Antón Chéjov. Consejos a un escritor.

noviembre 22, 2018

Antón Chéjov, COnsejos a un escritor
Fuentetaja, 2005. 172 páginas.
Trad. Jesús García Gabaldón.

Recopìlación, de entre los miles de cartas que escribió Chéjov, de aquellas que tratan temas literarios: opiniones sobre obras, consejos de escritura, opiniones personales, problemas con los montajes.

Está dividido en tres grandes bloques: sobre los cuentos, el teatro y la literatura. En conjunto es interesante, hay consejos útiles, vemos la opinión de Chéjov sobre cómo debe ser la literatura y sus escritores preferidos, algo de chafardeo sobre la puesta en marcha de sus obras.

Recomendable, pero mucho menos que su obra de ficción.

A Iván L. Leóntiev (Scheglov) Moscú, 22 de marzo de 1890
Me asusta la palabra «arte», como a las mujeres de los comerciantes les asustan los espantajos. Cuando me hablan de lo artístico y de lo antiartístico, de lo que es escénico y de lo que no lo es, de tendencias, de realismo, etc., me pierdo, titubeo y respondo con medias verdades banales, que no valen nada. Divido las obras en dos clases: las que me gustan y las que no me gustan. No tengo otro criterio, y si usted me pregunta por qué me gusta Shakespeare y no Zlatovratski, no le sabré responder. Tal vez, con el tiempo, cuando sea más culto, tendré otros cri-
terios, pero por ahora todas las conversaciones sobre «arte» me fatigan y me parecen la continuación de todas aquellas discusiones escolásticas con las que las personas se fatigaban en la edad media.
Si la crítica, a cuya autoridad usted se refiere, sabe lo que usted y yo no sabemos, ¿por qué entonces permanece callada hasta ahora?, ¿por qué no nos revela la verdad y las leyes absolutas? Si lo supiese, puede tener la certeza de que hace mucho tiempo que nos habría mostrado el camino y nosotros sabríamos qué hacer, y Fofánov no estaría en un manicomio, Garshin aún estaría vivo, Barantsévich61 no viviría melancólico, nosotros no tendríamos tanto tedio y fastidio, a usted no le atraería el teatro y yo no habría ido a Sajalín… Pero la crítica calla impotente o se limita a una palabrería vacía e impresentable. Si a usted la crítica le parece influyente es sólo porque es pretenciosa, atrevida y vocinglera, porque es un barril vacío que se abre de mala gana.

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.