Sergio Vila-Sanjuan i Sergi Doria. Passejades per la Barcelona Literària.
Ensayo / mayo 31, 2012

Edicions 62, 2005. 366 páginas. Editado por motivo de una conmemoración y con apoyo institucional, el libro nos ofrece un recorrido por los parajes de Barcelona que han inspirado o están presentes en la literatura. Empieza, como no podía ser de otra manera, por el Quijote, que visitó Barcelona y sus playas, revelando donde vivió Cervantes supuestamente cuando estuvo en la ciudad -y reconociendo que tiene más de leyenda urbana que de realidad, al no existir ningún apoyo documental. No falta la Barcelona de los poetas, de la bohemia, la del modernismo, la ciudad de los prodigios, de la inmigración nacional. Pero mi preferida ha sido, por descontado, la Barcelona negra, liderada por Vázquez Montalbán pero bien acompañada de otros novelistas que han situado sus crímenes en esta ciudad. La lectura es agradable y descubrimos datos curiosos, abunda en fotografías que nos permiten ver las localizaciones sin tener que desplazarnos e incluye los extractos de las obras. Lo malo es que no tiene excesiva profundidad (si la tuviera, sería una enciclopedia) y se notan ausencias internacionales, al estar centrada casi exclusivamente en escritores catalanes. Por ejemplo, en el libro aparece esta foto (adivinen los nombres): Y uno piensa, ante tanto…

Benito Pérez Galdós. La sombra.
Novela / mayo 30, 2012

RBA. Novela breve que gira alrededor de los celos. El doctor Anselmo se obsesiona con una supuesta infidelidad de su mujer y va perdiendo la razón. La descripción detallista nos sumerge dentro de la locura del protagonista, y confieso haber sentido una angustia real. Más allá de una descripción de los celos es una novela psicológica adelantada a su tiempo, a la vez que una crítica al la maté porque era mía. Interesantes apuntes aquí: La sombra Calificación: Bueno. Un día, un libro (272/365) Descárgalo gratis: Todas las obras de Benito Pérez-Galdós Extracto: «Mi boda fue repentina: no habían precedido más relaciones íntimas, furtivas, que enlazan las almas moralmente antes de ser atadas las personas por el nudo religioso y civil. Yo no había sido su novio; y aquello fue más bien cosa concertada por los padres, guiados por la conveniencia, que unión espontánea de dos amantes que se cansan de la vida platónica. Nos casamos no muchos días después de habernos conocido; y de aquí creo yo que provinieron todos mis males. Yo, no obstante, la amé mucho desde que resolví unirme a ella. Pero llegó el día, y no sé por qué, creí ver en su semblante más…

George Gamow. Biografía de la Física.
Ensayo / mayo 29, 2012

Salvat, 1971. 262 páginas. Trad. Fernando Vela. A Gamow le debemos muchas cosas, la más conocida la teoría del Big Bang (aunque el nombre se lo puso Hoyle para ridiculizarla lo que hizo fue hacerla más popular). Esta biografía, donde se repasa la historia de la física hasta sus días, ya la había leído, pero siempre es un placer releer a Gamow. Porque escribe muy bien y sabe explicar con claridad y sin perder rigor los conceptos más complicados de la física. Además incluye un montón de anécdotas (algo que me encanta) y muchas de ellas vividas en primera persona, porque Gamow es parte fundamental de la historia de la física. A mí me estremece leer cosas como esta, donde se narra el origen de la energía atómica: […]él y su ayudante, Fritz Strassman, bombardeando uranio con neutrones, habían encontrado la presencia del bario, un elemento que está a la mitad del sistema Mendeleev. Meitner y su sobrino, Otto Firsch (dos Otto en el asunto), que había ido con ella a Estocolmo, pensaron que ello había sido el resultado de una fisión, es decir, de la desintegración en dos de un núcleo de uranio golpeado por un neutrón. Tan pronto…

Francisco Ruiz Ramón. Historia del teatro español.
Ensayo / mayo 28, 2012

Alianza, 1971. 540 páginas. Segunda parte -al comprarlo de saldo quien sabe dónde estará la primera- abarca desde principio de siglo hasta las últimas tendencias. Últimas de 1971, claro. Fineza en la crítica, amplio en su selección de autores, con buen ojo y criterio, abundante en detalles e incluso anécdotas, es toda una joya emplazable para una relectura. Coincidimos en el elogio a Valle Inclán y García Lorca (y en otros). Sólo tiene un defecto, que se acaba en 1971 y deja fuera a la nueva hornada de dramaturgos, pero veo que hay una edición de Cátedra de 2007 que es posible que tenga datos actualizados. Me la apunto y de paso se la recomiendo a ustedes. Calificación: Muy bueno. Un día, un libro (270/365) Extractos: Con Águila de blasón comienza Valle-Inclán ese teatro en libertad, suyo ya e inconfundible, estribado en la libertad de la imaginación, creadora de nuevos espacios dramáticos irreductibles al tipo de «escena a la italiana», que era el predominante y, en realidad, el único en el teatro español coetáneo. Por ello Valle-Inclán no es ya el sucesor del teatro del xix, como lo son Benavente, Marquina y el mismo Unamuno o, más tarde, Pemán, Calvo…

Fernando Aramburu. El vigilante del fiordo.
Cuentos / mayo 27, 2012

Tusquets, 2011. 186 páginas. Probablemente lo vi recomendado aquí: Fernando Aramburu: El vigilante del fiordo. Cuando compro cualquier libro de saldo porque me llama la atención la portada, si no me gusta demasiado suelo ser benigno. Si me lo recomienda otro, soy más crítico. Valga como prolegómeno y excusa a mis apuntes de un libro que tiene los siguientes cuentos: Chavales con gorra La mujer que lloraba en Alonso Martínez Mártir de la jornada Carne rota El vigilante del fiordo Lengua cansada Nardos en la cadera Mi entierro Que no me han acabado de convencer. En ocasiones arrancan muy bien, tienen una trama sugerente, pero me da la impresión de que no se cierran con la fuerza que merecen. Esto ocurre, sobre todo, con El vigilante del fiordo, historia de un funcionario de prisiones que se evade en un fiordo donde ejerce de vigilante o en La mujer que lloraba en Alonso Martínez, una mujer que llora en una parada de metro a la que el protagonista observa al visitar a su madre. Carne rota son una serie de fragmentos sobre el atentado del 11M, y aunque debo confesar que me conmoví, fue más por el tema que por el…

J. D. Salinger. Nueve cuentos.
Cuentos / mayo 26, 2012

Alianza, 2010. 198 páginas. Tit. Or. Nine stories. Trad. Elena Rius. Tanto había oído nombrar al autor, del que todavía no he leído su obra clásica (la reseña que hay en esta bitácora es de un invitado) que cuando acabé de leer el primer cuento se me quedó cara de tonto ¿Es para tanto? Buscando en internet críticas vi que no era el único decepcionado. Por suerte la cosa mejora. Los cuentos son: Un día perfecto para el pez banana El tío Wiggly en Conectcicut Justo antes de la guerra con los esquimales El hombre que ríe En el bote Para Esmé, con amor y sordidez Linda boquita y verdes mis ojos Teddy El periodo azul de Daumier-Smith Muchos tratan sobre la relación de adultos con niños o adolescentes. Mi preferido El hombre que ríe, crónica del distanciamiento entre el mundo de los adultos y el de los niños, con historia dentro de historia incluída. En general están bastante bien, ojo, si el primero -de título tan famoso- no me impresionó demasiado fue más por lo que yo esperaba. En su momento se realizaron muchas reseñas de estos cuentos en varias bitácoras literarias. Pueden empezar por aquí: Nueve Cuentos de…

Benito Pérez Galdós. El audaz.
Novela / mayo 25, 2012

RBA. Empecé a leerme las obras completas de Pérez Galdós (tarea inconclusa que me ocupará mucho tiempo) con esta su segunda novela, porque la primera la había leído no hace tanto, y si no me pongo firme a lo mejor me muero sin cumplir mi objetivo. Que este señor escribió mucho. El audaz del título es Martín Martínez de Muriel, que quiere que las cosas vayan mejor en España y para eso es revolucionario (aunque moderado). Como las revueltas no es una solución que le gustaba al autor, el final no es muy feliz que digamos, aunque nuestras simpatías estén con el protagonista. Personajes muy conseguidos, leyéndolo me parece que a escritores de ahora que mantienen la novela del XIX les haría falta releer a los clásicos, porque todos respiran. Es una novela muy fresca, de las que más me han gustado de las pocas que llevo leídas de este señor. Crítica a la sociedad y a la religión (inquisición incluída), buen ritmo y buena historia, algo que ya quisieran para sí algunas de las novedades. Más reseñas y sinopsis aquí: El audaz y aquí: El audaz Calificación: Muy bueno. Un día, un libro (268/365) Descárgalo gratis: Todas las obras…

Empar Moliner. La col·laboradora.
Novela / mayo 24, 2012

Columna, 2012. 318 páginas. En este humilde cuchitril están reseñados todos los libros de Empar Moliner ¿Por algo será, no? En esta ocasión una novela, esperaba repetir las carcajadas de aquella Feli, esthéticienne, pero no. La colaboradora es una escritora de encargo, hace de negro de baja estofa; apaña autobiografías de famosillos y lo que surja. En esta ocasión tiene que hacer de documentalista de un prestigioso hispanista para un libro sobre la memoria histórica… El humor afilado, la frase incisiva, el ojo clínico para detectar y denunciar imposturas -sobre todo políticamente correctas- están aquí como en otros libros de la autora. Pero algo ha cambiado. Una de las protagonistas, por ejemplo, se enamora de un senegalés del top manta que la chulea miserablemente. Y después de un preso que ni siquiera accede a la visita conyugal. Pero Empar no se ríe de ella; se compadece. Las situaciones son graciosas, pero tristes. La colaboradora está saliendo de una adicción a la cocaína, y tampoco puede beber. Su historia tiene un trasfondo trágico. Igual que este libro. Si los libros anteriores eran la cocaína, este es la bajona. Si eran la alegre borrachera, este es la resaca. Y me ha gustado…

Heinrich Böll. Billar a las nueve y media.
Novela / mayo 23, 2012

Seix-Barral, 1985. 326 páginas. Tit. Or. Billard um Halb Zehn. Trad. Margarita Fontseré. Para una reseña convencional, pueden ir aquí: Billar a las nueve y media – Heinrich Böll. Este es uno de los libros que más veces he regalado (y todavía tengo dos ejemplares en mi biblitoeca). Que se encuentre con facilidad de saldo tiene también algo que ver. Pero esta historia familiar entre un abuelo que construye una abadía ganando a prestigiosas firmas, un padre que dedica sus conocimientos a destruir edificios y hacer cálculos de estática, y un nieto que reconstruye la abadía del abuelo está llena de historias y de ternura. Siempre pongo extractos, pero esta vez les pido que los lean. Merece la pena. Al igual que este libro que he tardado demasiado en releer, porque debería haberlo hecho con más frecuencia. Nos habla sobre la importancia de las personas frente a los edificios y el arte, de la importancia de no comer del sacramento del búfalo, o lo que es lo mismo, no ejercer violencia sobre tus semejantes o permitirlo, y en definitiva, sobre la importancia de ser humanos. A mí me conmueve profundamente. Calificación: Imprescindible. Un día, un libro (266/365) Extractos: Ya puedes…

Juan Aparicio-Belmonte. El disparatado círculo de los pájaros borrachos.
Novela / mayo 22, 2012

Lengua de trapo, 2006. 252 páginas. Si no me equivoco lo vi recomendado aquí: El disparatado círculo de los pájaros borrachos, Juan Aparicio-Belmonte y he hecho mal no en leerlo, sino en empezar por este libro que hace referencia a otros anteriores. El escritor Pellitero está detenido por un crimen que dice no haber cometido, mientras la inspectora Micol, antigua amante suya, sigue sospechando de él. Quizás en el texto de su última novela, donde aparece un Mesias bromista y un fin del mundo que parece inminente, esté la clave. Los textos de la novela dentro de la novela y la novela propiamente dicha (si es que existe tal) se relacionan e influyen. Que la supuesta realidad aparezca en una novela es normal, el proceso inverso tan solo se da en la ficción, porque si A escribe un personaje B y éste a su vez escribe a A ¿Cómo es posible? Si hay un escritor C que los ha escrito a ambos. Si a esto le añadimos una estructura circular ya tenemos un andamiaje que en manos de algún escritor pretencioso tendría alabanzas de la crítica miope. Como está al servicio de un espíritu lúdico, no tendrá esos aplausos. Aquí…