Dan Simmons. La caída de Hyperion.
Ci-Fi / enero 17, 2017

Continuación de Hyperion. Sin en aquel la estructura era la de los cuentos de Canterbury, historias de peregrinos en busca del Alcaudón, aquí se centra en la figura del alter ego de John Keats, un cíbrido con la personalidad del poeta. La guerra entre la Hegemonía y los exters está en pleno apogeo, y lo que parecía una victoria fácil se convierte en una casi segura derrota. Porque bajo la batalla se esconden otras, siendo la principal la de humanos y máquinas. Se desvela cuál es el propósito del Alcaudón y la fuerza aglutinadora del universo. Aunque científicamente cuestionable tiene un ritmo endiablado y un transfondo de conceptos trascendentes bastante bien llevados. Viéndolo en conjunto con la primera parte todo tiene más sentido. Desperté cuando aterrizó la nave. Hyperion pensé, aún separando mis pensamientos de las hilachas de sueño. El joven teniente nos deseó suerte y bajó en cuanto se abrió la puerta y un aire fresco y ligero reemplazó la atmósfera enrarecida y presurizada. Seguí a Hunt al exterior. Bajamos por una rampa, atravesamos la pared de protección y salimos a la pista. Era de noche, y yo ignoraba la hora local, si el límite de iluminación acababa de…

Lars Iyer. Magma [Spurious].
Novela / enero 16, 2017

Pálido fuego, 2013. 166 páginas. Tit. Or. Spurious. Trad. José Luis Amores. Los protagonistas son dos amigos. Uno que se llama como el autor y otro escondido bajo la inicial W. El libro es un relato de varias conversaciones y alguna que otra anécdota narrada de una manera bastante inusual. Se nos cuenta lo que dice W. pero lo narra Lars. Ejemplo ‘Naturalmente, yo debería quitarme la vida, dice W.’. Los temas son la literatura, el fin del mundo, las críticas constantes a la capacidad de Lars por parte de W., Kafka, Béla Tarr, la humedad indestructible de la casa de Lars, algunos viajes, las ideas, el misticismo, la trascendencia y la decadencia. Más o menos. Lo he disfrutado pero afirmar, como se dice en la contraportada, que es ‘Brutalmente divertido’ es pasarse un poco. Ignoro qué entiende ese crítico por diversión, pero que no me llame para salir un sábado por la noche. El resto de críticas elogiosas se entienden perfectamente: como sátira de unos presuntos intelectuales todo el mundo se apresura a demostrar que tiene la capacidad de reírse de sí mismo. Bueno, pero no es para tanto. ¿Cuál de nosotros es Kafka y cuál Brod?, elucubra W….

Ana García Bergua. Edificio.
Cuentos / enero 13, 2017

Páginas de espuma, 2009. 150 páginas. Incluye los siguientes relatos: La carta La media hora Levantarse y acostarse Los aplausos Japón Aldana y los visitantes ¿Y si no abro los ojos? La guerra fría Páginas de amor Los coches La bolsa El escondite Los restos del banquete Bigamia Los tormentos de Aristarco No hay ninguno mal escrito, pero hay bastantes algo flojillos. Me han parecido buenos Levantarse y acostarse, la extraña relación entre un recién despedido de una empresa y su psicólogo, que conseguirá animarlo de una manera poco ortodoxa, Los aplausos, donde el protagonista encuentra al llegar a casa a un misterioso grupo de gente que no conoce y que lo felicitan sin razón aparente y La bolsa, idas y venidas al mercado de un adolescente en el transcurso de una fiesta familiar. En general, bueno. En medio de su desconcierto, Andrés olvidó el problema laboral. Toda aquella gente seguía aplaudiendo y animándolo a entrar. Pensó: a lo mejor es mi cumpleaños, quizá Adelaida me hizo una fiesta. Accedió a asentarse en el sillón de orejas que le señalaban unos señores ancianos y respetables, el mismo que ocupaba para ver la televisión, y se los quedó mirando embelesado. Varios…

Friedrich Torgerg. Mía es la venganza.
Novela / enero 12, 2017

Sajalín, 2011. 114 páginas. Tit. Or. Mein ist die Rache. Trad. Lidia Álvarez Grifoll. Incluye la novela corta que da título al libro y el relato ‘El regreso del Golem’. Un hombre de unos cuarenta años espera en vano en el muelle de Nueva Jersey. Tiene una historia trágica detrás: estaba recluido en un campo de concentración relativamente benigno. Hasta que llegó un nuevo comandante brutal y sanguinario. Publicado en 1943 fue una de las primeras narraciones sobre el Holocausto. Terrible la decisión del protagonista y retrato de la brutalidad de una época infame. Su ardiente susurro había cortado el silencio de un modo cada vez más inquietante y había penetrado en la oscuridad, donde algunos se habían enderezado y escuchaban inmóviles; nosotros, los que estábamos bajo la luz cada vez más mortecina también nos quedamos inmóviles, solo Brenner bajó la cabeza al preguntar en voz baja y con una desesperación despojada de toda esperanza: —¿Nuestra venganza? ¿Cuándo nos hemos vengado nosotros} —Levante la cabeza —dijo Aschkenasy con una seguridad enorme, y alzó sus manos abiertas como si quisiera ayudarlo—. Es nuestra venganza y nos vengamos constantemente: porque existimos y todavía seguimos existiendo. Todavía… Y no clamamos venganza al Señor…

