Bret Easton Ellis. American Psycho.

agosto 22, 2007

Ediciones B, 1991. 470 páginas.
Tit. Or. American Psycho. Trad. Mariano Antolín Rato.

Bret Easton Ellis, American Psycho
Psicópata de Armani

La primera obra que leí de Bret Easton Ellis fue Menos que cero, sin conocer nada del autor, sólo porque estaba en la biblioteca y estaba publicada por Anagrama. Conocía de oídas -cosas de ser lector de El víboraAmerican Psycho pero no pude leerlo hasta que llegué a Barcelona y me lo prestó mi compañero de piso. El esclavo lector me ha proporcionado la ocasión de releerlo.

Patrick Bateman es un joven ejecutivo a la última. Conoce a la perfección como hay que vestirse, cuales son los sitios de moda y que grupos hay que escuchar. También es un asesino en serie que viola, tortura y mata a sus víctimas.

No es de extrañar que causara sensación en su momento. La descripción de los crímenes es cruda y sin concesiones. Pero, a diferencia de lo que pensé leyendo Tentativa me parece que su uso es totalmente correcto y el resultado una novela de altura.

No estoy de acuerdo con la frase de la contraportada que advierte:

Patrick es un ciudadano cualquiera de una ciudad cualquiera de Occidente. Patrick es uno de los nuestros.

Pues será de los tuyos, porque la vidorra a base de gimnasio, fiestas, coca, modelos y trajes de alta costura no se da mucho en mi entorno. De ahí a deducir que la carencia emocional de Patrick pueda estar relacionada con su modo de vida, y que los ejecutivos no tienen sentimientos sólo hay un paso.

Pero el libro también admite otras lecturas, incluso la posibilidad de que todos los crímenes no sean más que imaginaciones de una mente enferma. En cualquier caso un libro que recomiendo -por algo lo he leído dos veces- y veremos como resultan los otros dos que tengo por leer del autor: Las leyes de la atracción y Lunar Park.

Escuchando: Duro Y Potente. Banzai.


Extracto:[-]

Elizabeth se lo está haciendo con Christie. Las dos están desnudas en mi cama, con todas las luces de la habitación encendidas, mientras yo estoy sentado en la silla Louis Montoni junto al futón, observándolas atentamente, variando la posición de sus cuerpos. Ahora hago que Elizabeth se tumbe de espaldas y levante las piernas, separándoselas todo lo que puede, y luego empujo a Christie por la cabeza hacia abajo y hago que le lama el coño —no que se lo chupe, que se lo lama como un perro con sed— mientras le manosea el clítoris; luego, con la otra mano, mete dos dedos en el coño abierto y mojado, mientras la lengua remplaza a los dedos y luego coge los dedos pegajosos que ha tenido metidos en el coño de Elizabeth y los empuja dentro de la boca de Elizabeth, haciendo que se los chupe. Luego hago que Christie se tumbe encima de Elizabeth y que le chupe y muerda los pechos, grandes, hinchados, que la propia Elizabeth también se acaricia, y luego les digo que se besen con fuerza y Elizabeth se mete la lengua que ha estado lamiendo su propio coño, pequeño y rosa, en la boca, hambrienta como un animal, y se ponen a saltar una encima de otra, juntando los coños. Elizabeth gime ruidosamente, envuelve con sus piernas las caderas de Christie, dando sacudidas contra ella. Las piernas de Christie están abiertas de tal modo que, por detrás, puedo verle el coño, mojado y abierto, y encima de él, el ojo del culo sin pelos.
Christie se sienta y se da la vuelta y, mientras todavía sigue encima de Elizabeth, aprieta su coño contra la cara anhelante de Elizabeth y enseguida, como en una película, como los animales, las dos se ponen a chupar y manosear febrilmente el coño de la otra. Elizabeth, con la cara completamente roja, con los músculos del cuello tirantes como los de una loca, trata de enterrar la cara en el coño de Christie y luego le abre mucho las nalgas y se pone a chuparle el agujero del culo, haciendo sonidos guturales.

—Muy bien —digo, con voz monótona—. Mete la lengua en el ojo del culo de esa puta.

Mientras pasa esto yo le doy vaselina a un gran consolador blanco sujeto a un cinturón. Me pongo de pie y separo a Christie de Elizabeth, que se retuerce encima del futón con la mente perdida, y sujeto el cinturón alrededor de la cintura de Christie y luego hago volverse a Elizabeth y hago que se ponga a cuatro patas y que Christie se la folle con el falo consolador a lo perro, mientras yo manoseo el coño de Christie, luego su clítoris, luego su ojo del culo, que está tan abierto y mojado por la saliva de Elizabeth que meto el dedo índice sin esfuerzo y su esfínter se pone tenso, se relaja y se contrae alrededor del dedo. Hago que Christie saque el consolador del coño de Elizabeth y que ésta se tumbe de espaldas mientras Christie se la folla en la posición del misionero. Elizabeth se manosea el clítoris mientras le da besos enloquecidos de lengua a Christie hasta que, involuntariamente, echa la cabeza hacia atrás, con las piernas alrededor de las caderas de Christie, que suben y bajan, con la cara tensa, la boca abierta, la pintura de labios manchada por los fluidos del coño de Christie, y grita:

—Dios Dios me corro folíame que me corro —pues les he dicho que me hicieran saber cuándo tenían orgasmos y hablasen de ello.

23 comentarios

  • MeZKaL agosto 22, 2007en2:05 pm

    Pues yo he visto la peli XD

    No tengo especial buen recuerdo de la película, excepto por la escena de la «lucha» de tarjetas de visita. Esa escena es impresionante.

  • txe agosto 22, 2007en2:15 pm

    bret no tiene estilo a mi juicio.

  • Apolo agosto 22, 2007en4:22 pm

    Yo también he visto la peli y coincido con MeZKaL. Pobre, pobre. Excepto por Bale.

    Pero el extracto del libro me ha gustado.

  • Anna agosto 22, 2007en6:31 pm

    Yo también vi la peli ( XD ) y también me dejó una sensación desagradable y desde luego sin ganas de leer el libro. Según lo que cuentas, creo que si hubiera leído el libro, se me habrían quitado las ganas de ver la peli.

    Aparte, me gusta que cuando alguien hace una reseña se moje, es decir, que diga claramente si le gusta o no, independientemente de que sea bueno o malo el libro: cuando leo una crítica ya sé que es la opinión de esa persona y eso es lo que busco, no un ejercicio o comentario de texto. Así que Palimp, quédese usted felicitado por ello.

  • Palimp agosto 22, 2007en8:02 pm

    No he visto la película, pero ahora me ha entrado curiosidad.

  • Palimp agosto 22, 2007en8:03 pm

    Txe, en mi opinión -con sólo dos libros leídos de Ellis- sí que tiene estilo. Menos que cero es lánguido y American Psycho es impersonal, ambas como corresponde al tema que tratan.

  • JUAN CARLOS GUTIÉRREZ MERCADO agosto 22, 2007en9:37 pm

    Gracias por el comentario! A mi también me gusta Green Day, sobre todo cuando se aceleran demasiado, y no cuando se sienten salvadores o profetas como en «Working class hero» donde destrozan la canción de Lennon. El punto es que la mayor parte de la muchachada desconoce que antes de Nirvana o Green Day existían otras cosas. Respecto al libro de Ronda naval bajo la niebla, sí sabía que era una obra original en catalán. Verificando la información, el libro se promocionó en México como la primer publicación en español de la obra. En fin, te dejo mi correo para cualquier cosa: juanito_lenon@hotmail.com
    Desde Guadalajara, Jalisco, México.
    JUAN CARLOS GUTIÉRREZ MERCADO

  • arrebatos agosto 22, 2007en11:25 pm

    Crudo, muy crudo. Narrado de un modo casi que diría aséptico, como si no fuera con él, sin juzgar. Y supongo que tu observación no va demasiado mal encaminada. Para triunfar en según que ambientes, es imprescindible no tener escrúpulos.

  • Carme agosto 23, 2007en7:54 am

    Hola,
    Quería mandarte un e-mail pero mucho me temo que he perdido tu dirección, así que me veo dejándotelo en tu espacio para comentarios.
    El motivo es que quería invitarte a un encuentro medio blogger, medio literario, que celebraremos el próximo 31 de agosto (viernes) en las Terres de l’Ebre.
    Habrá: presentación de un libro escrito por un blogger, vinito de honor y luego nos iremos de cenita.
    Te dejo enlace con información : El blog de Carme Pla.
    Espero que te animes, me pareció que sería una buena ocasión para volvernos a ver.
    Por supuesto, quedan invitados también todos tus lectores.
    Un saludo!
    Carme

  • Stradivarius agosto 23, 2007en8:27 am

    Leí American Psycho muy jovencito, y me produjo sentimientos encontrados: por un lado lo que me enganchó al libro era esa tonelada de sexo vejatorio y violencia gratuita, contada con todo detalle (ya digo, era un niñato por entonces), y por otro me aburrían hasta el coma todas esas conversaciones sobre chalecos Armani, disquisiciones sobre grupos de música y demás, que se alargaban durante páginas y páginas. Pero ahora, recordando el libro, creo que más que todo ese morbo de tebeo, lo que tenía más valor eran precisamente todos esos detalles aburridos: reflejan la insipidez de la vida de los yuppies, todos esos rituales de poder vacíos y absurdos (yo también disfruté mucho de la escena de las tarjetas de crédito en la película), esa incomunicación (el protagonista confiesa sus crímenes a un compañero y éste ni le escucha), esa obsesión por mantener unos estereotipos y un status ficticio (qué bueno cuando mete al muerto en el maletero y en lo único que se fijan es en que la bolsa es una Calvin Klein o alguna marca de éstas). Aunque claro, el ídolo de toda esta gente era Ronald Reagan… no me extraña nada. ¿Cuánto debe quedar de esto en la sociedad actual)?

  • Palimp agosto 23, 2007en12:58 pm

    Apolo, reconozco que con el extracto he hecho un poco de trampa. Normalmente suelo elegir un fragemnto que no sea ni demasiado bueno ni demasiado malo, que pueda ser representativo. Pero en este caso he ido directo a la escena de sexo más jugosa del libro. No todo es así, ni mucho menos.

  • Palimp agosto 23, 2007en1:13 pm

    Anna, gracias por las felicidades. Aquí siempre me mojo y pongo si me gusta el libro o no. En este caso, me ha gustado mucho.

  • Palimp agosto 23, 2007en1:42 pm

    Juan Carlos, de nada. Nos leemos y gracias por la visita.

    Arrebatos, tal como lo cuentas. Por eso creo que es una buena novela; el estilo encaja con lo que nos relata.

    Carme, lo cuento en un post.

    Stradivarius, esa es otra de las gracias del libro: lo inane de ese tipo de vida. Creo que queda bastante de eso en la sociedad actual.

  • Ignasi agosto 28, 2007en2:16 am

    Un llibre brutal aquest.

    A mi una de les coses que em van impactar més va ser el canvi que es donava entre el final d’un capítol i el començament d’un altre.

    Quan destrossa a una xicota d’una manera que no recordo amb detall (sí que recordo lo que li anava fotent ruixades d’esprai de defensa als ulls), amb massacre final…

    I immediatament, al següent capítol que fot un anàlisi d'»enterat», però correcte, de la discografia sencera de Genesis.

    Impressionant, amb un estil molt i molt obsessiu.

    Per cert, un llibre posterior seu, «Glamourama», un pet. Gens recomanable.

    L’actor que feia de protagonista a la pel·li era el xaval que sortia a «L’Imperi del Sol» 😛 🙂

    Ja et diré alguna cosa que estic de guerra laboral ara (*ai*).

    😉

    Vinga que torno a treballar 🙂

  • Palimp agosto 29, 2007en9:37 pm

    Sí, por eso me gusta el estilo del libro. No sabía nada de ese «Glamourama» pero intentaré evitarlo. Cuando quieras, ya sabes donde estoy.

  • annacat septiembre 22, 2007en3:01 pm

    Anda, anda…
    me encanta american psyco. No es solo el contenido sino tambien la forma. Me sorprende quien lo critica por ser violento y sexual, exagerado para vender?? pues evidentemente esto ayuda a vender pero es un reflejo de nuestra sociedad. Pues has visto la violencia en la tele? los niños que mueren mientras te comes ese filete? el porno q miras no se aleja tanto del que ve Bateman. Y no te has fijado en la marca de la camiseta de aquel tio? Has escuchado lo nuevo de…? Bueno… vamos a colocarnos! xD
    Bateman es el más capacitado, tiene el perfil, para sobrevivir en nuestro mundo.

  • Palimp septiembre 24, 2007en1:19 pm

    Pues ya somos varios a los que nos gusta American Psycho 🙂

  • Fafo marzo 24, 2008en5:51 pm

    Leí el libro en su momento y hace muy poco que he visto la película. Con todos los inconvenientes y purismos que le deseemos atribuir, la película libro y película son simplemente, el libro un enriquecimiento para el espíritu y la película un poema visual.

  • Palimp marzo 26, 2008en9:41 am

    Tengo ganas de ver la película; no soy mucho de cine pero cuando se adapta un libro que me gusta tengo curiosidad.

  • wilson octubre 12, 2008en7:56 pm

    Es la primera vez que leo, !al fin ! lo que es evidente, los asesinatos y orgias del libro de Ellis, solo estan en la imaginacion del personaje, es el impulso oscuro y feroz de lo que haria si no fuera tan estructurado. todo esta en su mente, en su desquicio.

  • Palimp octubre 13, 2008en6:30 pm

    ¡Bien! Ya hay otra persona que lo piensa. No conocía a nadie que hubiera hecho esa lectura.

  • verde124 mayo 13, 2009en7:08 pm

    No tio, no sugieren que los ejecutivos no tienen sentimientos, se trata sobre el consumismo, y aunque no hay modelos y todo eso en tu ambiente, no es por que no quieras, o que? si tuvieras la posibilidad de hacerlo con una modelo no lo harías? bueno quizas no, pero la mayoría si que lo harían. Entonces lo queplantea es: si alguien puede tener todo lo que quiere (materialmente hablando) que le queda? si ya no tienes metas por que lo has conseguido todo? Somos una sociedad consumista, y nunca nos quedamos llenos, siempre queremos mas, y cuando ya tenemos todo? mas y mas…
    a mi me parece una obra brillante, hay que ver a que edad Bret lo escribío para que te de una sorpresa

  • erik junio 9, 2009en3:02 am

    de que marca es la bolsa donde patrick mete el cuerpo de paul??? deacuerdo en la cinta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.