Matías Candeira. Todo irá bien (III)

noviembre 3, 2013

Matías Candeira, Todo irá bien

Pasemos ya a comentar los cuentos de este libro, que son los siguientes:

Punto cero
Gólgota
La otra puerta
No se lo enseñes a nadie
En la antesala
Alguien al otro lado
Destrucción
Purgatorio
Babette
Los que vuelven

En los que se aprecia un cambio de registro, abandonando el onirismo de sus primeras producciones y tomando un rumbo más crudo, cruel en ocasiones. Comienza con Punto cero, donde una voz habla por la radio en un futuro posiblemente post apocalíptico en una misión sin esperanza. Gólgota, historia de amor con cortes y mutilaciones me puso de mal cuerpo (lo que es un elogio). En La otra puerta se mira la violencia en la distancia, aunque esté en la puerta de al lado. Purgatorio ya lo conocía, es un relato antiguo que encaja aquí mejor que en sus otros libros, sobre alguien cuyo oficio es rescatar a niños en piscinas de bolas.

En la antesala, sobre una reunión un tanto macabra, muestra un saludable humor negro. Cierran Babette, más triste que duro y Los que vuelven, con una historia de muertos vivientes que recupera el espíritu juguetón de sus libros anteriores y que es uno de los mejores del libro.

Mis preferidos, los más breves. En La tormenta en un vaso disfrutan con la mitad de los relatos. Yo he disfrutado con todos pero, como dije en anteriores entradas, no soy imparcial. Pero les animo a probar.

Calificación: Muy bueno.

Extracto:
Siempre tardo algunos segundos de mas en abrir el cajón de los cubiertos, así que ella me tranquiliza y dirige mi muñeca hacia la suya. Lentamente, sin apenas vacilación. Es la amabilidad de una enfermera que vela a un niño para que cruce los sueños de una noche demasiado larga. Necesita estar en contacto con su sangre, eso me ha dicho muchas veces. Casi nunca he creído que me engañara, así que hace algún tiempo que ya no aparto la mirada cuando le corto la palma de la mano. Solemos usar uno de esos cuchillos pequeños que pueden esconderse en un calcetín. «Vamos», me dice, porque todavía no me he decidido; y añade lo que ya sé: que nunca ha pasado nada grave. Pero es cierto que necesito que me lo recuerde, una y otra vez. Necesito estar seguro de poder cortarla. Y así lo hago.

4 comentarios

  • Bartleby noviembre 4, 2013en2:06 pm

    Hola:

    Es un autor que tengo pendiente. No conocía la polémica en el blog de Tongoy, le echaré un vistazo. Pero me gustan los cuentos, tanto leerlos como intentar escribirlos, así que tendré que leer a este hombre, antes o después.

    Un saludo.

  • Palimp noviembre 4, 2013en5:51 pm

    Como digo en el texto, para mí es imprescindible.

  • Lolaa noviembre 6, 2013en8:34 pm

    A mí me ha gustado pero reconozco que es el que menos me ha gustado de los tres. El primero tiene ese aire de novedad, de ser el primero, claro, de poner ahí lo mejor de lo mejor que tienes hasta entonces. El segundo es muy original, con sus monstruos y sus cosas. Se ve perfectamente el cambio en el tercero, pero me deja un sabor de boca extraño.

  • Palimp noviembre 11, 2013en5:26 pm

    En este volumen hay cuentos más flojos que en los dos anteriores, pero el resto en mi opinión son igual de buenos y diferentes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *