Lydia Davis. Cuentos completos.
Cuentos / octubre 31, 2012

Seix Barral, 2011. 744 páginas. Tit. Or. The collected stories. Trad. Justo Navarro. Después de verlo mencionado en varios sitios, supongo que esta entrada de malherido me decidió: Cuentos completos, de Lydia Davis. Que me gusten los cuentos y que muchos sean micros, también. Se juntan aquí cuatro libros de relatos, lo que da lugar a un libraco bastante gordo que he ido leyendo por partes, para no abusar. No pongo la habitual lista porque es muy larga. Lydia Davis fue la primera mujer de Paul Auster, y sus primeros cuentos parecen incursiones en el mismo ambiente narrativo. En la contraportada la ponen en las nubes, y algo exagerado me parece tanto elogio. En los libros de cuentos suelo marcar los que más me han gustado, y aquí tengo cinco o seis marcas en más de 500 cuentos. Algunos se me han hecho bastante pesados, por ejemplo La señora D y sus sirvientas o Te echamos de menos, hay varios con el mismo esquema y se me hicieron eternos. Por contra hay algunos casi surrealistas bastante buenos, pero son muy pocos. En general me ha gustado, pero tampoco es para tanto. Calificación: Bueno Este cuento me recordó a este otro:…

David Roas y Ana Casas. La realidad oculta.
Cuentos / octubre 29, 2012

Menoscuarto, 2008. 302 páginas. Recopilación de relatos con lo fantástico de fondo (apariciones, elementos sobrenaturales) que se propone demostrar que el género no sólo no ha sido ignorado en este país, sino que lo han cultivado prestigiosas firmas. Los cuentos son los siguientes (sacados de aquí: La realidad oculta): Médium (1899), Pío Baroja Del misterio (1903) Ramón María del Valle-Inclán El que se enterró (1908) Miguel de Unamuno La máscara del dominó negro (1910) Miguel Sawa La casa de la Cruz (1924) Emilio Carrere El hombre de la barba negra (1930) Eduardo Zamacois Fueron testigos (1952) Rosa Chacel Apiguaytay (1955) Alonso Zamora Vicente La gabardina (1955) Max Aub Aniversario (1957) Luis Romero Cargamento de muertos (1964) Alfonso Sastre El doble (1968) Segundo Serrano Poncela La pelota de oro (1968) Juan José Plans El avión en paz (1967) Francisco García Pavón Reichenau (1972) Juan Benet Testigo imparcial (1980) Ricardo Domenech Dejen salir (1982) José Ferrer-Bermejo En el hemisferio sur (1983) Cristina Fernández Cubas Lord Rendall’s Song (La canción de Lord Rendall) (1989) Javier Marías Los guerreros de bronce (1989) Pedro Zarraluki Las palabras del mundo (1990) José María Merino La sombra (1992) Juan Eduardo Zuñiga La casa vacía (1994) Juan José…

Varios autores. Nueva Dimensión 87.
Ci-Fi / octubre 19, 2012

Ediciones Dronte, 1977. 154 páginas. Petición de ayuda Este número de Nueva Dimensión tiene una serie de características curiosas, además de los siguientes relatos (obtenidos, como siempre, de aquí: Nueva Dimensión 87): Babel II (Babel II, 1967), Christopher Anvil Podemos Recordarlo Todo para Usted (We Can Remember It for You Wholesale, 1966), Philip K. Dick Día Millón (Day Million, 1966), Frederik Pohl Vuelvo (I am Returning, 1961), Ray Russell El Continente Perdido (The Lost Continent, 1970). Norman Spinrad En general interesantes, pero de una calidad tampoco excesiva. Lo curioso es el editorial. Una petición de ayuda por el robo de dinero de la distribuidora. La idea era una venta de libros numerados con cuyo beneficio enjuagar las pérdidas. No sé que resultado tuvo, pero la revista aguantó 60 números más. Entre las editoriales y la sección Se escribe la relación entre los lectores y el equipo editorial era bastante fluida, muy parecida a lo que estamos acostumbrados en estos tiempos de internet. Otro detalle está en el cuento Podemos Recordarlo Todo para Usted, en el que se inspiró la película Desafío total. Estoy seguro que con la reimpresión de ejemplares cuando salió la película hubieran ganado suficiente para arreglar esos…

