John D. Que pagui Pujol!

diciembre 1, 2014

John D, Que pagui Pujol!
La Ciutat invisible, 2010, 2011. 192 páginas.

Uno tiene un pasado e incluso un presente. Bajo mi apariencia de padre de familia ejemplar e incluso aburrido se esconde todavía el joven punk que fui, que todavía recuerda y salta al oir unos acordes. No viví esos años en Barcelona, mis grupos son los de Euskalherria, pero quería conocer lo que se cocía por aquí.

El autor fue protagonista, tanto como músico como editor de fanzines, colaborador de movimientos sociales, etcétera y nos ofrece en estas páginas una crónica año por año de acontecimientos importantes, anécdotas de su vida, material gráfico y un largo etcétera.

El formato es casi de fanzine, recortes, artículos, incluso la tipografía (aunque es el aspecto que menos me ha gustado, uno valora las conquistas tipográficas de las nuevas tecnologías). Se incluye una cronología extensa al final.

No se hace hincapié en lo habitual en estos casos, que suelen ser los grupos, conciertos y demás movida musical. Si se detallan las trifulcas con los skins, las diferentes ocupaciones, problemas con la policía, cohesión social… algo que después de tantos años volvemos a ver.

Sin duda un libro muy recomendable. Apenas hay reseñas; la ficha editorial: Que pagui pujol! , una entrevista con el autor: Joni D.: “El legado punk son las okupaciones y la desvergüenza colectiva” y el facebook del autor, que sigue dando caña: Joni Destruye.

Calificación: Punk not dead!

Extractos:

Posturas de los abuelos frente a los punkis:

Mostra simpàtica de com ens preníem aquesta preocupació social per la nostra i-matge la trobem a un reportatge del número 8 del fanzine Vollker. «El mejor caso lo encontramos en el casal de Hostafrancs, un abue-lete de ochenta anos que según nos conto había sido de Estat Català, luchó en el bando republicano, pasó cuatro anos en campos de concentración, fue guardià civil y luego un perfecto franquista, aún hoy se connotan diversos aires fascistas. Nos comenta: “La juventud de hoy son una pandilla de salvajes y gamberros, falta un gobierno fuerte que acabe con ellos. ¿Los punks? A estos habría que cortarles el cuello, matarlos. ¿Cómo se puede ir por la calle con una cresta en la Cabeza? Es algo horrible. Falta un buen mandatario que les ponga debajo de una guillotina y les corte la cabeza”. Realmente simpàtfco el yayo. Otros eran mas razonables, como otro abuelete que nos contaba que: “A mi no me importa que un joven vaya con el pelo así o asà, me interesa mas lo que hay dentro de la cabeza. Yo por lo que he visto y hablado con algunos de ellos he visto que tenían las ideas mas claras que nosotros en el 36. ¡ Con estos jóvenes sí que habríamos ganado la guerra!”. : El octogenario abuelete, naturalmente, es un republicano absoluto, luchador, aunque frustado por los famosos 40 anos del Cisco. En el bar Los Guarros (perdón el Castaneira) de la plaza de Sta. Maria del Mar un hep-tagenario el otro dia nos desvariaba con frases como: “Yo no entiendo a esta secta de los punks, como se puede llevar el pelo así! Recuerdo que hace unos anos había por aquí otra secta que llevaban los pelos largos y se largaron a Ibiza, creo que se llamaban jipies o algo así. Antes eran aquellos, ahora son estos y mariana otros”. Realmente un tipo con las ideas muy claras. Otro nos comenta que “odio a esta gente, solo hace que fumar porros, drogarse y hacer el gamberro. No entiendo como un joven punk pueda ir con esas melenas bebiendo siempre cervezas y oyendo solo ruido”. Mientras decía esto en la mano tenia una copa de brandy y parecía que no era la única que llevaba en el cuerpo, a juzgar por su aspecto».

Un recorte de periódico sobre la ocupación de la época:

En libertad sin fianza los 18 jóvenes que ocuparon un edificio en Barcelona

Así se llamaban los grupos antes:

Una mostra de malnoms dels 80: Estroncio, Figa Torrada, Perro, Gargajo, Demonlo, Sex, Shock, Loco, Speed, Zanahorio, Flash, Vomito, Panko, PunM, Ballenero, Orangutan, Gar-rote, Garflo, Basura, Disorder, Pirulas, Diarrea, Kutre, Strong, Damned, Virus, Nasty, Feo, Latas, Vicioue, Mestizo, Birras, Kadàver…
Noms de grups: Odio Social, Kangrena, Shit SA, Epidèmia, Vómltos Clandestinos, Aten-tado, BOE, Fimosis, Frenopaticss, Residuos Nukleares, Desechables, Coitus Interruptus, Attak, Kaoss, Napalm, Vuestra Puta Madre, Santa Alianza, No hueles a perro, Los Bastardos de la Reina, Deportados de Auschwitz, Puritanos, Anti/dogmatikss, Subterranean Kids, Extrema Unción, 7 Pies bajo tierra, Mariposas Violadoras, Hardcore Rabieta, Acció Directa, Kaos Urbano, Código Neurótico, Antimanguis, Piorreah, Monstruación, Decibe-lios, Disturbio, 100.000 Profilàcticos, Síndrome Tóxico…

Emocionado epílogo:

Amb cresta o sense,
des de la memòria d’un futur anterior
i en la macropresó on ens tenen capficats,
la melodia punk segueix convidant a evadir-se per tots els mitjans.
Són les petites coses de totes les importàncies.
Perquè al carrer però entre reixes,
en llibertat vigilada però engabiats o en aquest quart grau monitoritzat policialment,
l’interrogant permanent continua sent el mateix: de quines línies de fuga disposem,
quins plans d’evasió podem ordir
i per quins soterranis invisibles podem escapar
per foradar tots els murs d’un perfeccionat sistema d’oblits, misèries i exclusions.
Sabent, però, que qui busca, troba;
que qui persisteix, ho aconsegueix;
que encara podem sobreviure, malgrat ens costi la vida;
i que més val quedar-se afònic en l’intent
que restar muts per sempre sense haver alçat mai la veu.
I sense oblidar de cap manera,
rebel certesa fonamental,
que encara avui,
ara i aquí,
segueixen arribant notícies del front.
Per poder seguir quedant.
A la barricada.
A les tres.

P.D. Creo que ya hay edición en castellano.

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *