Mariano Azuela. Los de abajo.
Novela / Julio 21, 2017

Vicens Vives, 1962. 200 páginas. Me ha costado encontrar una edición de esta novela, y no será por falta de méritos. Retrato de la Revolución Mexicana, acompañamos a Demetrio Macías, que va avanzando de bandido a oficial dejando muchos ideales por el camino. Impagable el lenguaje, lleno de modismos y sabor local, la galería de personajes, la deriva ideológica de los mismos, nobles al principio, cínicos al final. Se incluye un extenso prólogo y un epílogo orientado a estudiantes, ya que es una edición escolar, profusamente anotada. Y aunque normalmente aborrezco del exceso de pies de página, más de una vez me han aclarado el texto. Recomendable. —No quiero yo otra cosa, sino que me dejen en paz para volver a mi casa. —Allá voy… No he terminado: “Ustedes, que me levantaron hasta la Presidencia de la República, arriesgando su vida, con peligro inminente de dejar viudas y huérfanos en la miseria, ahora que he conseguido mi objeto, vayanse a coger el azadón y la pala, a medio vivir, siempre con hambre y sin vestir, como estaban antes, mientras que nosotros, los de arriba, hacemos unos cuantos millones de pesos.” Demetrio meneó la cabeza y sonriendo se rascó. —¡Luisito ha…

Laila Ripoll. Los niños perdidos.
Teatro / Julio 20, 2017

KRK ediciones, 2010. 194 páginas. Tiene muchas cosas buenas estos niños perdidos: una estructura teatral impecable, el enfoque de los protagonistas, atrapados en la memoria de una manera literal, y la crítica de un momento de nuestra historia. Pero más allá de todo eso la historia -en mi humilde opinión- se ha contado tantas veces que contarla una vez más no aporta casi nada. Se deja leer. Lázaro Eres un cenizo y un cagón. Cuca Me ha entrado muchísimo miedo. Cucachica vuelve a encerrarse en el armario, con los restos del pan mojado y envuelto en su sábana. Silencio. Los dos niños miran hacia la puerta, Lázaro sin soltar el cuenco. Marqués Tengo hambre. Lázaro Bueno, toma, pero luego te tienes que pegar el puñetazo y pasar la lengua por la viga. Marqués Vale. Los dos niños comparten el cuenco de engrudo con ansia. Marqués Oye, ¿y si jugamos a «matar el hambre»? Lázaro ¿Con esto? Marqués Claro. Lázaro ¿Y sin bizcochos? Marqués Con la mano. Lázaro ¿Y sin un cura? Marqués Así no se ríe de nosotros. Lázaro Se desperdicia mucho. Marqués Sí, pero parece que estamos como antes. I azaro Eso sí. Marqués Venga. Los dos niños cierran…

Meetup literario: fin de temporada.
Noticias / Julio 19, 2017

Después de un año de reuniones en las que hemos hablado de literatura, nos hemos recomendado libbros y hemos escrito más de cien relatos, el meetup cierra (casi) la temporada. El sábado pasado hicimos una cena de despedida hasta la temporada siguiente. Asistimos trece personas y se leyeron los relatos anónimos cuyo tema era Un polvo memorable. Después nos fuimos de copas y unos pocos valientes aguantaron hasta las seis de la mañana. En septiembre volvemos a la carga, indicaremos fechas en el Meetup y por esta página. Les dejo con los relatos que se leyeron y les esperamos a la vuelta de vacaciones. Un polvo memorable Todo era muy romántico. Estábamos en una cala preciosa, escondida. La luna, casi llena, iluminaba nuestros cuerpos desnudos. Acabábamos de salir del mar, y, todavía mojados, empezamos con los preliminares. Un momento precioso. La toalla era demasiado pequeña y rodamos por la arena, entre risas. Como dice el cliché, dimos rienda suelta a nuestra pasión. Y ahí, ahí empezó todo. La arena se había metido por todas partes. Incluyendo la zona genital. El frote era, a veces molesto, a veces doloroso. Y además la sal que llevábamos encima, que parecía que teníamos la…

Ginés S. Cutillas. Un koala en el armario.
Cuentos / Julio 19, 2017

Cuentos del vigía, 2010. 102 páginas. Conjunto de microrrelatos que comienzan por un koala que aparece misteriosamente a dormir en un armario y acaban con un personaje al que le van cambiando los niños sin motivo ni explicación. Hechos sorprendentes injertados en lo cotidiano. Sin estar mal no hay ninguno de los que te salta la chispa, que te emocione o sorprenda de alguna manera especial. Dejo un par que me han parecido decentes, no creo que los haya mejores. Mecánica de las novelas Al abrirse la cubierta del libro sonó la alarma. Los personajes tomaron posiciones mientras el prologuista entretenía al lector, que no tardó en doblar la esquina del primer capítulo. Allí apareció el héroe de la historia recolocándose todavía la vestimenta ante lo imprevisto de la lectura. Una vez más, recitó de memoria su papel sin dejar de mirar de reojo el borde de la hoja, desconfiado de que el próximo figurante estuviera preparado para hacer su entrada. No hubo ningún problema. Nada más adentrarse en la siguiente página apareció el villano exponiendo sus intereses, siempre antagónicos de los del que acababa de abandonar el escenario que componían aquellas dos planas abiertas. Ante lo extenso y elaborado…