Harold J. Morowitz. El filantrópico doctor Guillotín.
Ensayo / octubre 17, 2012

Editorial Tusquets, 2005. 194 páginas. Tit. Or. The kindly Dr. Guillotin and other essays on science and life. Trad. Ambrosio García Leal. Y otros ensayos sobre la ciencia y la vida El columnista científico es una especie casi desconocida en España (salvo honrosas excepciones) y no está mal importar de vez en cuando material del extranjero. Siguiendo la estela de Stephen Jay Gould -también biólogo- este libro presenta una serie de ensayos a medio camino entre la reflexión, la divulgación y la opinión personal. Se abre con una defensa del doctor Guillotin que, en contra de la opinión general, no fue el inventor de la guillotina, sólo propuso su utilización. Y por el mejor de los motivos, el humanitario; en esa época era tan frecuente que el vérdugo tuviera que asestar más de un hachazo al condenado que muchos pagaban para que se esforzase en afinar la puntería. La guillotina introduzo una forma indolora de ajusticiar a los condenados. Esta anécdota le sirve al autor para reinvicar la figura de Thurgood Marshall, magistrado del Tribunal Supremo norteamericano que se distinguió por su oposición a la pena de muerte. Los ensayos están agrupados en seis apartados cuyos títulos son bastante explicativos:…

Primer acto 255.
Teatro / octubre 15, 2012

Los artículos más interesantes son los del teatro como resistencia, algo que el teatro ha sido desde siempre, una crítica al poder, y que es un papel que en época de crisis, sin subvencionadores a los que agradecer el pan, debería resurgir. Cristalinas las palabras de Izabella Cywinska (negritas mías): Si dejamos de lado mi vida profesional, se me puede considerar como una polaca paradigmática: biznieta de insurrecto y nieta de legionario, perdí parte de la familia en los lagers soviéticos y parte en Auschwitz. Y yo misma, en la época de gobierno comunista en Polonia, estaba mezclada en diversos… llamémoslos acontecimientos políticos, a pesar de que nunca me ocupé de política sensu stricto. Me detuvieron tres veces. La última, en 1981 (coincidiendo con la proclamación del estado de guerra), me internaron por un espectáculo que ensalzaba la primera -en la Polonia Popular- revolución obrera, que tuvo lugar en Pozna en 1956. En aquella ocasión, los obreros reivindicaban “pan y libertad”. En 1980, apoyándome en documentos de los procesos penales de la época, monté un espectáculo titulado El acusado: Junio’56. Dicha obra me había granjeado tal popularidad entre los obreros de Pozna que el poder no tuvo otro remedio: en…

Ryszard Kapuscinski. Ébano. Fragmentos.
Ensayo / octubre 13, 2012

En nuestro coche, aparte de dos reporteros locales y de mí, también viajan tres soldados. Han colgado sus kaláshnikov sobre sus hombros desnudos (hace mucho calor, así que se han quitado las camisas). Se llaman Onom, Semakula y Konkoti. El mayor de ellos, Onom, tiene diecisiete años. Leo a veces que en América o en Europa un niño ha disparado sobre otro niño. Que ha matado a uno de su misma edad o a un adulto. Este tipo de información suele ir acompañado de expresiones de estupefacción y espanto. Pues bien, en África los niños llevan años, muchos, mucho tiempo, matando a otros niños, y en masa. A decir verdad, las guerras contemporáneas que se libran en este continente son guerras de niños. Allí donde los combates se prolongan desde hace décadas (como en Angola o Sudán), la mayoría de adultos ha muerto hace ya tiempo, por el hambre o las epidemias; quedan los niños, y son ellos los que continúan las guerras. En el sangriento caos que arrasa diferentes países de África, han aparecido decenas de miles de huérfanos, hambrientos y sin techo. Buscan quien los alimente y acoja. Allá donde hay ejército es donde resulta más fácil encontrar…

Ryszard Kapuscinski. Ébano. Fragmentos.
Ensayo / octubre 6, 2012

De ahí que en los lugares donde el cristianismo y el islam no se había implantado con fuerza, la riqueza de nombres que se ponía a la gente era infinita. En ello también se expresaba la poesía de los adultos, que dotaban a sus hijos de nombres como Mañana Fresca (si el crío nació al amanecer) o Sombra de Acacia (si vino al mundo bajo este árbol). En las sociedades que desconocían la escritura, con ayuda de los nombres se registraban los acontecimientos más importantes de la historia antigua y contemporánea. Si el niño nacía el día en que Tanganica había obtenido la independencia, recibía el nombre de Independencia (en swahili, Uhuru). Si los padres eran incondicionales partidarios del presidente Nyerere, podían llamar a su hijo precisamente así: Nyerere. De esta manera, desde hace siglos se ha ido creando una historia, no tanto escrita como hablada, con fuerte -por personal- grado de identificación: mi identificación con mi comunidad la expreso con el hecho de que el nombre que poseo glorifica algún acontecimiento inscrito en la memoria de un pueblo del que soy parte. La introducción del cristianismo y del islam redujo este rico mundo de poesía e historia al centenar…

Chuck Palahniuk. El club de la lucha.
Novela / octubre 5, 2012

DeBolsillo, 2011. 218 páginas. Tit. Or. The fight club. Trad. Pedro González del Campo. Las ganas que tenía de leer este libro y lo que me ha costado… empecé a leer a Palahniuk por la película del club de la lucha, y un poco más y me lo leo el último. ¿Qué se puede decir si la entrada de la wikipedia es enorme: El club de la lucha, y se ha convertido en todo un clásico viviente. El autor lo explica en el prólogo, cuando está haciendo una excursión le sueltan: La primera regla del Tour por el túnel encantado es que no se habla del Tour por el túnel encantado Y cuando le cuenta que fue él quien escribió el libro le dicen: ¿Había un libro? Pues sí, lo había. Y muy bueno, añado. Me ha gustado mucho. La película le hace honor y aunque el final es muy diferente ambos hacen justicia a la trama. Que a estas alturas todo el mundo la conoce: trabajador harto de su situación conoce a gamberro problemático con el que funda el club de la lucha y todo se desmadra. Dice el autor que todo parte del capítulo 6, al que se…

Ryszard Kapuscinski. Ébano.
Ensayo / octubre 3, 2012

Anagrama, 2000. RBA, 2009. 346 páginas. Tit. Or. Heban. Trad. Agata Orzeszak y Roberto Mansberger Amorós. Algo tiene el agua cuando la bendicen. Tanto bueno acerca de Kapuscinski tenía que tener una base, y leyendo este libro lo he podido comprobar. Es una colección de historias y vivencias del autor en África, continente que ha visitado mucho en calidad de periodista, del que se declara enamorado, y del que tiene muchas cosas que decir. El paisaje que nos muestra es, a la vez, apasionante y devastador. Belleza y hambre. Maravilla y miseria. Lleno de vida y de muerte. Me animé a leerlo por un fragmento que escuché en la vuelta al mundo en ochenta libros, que aparece casi al final del libro y que palidece ante otras situaciones mucho más intensas. Un libro tan fascinante como el continente que describe. Les dejo un fragmento pero iré colgando otros a lo largo de este mes. Calificación: Muy bueno. Extracto: – Ya lo creo -contesté-, ¡centenares! -¿Sabes? -siguió-, cuando hace mucho tiempo aparecieron aquí los portugueses y empezaron a comprar marfil, les llamó la atención el hecho de que los africanos no lo tuviesen en grandes cantidades. ¿Por qué? A fin de…

Unos ríen, otros lloran…
Noticias / octubre 2, 2012

El libro electrónico ha venido para quedarse. Aunque la industria todavía no se ha enterado, y sigue empeñada en venderlos casi al mismo precio que la edición de tapa dura y más caros que la edición de bolsillo. Mientras tanto florecen los sitios que ofrecen libros gratis, y sin publicidad. Algunas noticias (viejas pero no tanto, y vigentes). Las venta del libro de bolsillo bajan, y no creo que sea casualidad que sea el formato de los lectores compulsivos que seguramente ya tienen ebook: El libro de bolsillo se desploma Los editores siguen diciendo tonterías: Los editores están preocupados por “la falta de protección del libro digital en España” Del que destaco: […] Díaz Valcárcel, […], ha asegurado que convertir un libro de papel en electrónico es “caro” […]. Y yo me pregunto, si es tan caro ¿Cómo es que hay gente que lo hace gratis? ¿A quién quieren engañar? Mientras tanto empiezan a nacer las editoriales virtuales que sólo editan en electrónico, y las que vendrán: Sigue leyendo El 50% de lo que usted paga por este libro va directo al escritor, sin el cual no existiría. Para que usted pueda leerlo ha sido necesario el trabajo de un…