Magda Szabó. Calle Katalin.
Novela / julio 29, 2016

Mondadori, 2010. 192 páginas. Tit. Or. Katalin utcá. Trad. José Miguel González Trevejo y Mária Szijj. Historia de la calle Katalin en un tiempo fragmentado, propio de los recuerdos y la fragilidad de la memoria, también de los fantasmas. Me enamoré del libro desde la primera página. Prosa exquisita, historias profundas y conmovedoras. un libro imperfecto en su construcción, pero que acaba siendo una virtud. Imposible no sufrir por los el destino de los habitantes de la calle Katalin, marionetas de un tiempo convulso. Muy bueno. El proceso de envejecer no es como lo describen los escritores, ni tampoco como se define en la medicina. A los vecinos de la calle Katalin ni los libros ni los médicos les habían preparado para la extraña nitidez con que la vejez les iluminaría el pasillo borroso y apenas visible que habían recorrido en las primeras décadas de su vida, ni tampoco para cómo les reordenaría los recuerdos y las angustias, cómo cambiaría sus juicios y su escala de valores. Se habían hecho a la idea de que traería cambios biológicos, de que sus cuerpos iniciarían un proceso de desintegración que concluiría con la misma precisión y dedicación con que los había preparado…

Kelly Link. A mí no me engañas.
Cuentos / julio 28, 2016

Planeta, 2015. 350 páginas. Tit. Or. Get in trouble. Trad. Maia Figueroa Evans. Incluye los siguientes relatos: Los del verano A mí no me engañas Identidad secreta La moraleja El Valle de las Chicas Orígenes El nuevo novio Dos casas Luz No me ha gustado tanto como Magia para lectores, pero el particular universo narrativo de kelly Link bien merece la pena. una escritora diferente, con mundos donde la magia o los superhéroes son reales y cotidianos. lo importante no es el mundo de fantasía, sino el día a día de los protagonistas que tienen nuestras mismas preocupaciones corrientes. Recomendable. Y se concentró de nuevo en el libro. Las páginas estaban grasientas, reblandecidas; había alguna rasgada. Lo tenía abierto por una página donde había una ilustración de acuarela de un niño y una niña delante de un dragón del tamaño de una furgoneta Volkswagen. Tenía un bolígrafo en la mano, les había dibujado bocadillos y estaba escribiendo palabras. Los niños decían… Cerró el libro de golpe. Era de una biblioteca. —Disculpe —dijo ella—. Soy bibliotecaria en una biblioteca para niños. ¿Podría preguntarle por qué está estropeando ese libro? —¿Qué sé yo? Usted sabrá si puede. A lo mejor sí o…

Guillermo Aguirre. Leonardo.
Novela / julio 27, 2016

Lengua de trapo, 2013. 188 páginas. Al principio la historia me resultó cargante: quejas de un pobre escritor incomprendido pero en realidad un egoísta pendiente de su ombligo. Pero al final mejora, y como son pocas páginas pues tampoco sufres demasiado. Se deja leer. C. se hizo esperar porque era una mujer con ciertas ideas clásicas y la cabeza bien amueblada y sabía que en una ocasión como aquella me tocaba a mí soportar la tensión y a ella le tocaba sazonar el evento de cierta inseguridad rabiosa. ¿Vendrá? ¿No vendrá? ¿Será todo una confabulación, una venganza? Sus primeras palabras al aparecer fueron suficientes para saber que su preocupación por mí continuaba intacta. Me preguntó si acaso era imbécil y me dijo que por favor me quitara aquel gorro absurdo y aquellas manoplas ridiculas porque si no, no estaba dispuesta a tener una conversación seria sobre nada. —Leonardo, por favor, ¿por qué tienes que hacer siempre de todo un chiste? Quítate eso o no pienso llevarte a ninguna parte, lo digo en serio. Yo la obedecí porque sabía que en su milagrosa presencia —¡tan bella era a sus treinta y tres años!— las miradas de los demás la socavaban como…

Jordi Corominas. Barcelona 1912 El caso Enriqueta Martí.
Ensayo / julio 26, 2016

Silex, 2014. 286 páginas. Lo confieso: caí como un bendito. La historia de la vampira del Raval era muy atractiva. El secuestro de una niña conduce a la policía al domicilio de Enriqueta Martí. Allí encuentran una escena dantesca, varios huesos de niños. La vampira secuestraba niños para con su sangre hacer remedios para la alta burguesía, e incluso proporcionaba infantes para prácticas sexuales. Muere en la cárcel en extrañas circunstancias impidiendo que delate a nadie. Atractiva, pero con todos los ingredientes de una leyenda urbana. Ha tenido que venir Jordi Corominas a realizar una excelente investigación de los hechos, contrastando informes policiales, buceando en las hemerotecas y, en fin, mostrando que la verdad es más prosaica y mucho más aburrida. Ni vampira, ni niños muertos. Los huesos encontrados en los diferentes domicilios eran de animales. No se pudo probar ningún crimen, salvo el secuestro de Teresita -a la que no le hizo ningún mal-. Murió en la cárcel de cáncer de útero; ni envenenada, ni asesinada. Las leyendas urbanas tienen la fuerza de una buena ficción basada en hechos reales, pero, por desgracia, no son nada más que eso: pura ficción. El retorno a la normalidad no hizo mella…

