Vicente Valero. El arte de la fuga.
Cuentos / junio 30, 2017

Periférica, 2015. 104 páginas. Tres relatos con diferentes poetas como protagonistas. La muerte de San Juan de la Cruz, exhudando santidad. La peregrinación de Hölderlin a pie de Burdeos a Stuttgart y la noche en que Pessoa inventó a su primer heterónimo. Poético es también el lenguaje que usa el autor para describirnos las escenas y, aunque no es mi estilo, es muy destacable la calidad del lenguaje. Deja muy buen sabor de boca. El cirujano de Úbeda era un hombre joven y alto y se llamaba Ambrosio de Villarreal. Era temido por todos pero no tanto por su carácter enjuto y a veces desabrido como por sus cuchillas bien afiladas. Cómo vino a parar a esta ciudad nadie lo sabía con certeza, parece ser que había estado también en Granada y en Linares, y mucho antes en Valencia, donde pudo haber aprendido el oficio. Vivía cerca de la misión carmelitana, sobre la muralla de levante, desde donde podía verse el barrio de los gitanos y, a lo lejos, el macizo de la sierra de Cazorla. Tuvo amores, quizás, con una mora de ojos grandes y de esto también se hablaba en Úbeda. Lo que más temían sus vecinos, y…

Andres Neuman. Hacerse el muerto.
Cuentos / junio 29, 2017

Páginas de espuma, 2011. 142 páginas. Incluye los siguientes relatos: Hacerse el muerto El fusilado Hacerse el muerto Estar descalzo Un suicida risueño Después de Elena Una silla para alguien Madre atrás Ambigüedad de las paradojas. Madre música Una carrera Una silla para alguien Sinopsis del hogar Una rama más alta Anabela y el peñón Rotación de la luz Sinopsis del hogar Juan, José Bésame, Platón Las cosas que no hacemos Bésame, Platón Vidas instantáneas Conversación en los urinarios El infierno de Sor Juana Monólogos y monstruos Monólogo de la mirona Monólogo del aduanero Monólogo del inmobiliario Monólogo del monstruo Monólogo de Napoleón Breve alegato contra el naturalismo Teoría de las cuerdas Policial cubista Fahrenheit.com Breve alegato contra el naturalismo postal. Principio y fin del léxico Apéndice para curiosos Tercer dodecálogo de un cuentista Dodecálogo cuarto: el cuento posmoderno Flojo, flojillo. Iba predispuesto a que me gustara y no me ha gustado. No porque no haya cuentos buenos (dejo dos como ejemplo) . Algunos son muy divertidos, como Conversación en los urinarios y otros bastante decentes (los monólogos). Pero el conjunto, de aluvión, de calidad muy desigual y mucho relleno. Merece la pena leerlo por los cuentos que se salvan,…

Nazario. La vida cotidiana del dibujante underground.
Ensayo / junio 28, 2017

Anagrama, 2016. 286 páginas. Las memorias de Nazario por fuerza tenían que ser interesantes. Como en las de Pablo Carbonell me he encontrado lo que no esperaba pero ha sido mejor. Es muy acertada la palabra cotidiana en el título, ya que no hace un recuento de sus éxitos sino de su vida normal, sus amigos, las reformas de su casa… todo contado de una manera un tanto anárquica y saltando de un tema a otro. Pero la manera de relatarlo encaja con lo que cuenta, los personajes son retratados con cariño y sin juzgarlos, se respira el ambiente de libertad sexual y de excesos de la época, y el sabor de boca que deja es maravilloso. Me enganché desde las primeras páginas. Confieso que nunca he sido muy seguidor de Nazario, sus cómics me gustan pero no me maravillan, pero esta vida cotidiana me ha conquistado sin paliativos. Muy recomendable. Por la noche voy al bar Los Pescadores a comprar tabaco con los cinco duros que me ha dado Pepichek. (¡Yo creo que él o la Fina se traen algún tipo de negocio entre manos con lo del caballo!) En la calle Boquería me cruzo con un tío que…

Miguel B Núñez. Heavy 1986.
Cómic / junio 27, 2017

Sapristi, 2016. 192 páginas. la vida cotidiana de unos jóvenes heavies en 1986, con sus amores y desamores, conflictos con los padres, problemas con el alcohol, drogas… aderezado con los mejores éxitos de la época. Yo siempre he sido más del punk, aunque comparto gustos como Leño o Barón rojo. La trama no es que sea nada del otro mundo, pero se lee con gusto y nostalgia. Dibujos de línea clara también agradables.

Ken MacLeod. Ciudad motor.
Ci-Fi / junio 26, 2017

La Factoría de Ideas, 2006. 348 páginas. Tit. Or. Engine city. Trad. Marta García y José Echávarren. El libro es la tercera parte de una trilogía, algo que te das cuenta al poco de empezar a leer, pero de lo que no se informa en ninguna parte del libro, salvo en la bibliografía del autor. Por suerte te imaginas lo que falta y, en mi caso, no lo he echado de menos. Los asteroides tienen una extraña mente electromagnética y no interfieren con la vida biológica a menos que empiecen a molestar. Por eso van a alentar la pelea entre las especies de la tierra (saurios, krakens y humanos) con otra alienígena de arañas peludas. Vaya por delante que no me ha gustado. En la ciencia ficción no pido alta literatura, pero algunos fragmentos me han causado vergüenza ajena. La trama es confusa y mal estructurada. Hay acontecimientos poco plausibles, y no se aprovechan nada los conceptos. Por poner un ejemplo, en un momento dado se da una lista de los crímenes punibles y los execrables. Una lista semejante en manos de Lem hubiera sido jugosa, aquí es un simple pretexto para una mala resolución final. Aunque al final se…

Jacinto Antón. Pilotos, caimanes y otras aventuras extraordinarias.
Ensayo / junio 23, 2017

RBA, 2009. 352 páginas. Ignoro de dónde me vino esta recomendación, pero al abrir el libro y ver que era una recopilación de artículos periodísticos casi se me cae de las manos. Huyo de estos conjuntos aunque los firmen plumas por mi tan queridas como las de Quim Monzó. Por no cerrarlo decidí leer un par. Acabé leyendo todos. Jacinto Antón es un hombre de intereses diversos y singulares. Tiene algunas fijaciones, como la del conde Almásy, los personajes militares y trastear con reptiles, pero en general los temas son variados y extravagantes. Desde cocodrilos disecados a los húsares alados. De las momias a los campos de concentración. Cobardes y valientes todos mezclados, frecuentemente en la misma persona. Prosa literaria, no de artículo. ¿Hay ficción? Seguramente para mejor resaltar la verdad, en ocasiones. Hay momentos divertidos, líricos, épicos, emocionantes. Todo por el mismo precio. Lo mejor, sus artículos están disponibles online en el País: Jacinto Antón. Les recomiendo los anteriores al año 2000, los mejores, en mi opinión. Si le ha gustado -y mucho- a un enemigo de los artículos periodísticos, ya se pueden imaginar lo bueno que es. Las avecillas de Ravensbrück En Ravensbrück, la pesadilla se materializaba en…

Mattotti y Piersanti. Estigmas.
Cómic / junio 22, 2017

Inrevés, 2001. 190 páginas. Tenía ganas de ver cómo se movía un genio con el color como Mattotti en el blanco y negro y al respuesta es que admirablemente bien. Las páginas finales, con el degradado de negro a blanco, son para enmarcar. Y no son las únicas. El protagonista, tras un extraño sueño, despierta con estigmas de santo. Pero él es bebedor, trabaja en un bar y no tiene ningún respeto por lo sagrado. Los estigmas se convertirán en una maldición que le alejará de su ciudad, lo llevará a vivir con unos feriantes y provocará que la desgracia caiga sobre él. La pregunta es ¿Existe la posibilidad de redención? La historia, todo y tener su poesía, me ha resultado un poco cargante. Pero en combinación con los excelentes dibujos de Mattotti se salva con nota, Un excelente cómic, una delicia para la vista.

D.H. Lawrence. De eso nada.
Novela / junio 21, 2017

Alpha Decay, 2011. 96 páginas. Aventura amorosa entre una rica americana y un famoso torero mexicano, contada en la distancia por quien ejerció de acompañante y amigo. Final turbio. Se hace hincapié en la edición en la nota de la censura, que visto cien años después nos parece risible; apenas hay lenguaje explícito. Personalmente Lawrence nunca me ha llamado demasiado la atención fuera de esos escándalos ya pasados de moda. Se lee con gusto pero poco más. »Pero en México los hombres no se interesan por las mujeres que quieren hacerlos bailar al son que tocan. En México, son las mujeres quienes deben trajinar entre el polvo, como las indias, con la cabecita gacha. Las gringas no son muy populares. Nadie aprecia su energía y su capacidad de poner a los otros en solfa. Los hombres prefieren irse al carajo a su manera a que los mande allí una mujer, con un cestito para traerse de vuelta la compra. »Así que Ethel fue recibida con miradas por encima del hombro, cuando no con un muro de rollizos cogotes que le daban la espalda. No la querían. Los revolucionarios no le prestaban la más mínima atención. No querían que participaran mujeres….

Franck Maubert. La última modelo.
Ensayo / junio 20, 2017

Acantilado, 2016. 110 páginas. Tit. Or. Le dernier modèle. Trad. Juan Díaz de Atauri. El autor se encuentra con Caroline, la que fue última modelo y amante de Giacometti y mantiene alguna conversación sobre esos tiempos. La premisa podría dar juego, pero en manos de Mauert se cae por todas partes. En la prosa, cursi y de poca calidad. En la estructura narrativa, inconexa e inexistente, y en la información, generalmente irrelevante. Un fiasco. Apenas tiene cien páginas y se me hizo eterno. ¿Se engaña con su nueva pasión? Por la misma época podemos leer en uno de sus cuadernillos: «Cuando uno se da cuenta de estos pequeños engaños, muchas cosas que parecían mágicas no son más que un juego». Aun así, no se cansará nunca de Caroline. Para él, no es una mujer como las demás. Es una mujer que puede ser peligrosa y también por eso le gusta. Sabe que su cara de ángel oculta muchas sombras. Caroline es el claro opuesto de la mujer con la que se ha casado, la prudente Annette. Ella juega con eso, no le cuenta todos sus secretos, no le habla de ninguno de los otros hombres de media hora, ni de…

Andrés Barba. Agosto, octubre.
Novela / junio 19, 2017

Anagrama, 2010. 148 páginas. Un adolescente se junta en el pueblo de veraneo con una pandilla de malotes, saboreando otra forma de ver la vida. Por desgracia se ve involucrado en una situación violenta que le será difícil de gestionar. Está bien escrito y estructurado, pero la historia me ha parecido bastante floja. Mucha introspección adolescente, algunos momentos emotivos, y la parte más escabrosa, que podría haber dado mucho juego, se trata casi como de pasada. Es una buena lectura, pero sabe a poco. Tuvo la vaga impresión vanidosa de que cualquiera de aquellas chicas le aceptaría, de que podría acercarse a cualquiera de ellas una de aquellas pocas noches que iban quedando de vacaciones y decirle: ¿Me chupas la polla? Y ellas lo harían sin remilgos con sus rasgos regulares y desgastados como las conchas de la orilla, como si se aburrieran tal vez. Ninguna de ellas le habría gustado por separado y sin embargo todas juntas despertaban en él un estado físico desconocido. Hablaban ¿de qué? No importaba. Era última hora de la tarde y pensó que le quedaban diez días de vacaciones. El sol comenzó a ponerse al fondo de la ría. Era siempre una hora suspendida…