Empar Moliner. Contes infantils contra tot pronòstic.

agosto 6, 2014

Empar MOliner, Contes infantils contra tot pronòstic

Un libro de cuentos infantiles de Empar Moliner era lo último que esperaba encontrarme en las librerías. Tanto es así que a pesar de que he comprado todos sus libros en este caso he preferido leerlo primero en la biblioteca, por si acaso. Debería haber tenido más confianza.

Son cuentos infantiles, sí, pero al estilo de Rodari, aderezados con las gotas de mala leche e incorrección política habitual en la autora. Muy divertidos, con guiños que harán reír a los padres y muy bien acompañados por dibujos de su hija y una edición muy cuidada. Se incluyen también un par de poemas, críticas de cuentos tradicionales, recetas para comer niños y una plantilla para que los padres creen sus propios cuentos.

Por incluir hasta se incluye, por primera vez hasta donde llega mi conocimiento, un cuento infantil que incluye el uso recreativo de cierto tipo de plantas, que me ha arrancado varias carcajadas. Yo que siempre ando a la busca de cuentos infantiles que tengan algo de sustancia, he encontrado aquí un tesoro.

Me lo voy a comprar. Pocas reseñas, pero alguna hay: Contes infantils contra tot pronòstic, el nou i genial llibre de la genial Empar Moliner y “Contes infantils contra tot pronòstic” (Empar Moliner). Es posible que cuando esta reseña se publique haya salido alguna más.

Calificación: Muy bueno.

Extractos:

Aquest és un conté a l’estil Thelma i Louise. És un viatge iniciátic on el viatger acaba coneixent-se millor i trobant el seu lloc al món. Com sol passar en aquest estil d’históries, per exemple a El magic d’Oz, el viatge parteix d’un trauma. Si fóssim Paulo Coelho diriem que en aquesta historia tothom busca
peí camí alió que ha de buscar a dintre seu. Per sort, no ho som.


Sempre ha estat un conte que als pares artístics ens cau malament.
És una cigala que es passa l’estiu fent bolos als bars i gastant-se el que té en copes. A l’estiu tira de Visa i un dia que el caixer se l’empassa, truca a la formiga perquè li pagui les copes. La formiga, mentrestant, estalvia (i esperem que no inverteixi en preferents).
I ja sabeu que al final del conte, la formiga ajuda la cigala. El que passa és que ara, al món dels nostres fills, la cosa no està tan clara. Ara potser la formiga acabaria patint les conseqüències del corralito al formiguer. En tot cas, penso que la cigala acabarà anant a la PAH i fent escratxes al formiguer. Si és així, ja us podeu pensar que totes les formigues la titllaran de nazi.

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *