Pep Brocal. Cosmonauta.
Cómic / octubre 18, 2017

Astiberri, 2017. 180 páginas. El mundo está condenado, pero un grupo de cosmonautas, que viajan en naves individuales hasta los confines del universo, tienen la misión de conseguir una segunda oportunidad para la humanidad. Una historia excelente, triste, con unos encuadres y un dibujo maravillosos. Se alterna el viaje por el universo con recuerdos de la vida en la tierra en una gradación que nos lleva poco a poco hasta el inesperado final porque ¿Qué puede haber más allá de los confines del universo? Excelente, muy, muy recomendable.

Josep María Espinás. Los nombres de las estaciones de metro.
Ensayo / octubre 17, 2017

El nombre no engaña, es una descripción del origen de los nombres de todas las estaciones del metro de las líneas 1, 3, 4 y 5. Algunas historias son curiosas, otras previsibles (los grandes nombres, como Juan XXIII), todas aclaran el sentido de unos nombres de los que en ocasiones no tenemos referencias. Cada texto está acompañado de varias fotografías. Algunas son antiguas y otras modernas. Pero como el libro se escribió en 1988, las actuales tienen ahora el mismo sabor histórico. Sobre todo porque son de antes de la gran transformación que supusieron las olimpiadas en Barcelona. Agradable de leer. Es el nombre que recibe la desembocadura en el mar del Rec Comtal; antes desaguaba más hacia el centro de Barcelona, pero con motivo de la construcción de la Ciutadella se trasladó hacia levante en el siglo XVIII. En el llano de Barcelona, ligeramente inclinado hacia el mar, se habían formado ya en tiempos remotos varias rieras importantes, y también torrentes, como lo atestiguan algunos topónimos de la ciudad: riera de Vallcarca, torrent de l’Olla, torrent d’en Vidalet, Riera d’Horta, Riera de Sant Miquel, Riera Alta, Riera Baixa, etc. Cerca de la Riera d’Horta el agua era llevada directamente…

Rayco Pulido. Lamia.
Cómic / octubre 16, 2017

Astiberri, 2016. 90 páginas. Laia trabaja como guionista de un popular consultorio radiofónico en la post guerra. A través de un peculiar detective intenta encontrar a su marido del que no tiene noticias desde hace tiempo. Mientras tanto un misterioso asesino en serie siembra el terror por las calles. ¿Saben cuando una historia se queda dentro de ti después de haberla leído? Te descubres pensando en tal o cual detalle los días siguientes a su lectura. Es un gran rompezabezas donde todas las piezas están en su sitio, donde el dibujo acompaña de manera excelente a la historia, donde se tratan temas como el maltrato familiar, las imposiciones ideológicas de la religión, la venganza… Muy pero que muy bueno.

J. Jefferson Farjeon. Misterio en blanco.
Novela / octubre 13, 2017

Siruela, 2016. 242 páginas. Tit. Or. Mistery in white. Trad. Alejandro Palomas. Tras quedar bloqueado un tren por la nieve, unos pasajeros deciden salir y probar suerte caminando. Pero el tiempo empeora y a duras penas consiguen llegar a una casa donde no hay nadie aunque las chimeneas están encendidas y el servicio puesto ¿Qué ha pasado? Novela de resolución de crímenes aunque estos no estén a la vista y tarden en plantearse ante los ojos de los inesperados protagonistas. Algo de fenómenos paranormales y un detective improvisado conseguirán resolver el caso. No ha envejecido mal a pesar de los años transcurridos, pero no va más allá del mero entretenimiento. Me ha gustado el fragmento que incluyo, desvaríos de una mente febril. Curioso. Le confería una soledad fantasmagórica, cuando lo que él necesitaba era compañía humana. Lo llevaba «fuera de las cosas». —¡No voy a quedarme aquí! —masculló—. Estoy bien, solo tengo un poco de calor, pero estoy bien. ¡Vuelvo abajo! Se sentó en la cama. Las siluetas de las cosas temblaron. Apartó las sábanas a un lado y también las sábanas parecieron desdibujarse, como lo hizo la mano que las apartó. Sacó un pie de la cama. De un…

Ignacio Padilla. El androide y las quimeras.
Cuentos / octubre 12, 2017

Páginas de espuma, 2008. 118 páginas. Incluye los siguientes relatos: I. El androide en nueve tiempos Las furias de Menlo Park Romanza de la niña y el pterodáctilo Las tres Alicias Pacto de caballeros Las entrañas del Turco Guía de ruso para principiantes Antes del hambre de las hienas Viaje al centro de una chistera Of Mice and Girls II. Quimeras de tres orillas Galatea en Brighton Miranda en Chalons Circe en Galápagos Que forman parte de un proyecto más grande del autor llamado Micropedia. La primera parte son cuentos relacionados con la ciencia y basados libremente en acontecimientos y personajes reales. La segunda parte habla de situaciones que combinan dos elementos extraños. Todos los relatos son muy sólidos, perfectamente ambientados y de prosa impecable. A mí pese a su innegable calidad no me han llamado excesivamente la atención. Quizás uno de mis preferidos sea el último, Circe en Galápagos, historia de una isla donde se fue a vivir una alemana con un séquito de jóvenes y las elucubraciones que provocó esa presencia en los aledaños. Recomendable. Pero había también en aquel libro ilustraciones del propio Lewis Carroll. Dibujos de trazo torpe si se les comparaba con los históricos grabados…

Ermanno Cavazzoni. Breviario de idiotas.
Cuentos / octubre 11, 2017

Planeta, 1998. 180 páginas. Relatos protagonizados por idiotas, entendiendo una definición amplia del término, personas que no encajan con la realidad que les rodea o que no acaban de entenderla. Gente que gusta de tirar piedras al aire, asustada por el movimiento veloz de la tierra por el espacio o doctores que al comprar zapatos apretados cambian el carácter. Todos retratados con cariño y un punto de ternura, pero sin concesiones. Hay cuentos muy buenos, como el que dejo de muestra al final. Pero en general se dejan leer, simplemente. En conjunto, buena lectura. El medidor de la presión Un aparcero que vivía con su madre en una casa cercana a la carretera provincial, en un valle entre montañas, pasaba el día escondido entre los setos porque creía que era lo que hacían los médicos. Saltaba fuera cuando veía pasar a alguien y quería tomarle la presión gratis. Se llamaba Sauro Gallinero, pero era conocido simplemente como Gallinero. Mientras cultivaba los campos de avena o de patatas que tenía arrendados llevaba siempre preparado un hemodina-mómetro y pensaba siempre en la medicina, para la que creía tener un talento natural. De la tierra decía, en cambio, que era su servidumbre de…

Georges Perec. Que pequeño ciclomotor de manillar cromado en el fondo del patio.
Novela / octubre 10, 2017

Alpha Decay, 2009. 88 páginas. Trad. Mariso Arbués y Hermes Salceda. Perec nos cuenta una historia simple, sobre las estrategias de un grupo de amigos para evitar que uno de ellos sea reclutado para luchar en la guerra de Argelia. A la vez el autor intenta meter el mayor número de figuras estilísticas disponibles sin que el resultado sea molesto. Incluye un índice al final de todas estas figuras (ej. crasis, hipálage, marotismo…) que se acaba, misteriosamente, en la letra p. Curioso divertimento que no está, en mi opinión, a la altura de otras obras del autor como La vida, instrucciones de uso o El secuestro Pero los demás, en plan trágico: —Esto, de coser y cantar, nada —dijo el primero. —De divertido, poco —dijo el segundo. —De gilipollas, mucho —dijo el tercero. —Diantre de diantre —dijo el cuarto. En lesumidas cuentas nuestla implesión final fue más bien desfavolable. Y convinimos conjuntamente y de común acuerdo que, a todas luces, no era en demasía deseable que el individuo honorablemente conocido con el nombre de Pollak Henri pasase al volante de un vehículo automóvil que ni siquiera le pertenecía, por encima del o los pies de un individuo al que no…

Wilhelm Furtwängler. Conversaciones sobre música.
Ensayo / octubre 9, 2017

Acantilado, 2011. 112 páginas. Trad. Joan Fontcuberta. El libro es lo que promete, unas conversaciones que tuvieron el famoso director de orquesta Furtwängler (muy querido en este cuchitril) y el crítico Abendroth en el año 1937. Además de por la curiosidad de ver las opiniones sobre la música es interesante ver cómo veían el futuro en aquella época. Se incluye también un artículo extenso sobre la música tonal. Furtwängler pensaba que era más importante la emoción que la perfección, algo en lo que coincido, aunque el estilo que se puso de moda después de él fue al otro extremo. Una gran perfección formal. Muy ilustrativo.

Luisa Horno. Vida normal.
Cuentos / octubre 6, 2017

96 páginas. Incluye los siguientes relatos: Vacaciones Los hermanos no se van Son los padres Verano distinto Vida diaria Cosas mías Cinco minutos no programados Deshabitada Gente normal Lluevo Ni con fantasmas Nos llevamos tan bien Pasión por el cine Tan fea Una maleta grande Otras vidas DosLunas El callejón La gran tormenta Mis monstruos Otro reino Superheroína Un águila en la habitación 99 Yo tampoco lo he visto Que sin estar mal escritos no hay ninguno que sobresalga un poquito más allá de lo normalillo. El libro está autoeditado y los relatos tienen pinta -igual me equivoco- de nacer de algún taller literario. En conjunto bastante flojillo. NI CON FANTASMAS Lo siento, cariño, pero esta noche no vengas. Déjalo, no vengas. Y no me escribas mensajes, ni me llames, ni nada. Ni me contestes a este. Que sepas que, si vienes, no pienso abrir la puerta. Hemos terminado. ¿Qué por qué? Pues porque cada vez que vienes se queda tu fantasma escondido en el cuarto de baño azul. Sí, tu fantasma, que ya lo he visto perfectamente. Si con eso intentas que me dé por aludida de que te quieres venir a vivir conmigo, lo siento pero te equivocas….

Juan Emar. Un año.
Novela / octubre 5, 2017

Barataria, 2009. 120 páginas. Doce fragmentos de un extraño diario, doce desvaríos de la imaginación de un personaje que parece confundir realidad y ficción. Delirios paranoicos en un lenguaje poético, lleno de imágenes poderosas. Publicado según parece en 1935 tiene juegos estructurales mejores que el 90% de los libros que en el siglo XXI ocupan las vitrinas de nuestras librerías. Recomendable. Y su risilla no hizo más que aumentar. Entonces un profundo despecho se amparó de mí. Con un gesto brusco y decidido, quise arrancarme el auricular del oído y cortar comunicación y cuanto existiera entre nosotros dos. Pero junto con dar comienzo a mi gesto, sentí un fuerte dolor en toda la oreja, como si mil demonios tiraran de ella. Al mismo tiempo seguía penetrándome su risa con una agudeza que me erizaba los nervios. -¡Camila, te suplico, no rías más! En vano. Su risa ya se anunciaba interminable. -¡Camila, prefiero que me digas que me odias! Nada. Hice un nuevo esfuerzo por despegarme el auricular del oído. Resistió en tal forma que comprendí que insistir sería arrancarme el pabellón pegado de él. Traté de quitármelo suavemente. Inútil. Traté de sacármelo como quien procediera con un tornillo. Tampoco. Y…