Donald Barthelme. Las enseñanzas de Don B.
Cuentos / julio 25, 2016

Automática, 2013. 284 páginas. Trad. Enrique Maldonado Roldán. Incluye los siguientes relatos: La señorita Mandible y yo El Globo Juego Informe El amigo del Fantasma de la Ópera Critique de la vie quotidienne The Sandman Rebecca El salto La esmeralda en boca cerrada Visitas Algunos llevábamos mucho tiempo amenazando a nuestro amigo colby Rayos Calle 61 Oeste, N° 110 La niña Enero Las enseñanzas de Don B.: una forma de conocimiento yanqui Tres grandes platos Lánguido, en pleno verano Regreso Al fin ha llegado la hora Una duda a orillas del Delaware Ming Selectas sopas de Donald Barthelme Besar al Presidente Muchos han subrayado Mi amada me dijo Imagen de conejita, pérdida de EL CASO DE BlTSY S. El dragón Las fotografías ¡Menudo descubrimiento! ¿Dónde tenían escondido a este genio? Uno de los mejores libros que he leído este año. Relatos originales, frescos, divertidos y absolutamente geniales. Foster Wallace dice que al leer El Globo decidió ser escritor y no me extraña: un cuento excepcional y diferente. Absolutamente recomendable. Bueno, espero por Dios que no sean… Vale, pues son de plástico. ¿Qué le pasa a tu bici? Se ha roto la cadena. Dámela. El chico le entrega la cadena de…

Fred Saberhagen. Berserkers el inicio.
Ci-Fi / julio 22, 2016

Nova, 2005. 396 páginas. Los Berserkers son unas máquinas construidas no se sabe muy bien por quién y cuyo único propósito es destruir la vida. Había leído varias historias en números de la revista Nueva Dimensión y tenía ganas de tener una visión de conjunto. Este libro recopila varios relatos de extensión y calidad diversa. Los mejores, por desgracia, ya los había leído antes. Funcionan mejor cuando ignoramos todo sobre el origen de la máquina asesina, que se enfrenta de diferentes maneras a humanos a priori indefensos. El autor bebe de diferentes fuentes clásicas que adapta a conveniencia. Algunos son pequeñas joyas, otros perfectamente prescindibles. Había una nebulosa oscura, formada por un racimo de miles de millones de rocas y más antigua que el sol, que los hombres llamaban Zona Pétrea. Los que ahora se reunían allí no eran hombres y no asignaban nombre a nada; no esperaban nada, no temían nada, no se preguntaban nada. Carecían de orgullo y de pesares, pero tenían planes —mil millones de sutilezas talladas a partir de presiones y flujos eléctricos— y un propósito incorporado, que era el punto de destino de todos sus circuitos de planificación. Como por instinto, las máquinas berserker habían…

Susana Hernández. Cuentas pendientes.
Novela / julio 21, 2016

Alrevés, 2015. 288 páginas. Conocí a la autora en una fiesta y le prometí leer este libro. Novela negra ambientada en Barcelona que hace especial hincapié en las relaciones personales de la subinspectora protagonista y con paseo por los barrios bajos incluido. Mucha acción, ritmo trepidante y escenas de alta tensión erótica. De los que enganchan. Como defecto algún personaje (pienso en la anterior amante de Malena) resulta algo tópico por lo mala malosa. Ágil y entretenida. —Seguramente usted y yo tengamos conceptos distintos de lo que significa ser una buena persona. —Cometió un error, un error tremendo, pero la gente tiene derecho a una segunda oportunidad. —La cuestión, señor Mieres —tomó aire y lo soltó despacio—, es que no hay una segunda oportunidad para las víctimas. Eso es algo que se olvida demasiado a menudo. El daño es irreparable. Se hizo un silencio rocoso. Agustín Mieres se pasó la mano por la calva, que iba ganando terreno a un exiguo batallón de pelo apostado en los lados del cráneo. Santa-na miró de reojo a su compañera, que remoloneaba por la unidad haciendo tiempo. —Si le parece, haremos una cosa: quedamos mañana a las diez y nos acercamos a su…