Gonzalo Moure. Cama y Cuento.
Cuentos / Julio 18, 2017

Anaya, 2010. 58 páginas. Tierna historia sobre uno de los primeros pasos para dejar la niñez: cuando dejan de leerte cuentos para que tengas que leerlos tu mismo. Y una reflexión sobre lo útil que puede ser volver a ser un niño. Ideal para los peques que ya se están haciendo mayores y para los mayores que quieran sentirse un poco peques. Y lo peor para mí era que más de una vez vosotros discutisteis sobre quién debía leerme el cuento y, al final, no era ninguno. O sea, que lo sabíais. Que os pasarais la pelota el uno al otro me dolía, y hasta me hacía sentir culpable. Culpable de insistir en que me contarais un cuento. Culpable de ser ya mayor. Para eso. No sabía para qué más. Pero yo estaba, estoy y estaré siempre llena de ideas, rebosante de ideas. Ya lo sabes. Ideas como palomitas de maíz, que se me salían de la cabeza a montones. En el fondo, como tú. Fue una noche más en la que, como siempre, ya habías recurrido a la excusa del cansancio para volver a decirme que no. —Estoy taaaaan cansada… Y allí estaba: la idea más blanca, grande y…

Nate Powell. Trágame entera.
Cómic / Julio 17, 2017

La Cúpula, 2010. 220 páginas. Impresionante historia de dos hermanos adolescentes aquejados de esquizofrenia y como van lidiando con ello. Él ve a un pequeño mago que le ordena dibujar. Ella está obsesionada con los insectos y escucha a un sapo que le dice que es la líder. Ya su abuela enfrentó problemas parecidos. El dibujo es asfixiante por momentos; es una obra que tiene todo el sentido en el ámbito gráfico, aprovecha el potencial del dibujo para mostrarnos la visión distorsionada de la realidad que tienen los protagonistas. Turbador.

Sergei Dovlatov. La zona.
Novela / Julio 14, 2017

Labreu, 2009. 232 páginas. Trad. Miquel Cabal. Un libro de Dovlatov no me fue suficiente. Después de La filial busqué esta Zona, apuntes de un vigilante de campo. El autor fue llamado a filas y le tocó ir a un campo de prisioneros, a un Gulag, pero como guardián. Un punto de vista diferente al que estamos acostumbrados. Los sucesos que se narran tienen crueldad, sí, pero sobre todo un carácter irreal. Ese mundo fuera del mundo que son las prisiones alcanzan límites insospechados bajo del yugo de una dictadura política. A esto tenemos que añadir el alto nivel literario de las narraciones de Dovlatov, que no se limitan a contarnos truculencias, lo hacen con prosa de calidad. Muy recomendable. Davant meu, a la vora d’un foc baix, hi havia un home assegut. Al seu costat, damunt l’herba, hi blanquejava un llibre. A la mà esquerra, hi tenia una llesca de pa… —Hola -digué en Kuptsov-. A veure què et sembla, mestre. Aquí explica que un home mata una vella per diners. Es turmenta tant, que se’n va voluntàriament a treballs forçats. Doncs imagina’t, vaig conèixer un tipus al Turquestan. El tipus n’havia pelat una trentena i no tenia cap…

Javier Reverte. El hombre de las dos patrias.
Ensayo / Julio 13, 2017

Ediciones B, 2016. 174 páginas. Un homenaje al escritor Albert Camus. El autor viaja a Orán y Argel para buscar las huellas de Camus, y nos va describiendo el viaje alternándolo con apuntes históricos y biográficos. Sirve como retrato de actualidad y como semblanza. Curioso como Camus no es muy apreciado en Argel por considerar que en sus libros hace de menos a los que llama ‘los árabes’. Buena la contestación de aquel que dice que un buen escritor nos pertenece a todos. Se incluyen fotografías de donde vivió el escritor y paisajes en general. Un libro apañado. La avenida resultaba muy viva y populosa pasado el mediodía. Adentrándome más y más en el barrio, la antigua Rué de Lyon se iba estrechando, poblándose más y más de peatones; grandes ficus y acacias daban espesa sombra a las aceras y los edificios eran más bajos y humildes. Llegamos al número 93, la segunda casa de Camus en el barrio de Belcourt. Era una vivienda de dos plantas, casi enterrada entre dos edificios de mayor altura, con una tienda al lado de telefonía móvil. La vivienda de Camus estaba en la primera planta, con tres ventanas que daban a la calle….

Stevenson y Allen. Leñadoras.
Cómic / Julio 12, 2017

Un campamento de verano en el que nada es lo que parece. Extraños seres con tres ojos que aparecen en el bosque, una referencia a un extraño gatete cósmico, pruebas misteriosas… las cinco amigas protagonistas se verán envueltas en aventuras sin fin hasta descubrir lo que hay detrás de todos los misterios. Narración ágil y buenos dibujos, a mí me gustó pero a mi hija de nueve años le encantó.

Juan de Dios Garduño. Y pese a todo.
Ci-Fi / Julio 11, 2017

Dolmen, 2010. 246 páginas. Tras una guerra mundial en la que se han utilizado todo tipo de armas, incluyendo las biológicas, apenas hay supervivientes. En la ciudad de Bangor se encuentran Peter y su hija pequeña y su antiguo amigo Patrick. Más allá de la monotonía y la falta de esperanza los días transcurren sin sobresaltos, hasta que llega a la ciudad el peligro. Cuando leo ciencia ficción, novela negra o terror no pido en el texto alardes estilísticos. Me basta con que la idea se cuente de una manera solvente. Lo que no es el caso de este libro, que tiene momentos de vergüenza ajena. Si le sumamos el abuso de tópicos y lugares comunes el resultado es un libro que aunque ágil en más de una ocasión me ha arrancado la risa, y no es de humor. Al principio los zombies eran tontos y lentos, después rápidos, más tarde inteligentes, y ahora rápidos, inteligentes, camaleónicos y musculosos. Nuestros protagonistas lo tendrían crudo si no fuera por el viejo truco del deus ex machina. No quiero excederme en las críticas ni hacer spoilers, pero no me ha gustado nada, empezando por el prólogo y sus arranques en falso, siguiendo…