Naoki Urasawa. 20th century boys.

mayo 16, 2014

Naoki Urasawa, 20th century boys

Decir que no me gusta el manga es una generalización excesiva y falsa, porque dentro del manga hay muchos estilos y autores, algunos de los cuales me encantan. Pero no me acerco excesivamente al género. Había oído hablar muy bien de esta obra y después de leerla pienso que no es para tanto.

Resumir la historia es complicado: unos niños tienen un club secreto y cuando se hacen mayores el líder de una secta, Amigo se hace con el poder mundial siguiendo muy de cerca las historias que habían escrito de niños. ¿Quién es Amigo y qué tiene planeado?

Si quieren más información tiene su propio wiki: 20th Century Boys Wiki y no es para menos, ya que son casi 2.500 páginas entre todos los volúmenes. Como se lee al revés de lo habitual en occidente, de derecha a izquierda, me costó volver al modo normal después de su lectura.

No negaré que la historia engancha, que tiene momentos buenos y referencias interesantes. Pero el misterio central es casi en su totalidad cual es la identidad de Amigo, y la verdad es que como lector me daba un poco lo mismo si era uno o era otro. Eso sí, todos los cabos sueltos quedan cerrados y todo tiene su explicación, aunque algunas sean algo traídas por los pelos. También me rechinó un poco el rápido ascenso que tiene el lider de la secta, prácticamente de la nada.

En fin, no soy el único que piensa así. Aquí gustó: “21st Century Boys” de Naoki Urasawa. , pero aquí, con una reseña tan extensa como intensa: 20th Century Boys; la involución de Naoki Urasawa le sacan muy bien los colores. Por ejemplo:

El nacimiento por lo tanto de una era de Amigo en base a lo que se establece en el guión original es cuanto menos cuestionable. Nadie en su sano juicio creería que un ser cuya popularidad nace de la nada y que se atribuye una salvación a la humanidad que no termina de ser creíble pueda establecer un antes y un después de nuestra era.

En cualquier caso probaré con Monster, para ver.

Calificación: Se deja leer.

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *