Jean Canavaggio. Don Quijote del libro al mito.
Ensayo / septiembre 30, 2016

Espasa Calpe, 2006. 350 páginas. Tit. Or. Don Quichotte du livre au mythe. Trad. Mauro Armiño. Este año se celebra el cuarto centenario de la muerte de Cervantes y leer este libro es mi particular homenaje. El autor hace un recorrido exhaustivo por la historia del Quijote. Desde sus múltiples ediciones, traducciones, adaptaciones a teatro, ballet o cine. Autores que se han inspirado en él, o que han hecho homenajes, o pastiches o continuaciones. La erudición es impresionante, parece que no haya libro relacionado con el Quijote que falte en la recopilación. Pero lo más destacable no es la enumeración, sino el análisis que hace el autor de las diferentes recepciones que, a lo largo de las épocas, ha tenido la obra. La más importante, sin duda, la que hace el romanticismo alemán que es el que lo transforma de figura cómica a trágica búsqueda del ideal. Pero hay muchas otras. Diversidad de interpretaciones y puntos de vista que demuestran que El Quijote es un clásico cuyas lecturas varían con el tiempo y están lejos de agotarse. La perfecta definición de un clásico universal. Durante los dos decenios que ven el triunfo del romanticismo al otro lado del Rin, escritores…

Blas Torrecillas Jover. Fermat el mago de los números.
Ensayo / septiembre 29, 2016

Editorial Nivola, 1999. Colección La matemática en sus personajes. 104 páginas. Ya lo había leído y reseñado pero ni me acordaba. De la colección la matemática y sus personajes resume la vida y descubrimientos de Fermat, matemático aficionado que tuvo un papel importante en la teoría de números y cuyo famoso teorema sin demostrar mantuvo ocupados a los matemáticos durante siglos. De los más flojos de la colección; algunos conceptos están bastante confusos incluso para mí que ya los conocía. La unión entre Fermat y Diofanto se produce gracias al ejemplar que Fermat poseía del libro Aritmética; pero ¿cómo se transmitió este libro hasta la época de Fermat? La primera referencia al trabajo de Diofanto se debe en 1462 a Regiomontano (el matemático más influyente del siglo XV). Parece ser que en la biblioteca del Vaticano encontró un manuscrito de Diofanto y se propuso realizar una traducción del original, que estaba en griego, aunque nunca la llegó a realizar. Hacia 1570, Bombelli tradujo al latín la mayor parte del trabajo, pero nunca se publicó. La primera traducción apareció en 1575, en la ciudad de Heidelberg, a cargo del profesor alemán Holzman, conocido por el nombre que él mismo tomó en…

Ian Watson. El cerebro del más allá.
Ci-Fi / septiembre 28, 2016

Gigamesh, 2016. 124 páginas. Regalo del día del libro por parte de la editorial Gigamesh. La Fibonacci es una nave espacio temporal que se dedica a rescatar pecios perdidos. Al encontrar una nave que no debería estar ahí se pondrá en marcha una serie de acontecimientos que incluyen el pasado y futuro remoto . Entretenida sin pretensiones y de fácil lectura. Es lo que es, un regalo para pasar el rato. Yatta es el oficial de integridad de la nave. Integridad en el sentido de que no haya fugas de aire, por ejemplo. Pero también se ocupa de la seguridad, por lo que es el primero en abordar las naves que recupera la Fibo; uno no puede transportar alegremente máquinas del tiempo al 2776 sin antes inspeccionarlas. Además, Yatta ha sido condicionado (de lo cual sus compañeros de tripulación son conscientes, aunque Hornero no debería serlo), sí, condicionado para impedir cualquier visita no autorizada a la Tierra del pasado en caso de que Hornero la consintiera o la iniciara. Yatta es mayormente japonés-español y se encarga de que se hagan las cosas. Es bajito, moreno y fornido, y tiene unas cejas semejantes a un par de orugas de polilla gigante…

Julie Doucet. Cómics 1986-1993.
Cómic / septiembre 27, 2016

Fulgencio Pimentel , 2015. 256 páginas. Impresionante recopilación de los cómics publicados por la más importante dibujante underground de Canadá. Contrasta la carita angelical de la autora con la brutalidad de algunas historias, que incluyen desmembramientos y sangre -incluyendo menstrual- a raudales. Autopublicaba sus historias en una revista llamada ‘Dirty plotte’, término que google no se atreve a traducir pero que vendría a significar, según el prólogo, ‘Chocho sucio’. Con las mismas connotaciones que en castellano, haciendo referencia a la vagina y a la propia mujer. Es interesante ver la evolución en el estilo gráfico. Está bien que en las guardas se incluyan las portadas de la revista, pero hubiera estado mejor incluirlas dentro de las propias páginas con mejor calidad. Se incluye un folleto con extractos de varias entrevistas.

Mariana Enriquez. Las cosas que perdimos en el fuego.
Cuentos / septiembre 26, 2016

Anagrama, 2016. 198 páginas. Incluye los siguientes relatos: El chico sucio La Hostería Los años intoxicados La casa de Adela Pablito clavó un clavito: una evocación del Petiso Orejudo Tela de araña Fin de curso Nada de carne sobre nosotras El patio del vecino Bajo el agua negra Verde rojo anaranjado Las cosas que perdimos en el fuego Si Cortázar dignificó lo fantástico por su calidad literaria, Mariana hace lo mismo con un género más difícil y marginal: el terror. Las presencias extrañas se mezclan de manera indistinguible con el mal doméstico, con la sordidez y miseria de una sociedad enferma. La contaminación de un río provoca las mismas mutaciones que las de los oscuros dioses de Lovecraft. La pérdida de sentido existencial, los lindes de la locura, enmascaran las oscuras presencias de malvados espíritus. Lo terrorífico está en la realidad cotidiana. Las presencias sobrenaturales se limitan a aportar lo irracional e inesperado. Nosotros somos el mal. Muy destacables Los años intoxicados y Fin de curso. Algunos son más flojitos, pero en general, muy buenos. El chico sucio y su madre duermen sobre tres colchones tan gastados que, apilados, tienen el mismo alto que un somier común. La madre guarda…

Edgardo Dobry. El lago de los botes.
Poesía / septiembre 23, 2016

Random House Mondadori, 2005. 90 páginas. Al año de vivir en Barcelona me fui a un piso compartido en el barrio Gótico. Seguíamos recibiendo correspondencia del anterior inquilino. Me interesaban, sobre todo, invitaciones a las inauguraciones del Macba (que solían incluir bebida gratis ¡ay, la juventud!). Con el tiempo dejaron de llegar, pero siempre retuve el nombre, que no es otro que el autor de este libro. No deja de ser curioso que se incluya un poema Escalera real, que trata sobre lo mismo, correos que llegan a otro destinatario. Supongo que se cierra el ciclo. Respecto al libro, ya conocen mi poco ojo para la poesía. Dos o tres han conseguido emocionarme. El resto me han parecido simplemente agradables. TMB Tiembla la vereda, el metro pasa debajo, no digas que el gorrión es una fusa en el pentagrama de tiza del avión que acá no bajará, di: el estruendo estéril del avión, di: ese grito de tormenta evaporada. Di que los peruanos pasean viejitos por la Vía Layetana, di: ciudad agujereada, entraña de ciudad, bolo de gente que se apura, perpetua indigestión, exudación por escaleras de granito. Di: donde hubo un cine hubo una casa ocupada, hay un baldío,…

LuisD. Borra.
Cómic / septiembre 22, 2016

La Cúpula, 2011. 112 páginas. Tierna evocación de las amistades de la niñez y la infancia, a través de una cuadrilla de amigos que juegan en las ruinas de una fábrica. Está bien narrada, con una curiosa mezcla de fragmentos temporales y tiene cierto simbolismo. Con todo, es más simpática que redonda.

Javier Hernández. Chapuzas de amor.
Cómic / septiembre 21, 2016

La Cúpula, 2015. 124 páginas. Tit. Or. The love bunglers. trad. Lorenzo Díaz. Una historia de amor con un final inesperado. Si tenemos que juzgar la calidad de una obra por el tiempo que se enrosca en la memoria no cabe duda de que es uno de los mejores cómics que he leído. De los que dan ganas de releerlo apenas llegas al final.

Arkadi y Boris Strugatski. Stalker.
Ci-Fi / septiembre 20, 2016

Gigamesh , 2015. 192 páginas. Trad. Raquel Marqués. Algún relato de baja calidad o mala traducción había leído de los Strugatski y los había dejado de lado. Pero tanto y bueno se hablaba en la red de este Stalker que dejé de lado prejucios. Menos mal. Mucho se ha escrito sobre los primeros contactos, pero poco tan original. Los extraterrestres han visitado la tierra, sí, pero nos han ignorado por completo. Pero los puntos de contacto ha quedado modificados: las llamadas Zonas son sitios peligrosos en los que se pueden encontrar restos de tecnología alienígena pero también trampas mortales. Hay investigación internacional, pero también personas individuales, los stalkers, que se arriesgan a entrar por su cuenta en las Zonas para vender lo que puedan encontrar. Centrado por completo en el efecto que tiene la disrupción en el entorno y en lo duro que puede ser la vida para un stalker el único fallo que le he encontrado a la novela es que se hace corta. Historia muy bien construída y sugerente. Mira, en aquella casa de ladrillo vivía nuestro maestro de aritmética, ese al que llamábamos el Coma. Era un pelmazo y un infeliz. Su segunda mujer lo dejó justo…

Furillo. Nosotros llegamos primero.
Cómic / septiembre 19, 2016

Autsaider Cómics, 2014. 104 páginas. Hay gente que no se cree que los americanos llegaron a la luna. Claro que llegaron. Lo que pocos saben -por que es aún más increíble- es que los españoles llegaron primero. A las órdenes del caudillo, empeñado en que había que clavar la rojigualda en la luna el coronel Buitrago junto con el científico Neimeyer y algo de ayuda de la casualidad el casposo imperio español se embarca en la gloriosa aventura de conquistar nuestro satélite. Divertidísimo retrato del franquismo con un dibujo sucio que encaja como un guante a lo que se cuenta. Descacharrante. Sí, hijo de puta, los españoles llegamos primero a la luna