momento tuve que meterme en uno de los servicios del aeropuerto y masturbarme. Hoy es el principal recuerdo de mi viaje y, por supuesto, el que cuento a todo el mundo.

Eva le dio a Adán la manzana con que la serpiente pretendía tentarlo, pero él prefirió el higo.

Los oiremos pasar, los verás pasar, y trenzaremos piernas, liaremos brazos y uniremos sexos, haciendo nacer de la nada el árbol milenario. Ellos se posarán en nuestras ramas (tejemos mundos, no lo olvides; ellos unen aire). Los monos que duermen en las copas del árbol saldrán del sueño y a mordiscos querrán destrozar a las aves celosas. Cada segundo se ajustará a sus graznidos, si somos débiles: el follaje entristecerá. Nos mirarán. Seremos dos y ellos. Y esperaremos a que se vayan y nos dejen otra vez solos, con los monos —vigilantes eternos— durmiendo el universo, para que tú y yo construyamos un árbol más grande, para que del árbol nazca una selva inmensa bien enredada, infinita, que cubra el mundo de negro, tape el cielo, y cante nuestra victoria sobre el vuelo cruzado de las aves.

5 comentarios

  • LetrasNegras febrero 23, 2009en5:04 pm

    Suena interesante, preguntaré en mi librería de confianza.

  • Palimp febrero 23, 2009en8:32 pm

    Que tengas suerte 🙂

  • panta febrero 23, 2009en11:00 pm

    He visto que has comenzado el útimo de Hofstader, confieso que había votado un par de veces para que lo comenzaras, a mí me da un poco de pánico; aunque lo miro de cuando en cuando con cariño : ahí está en la estantería durmiendo junto a su hermano mayor ‘EGB un eterno y grácil bucle’.
    A ver si me animas.
    Saludos

  • IHB febrero 24, 2009en12:44 am

    Querido, la suerte es mutua. Muchas gracias. Seguro que algunos breves en tu boca, saben mejor. 😉 Abrazos.

  • Palimp febrero 24, 2009en7:48 pm

    Lo que llevo leído es como para animarse, aunque se ha colado otro libro por en medio.

    IHB, de nada. Un abrazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.