Santiago García y Luis Bustos. García I
Cómic / enero 11, 2017

Astiberri, 2015. 190 páginas. Recuperar a un trasunto de Roberto Alcázar como un castizo capitán América es sólo una de las muchas genialidades de este cómic. El secuestro de la candidata popular perfectamente reconocible, la reunión de los trasuntos de Podemos, el lugar donde descansaba este superhéroe español -que recuerda al Marvin de Miller- todo es de quitarse el sombrero. Me quedo con ganas de saber cómo concluye la serie. Cada día más enamorado de la labor de Santiago García como guionista.

Velibor Colic. Los bosnios.
Cuentos / enero 10, 2017

Periférica, 2013. 122 páginas. Tit. Or. Les Bosniaques. Trad. Laura Salas Rodríguez. Después de una lectura sobre el Holocausto engancho este catálogo de la brutalidad humana. Creíamos que el horror era cosa del pasado y Yugoslavia se convirtió en escenario de atrocidades. El autor vivió ese infierno y nos lo cuenta con una prosa escueta y eficaz. Nos habla de bosnios, serbios, croatas y sus ciudades. Un libro que deja mal cuerpo porque, aunque de lejos, lo vivimos y, lo que es peor, lo permitimos. Imprescindible. ALMA La llamábamos Alma, simplemente. Tenía siete años y vivía de la caridad, brutal y voluble, de los borrachos a los que vendía flores y su sonrisa de niña en los cafés. La primera bala que un francotirador disparó desde lo alto de las colinas alcanzó en plena garganta a esta abejita diligente y desenvuelta. Conseguimos enterrarla. En el parque, en las traseras de la mezquita de la ciudad, alguien escribió con un rotulador negro, sobre una delgada plancha de madera colocada ante el túmulo de tierra recién removida, estas sencillas palabras: ALMA(1985-1992). Cuando nos batimos en retirada, la misma mano anónima olvidó una rosa roja sobre la pequeña tumba. Modrica, Bosnia-Herzegovina, mayo de…

Beto Hernández. El día de Julio.
Cómic / enero 9, 2017

Sería complicado decir cuál de los hermanos Hernández me gusta más. Los dos son especialistas en contar historias y contarlas bien. Mostrando, no narrando. Dejando al lector atar los cabos. Sagas familiares, que se extienden en el tiempo, y, sobre todo, de emociones profundas. Una delicia.

Khushwant Singh. Tren a Pakistán.
Novela / enero 6, 2017

Libros del asteroide, 2011. 246 páginas. Tit. Or. Train to Pakistan. Trad. Marta Alcaraz. La independencia de la India provocó la creación de dos naciones: India y Pakistán, segregadas por motivos religiosos. Los musulmanes que vivían en la India empezaron a emigrar a Pakistán y lo mismo pasó con los sijs a la inversa. En un pueblo de la frontera se vivirá este triste trasiego de trenes, muchas veces cargados de muerte. Un libro estupendo no sólo como testimonio de la época, también por sus personajes cargados de humanidad y por la tristeza de los hechos relatados. Entre otros un gobernador corrupto pero eficaz, un delincuente reformado, un agitador de conciencias incapaz de despertar al pueblo y los poderes religiosos locales. Una buena reseña aquí: Tren a Pakistán Muy bueno Aquí al lado está la mezquita musulmana. Cuando le rezo a mi Gurú, el tío imán Baksh llama a Alá. ¿Cuántas religiones tienen en Europa? — Hay cristianos de todo tipo. No se pelean por su religión como hacemos aquí. La religión no les preocupa mucho. —Eso he oído —dijo Meet Singh cansinamente — . Por eso no tienen moralidad. Los sahibs y sus mujeres se mezclan con otros sahibs…

Paco Roca. La casa.
Cómic / enero 5, 2017

Astiberri, 2015. 136 páginas. Tras la muerte de su padre tres hermanos vuelven a la casa del pueblo, la segunda residencia, para adecentarla un poco con vistas a venderla. En el proceso se despertarán los recuerdos de tantos fines de semana de su niñez y adolescencia. Me ha encantado. Como he tenido la suerte -esta vez sí- de leerlo en casita, he podido llorar a gusto.

Molg y Néstor. Moowiloo woomiloo.
Cómic / enero 4, 2017

Entrecomics, 2012. 80 páginas. La estructura la explican los autores en la primera página. Una historia de una página que se complementa, como en un espejo, en la página siguiente. Con personajes y situaciones que reaparecen de vez en cuando. Historias surrealistas, negrísimas, pasadas de vuelta, de personajes crueles, egoístas, deformes por fuera y por dentro. Genial. El prólogo de Paco Alcázar, una delicia.