Filtradas las negociaciones entre Google y el gobierno

diciembre 28, 2014

El 16 de diciembre google cerraba su servicio de noticias en España. ¿El motivo? La aprobación de la reforma de la ley de propiedad intelectual, que introduce la llamada Tasa google. Se establece para los editores un derecho irrenunciable a recibir una compensación por parte de aquellos medios que incluyan enlaces a sus páginas.

Pero como ocurre siempre lo que se ha conocido es sólo una pequeña parte de lo que realmente ha sucedido. Esta misma mañana se han revelado en wikileaks (Spain goverment and Google) las claves de este desencuentro, y son realmente asombrosas.

La tecnología de Google al servicio de la ley

En los primeros borradores de la ley no aparecía la tasa google. Por el contrario existía otra figura mucho más restrictiva: el pago por cita. Se obligaba a cualquier medio (profesional o aficionado) a pagar una determinada cantidad si se usaban frases aparecidas en libros o noticias periodísticas. Para saber si se estaba infringiendo el copyright se usaría el buscador de google en libros o noticias.

Si en una entrada de un blog aparecía, por ejemplo, la frase ‘Le dijo que la quería’, una simple búsqueda en google books:

Le dijo que la quería

Nos arroja 3.850 resultados. Hay que pasar por caja, entonces. El mismo caso ocurriría al comentar alguna noticia de actualidad. Había un complejo sistema de tarificación que incluía una tarifa plana, pagando 9 euros al mes para medios modestos tenías permiso para poder usar cualquier frase.

Google Plus, el desencuentro

Google estaba dispuesto a proporcionar la tecnología necesaria para detectar las infracciones, pero una de sus condiciones era que el gobierno permitiera realizar todos los trámites telemáticos a través de su red social, Google Plus. Aprovechando que España en uno de los países donde más está implantado su buscador, querían intentar sustituir Facebook por su red social.

Las negociaciones iban por buen camino, pero se malograron porque un miembro del gabinete de ministros no quería renunciar a facebook donde tenía, según cita wikileaks Una granja envidiable que le había costado muchas horas en el congreso y un nivel muy bueno en el Candy Crush. En el tira y afloja los ánimos se fueron caldeando y desde el gobierno se tachó a Google de panda de empollones cuatro ojos con ínfulas de nuevos ricos que no van a venir aquí a decirnos como manejar nuestro cortijo. Por su parte en un correo un portavoz de google afirmaba que La estupidez del gobierno de España es increíble, incluso para la clase política y que era un misterio como podían funcionar los servicios básicos con esos dirigentes

La tasa Google, una venganza

Rotos los acuerdos se buscó una nueva forma de recaudar dinero pero a la vez, si fuera posible, haciendo sufrir al gigante tecnológico. Así surgió la tasa Google, que se ideó deprisa y corriendo para que el buscador tuviera que pagar dinero. Sin la historia detrás es posible que Google hubiera negociado algún acuerdo como ha sucedido en Francia, pero como se dice en otro correo no estaban para gaitas y les pueden dar mucho por saco (go fuck themselves).

¿Cómo acabará la historia? El tiempo lo dirá. Pero si en los próximos meses se avisa de que se pueden realizar los trámites telemáticos a través de Google Plus, será una señal de que las negociaciones se han reanudado.

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *