Borges y Nocilla

octubre 3, 2011

Resumo la noticia. Agustín Fernández Mallo (nocilla, que merendilla) publica en Alfaguara un libro llamado El hacedor (de Borges) ‘Remake’, todo muy post-postmoderno, recreando a Borges, el juego, la hipertextualidad, el collage y tal y tal.

María Kodama al enterarse habla con su abogado y consiguen que la editorial retire el libro del mercado. Aunque no ha leído el libro, ha hecho caso a su abogado y afirma que no le pidieron permiso.

Todas las bitácoras que sigo y algunas noticias que encuentro en la red se dedican a apoyar al escritor y a criticar a Kodama, afirmando en muchas ocasiones que Borges hizo cosas parecidas (cierto) y que posiblemente le hubiera encantado el homenaje (puede ser). Y yo estoy de acuerdo, pero.

Porque vamos a ver ¿a nadie se le ocurrió hablar con María Kodama antes de publicar el libro? No estamos hablando de un escritor desconocido, sino del más in del momento -nos guste o no. Tampoco estamos hablando de una publicación en una bitácora de cuarta como ésta, sino de una de las editoriales más importantes del país. Se me hace difícil creer que durante todo el largo proceso de edición del libro no hubo alguien que pensara en hablar con María Kodama.

Vamos, que no quiero acusar a nadie de montaje publicitario, porque puede ser que, sencillamente, sea pura incompetencia. Pero confieso que todo el asunto me parece muy raro. Consideraciones literarias y artísticas aparte.

9 comentarios

  • Seikilos octubre 3, 2011en3:30 pm

    Lo poco que leí de ese Hacedor remixado me dio vergüenza ajena. Pero hay otro subtexto ahí: hoy Borges representa el establishment, y el enfrentamiento no sólo pasa por escribir a contrapelo de Borges, a contrapelo de la mejor literatura para diferenciarse: tiene que darse un enfrentamiento también externo a los libros, como bien sugerís, que María Kodama quede en la vereda opuesta del tal Mallo.

  • panta octubre 3, 2011en11:03 pm

    Lo de autor más ‘in’ pues no sé yo ¿por la fama?¿por la creatividad?

    Hace un par de años, tras leer uno de los de la saga de la Nocilla escribí ‘… copiar fragmentos de obras ajenas y barajarlos con sueños oníricos de un físico o bromas de cafetería de facultad no es algo que abra nuevas fronteras a la novela …’
    Quizá con esta polémica sí haya conseguido abrir un novedoso frente novelesco, mezclando la realidad y la ficción, tal vez luego haga una metanovela engullendo a la obra original(hasta el punto en que sea original)o bien… me he perdido ¿por dónde iba?. 🙂

    Saludos

  • arrebatos octubre 3, 2011en11:17 pm

    Para qué negarlo. A mí (jijiji) me ha dado por la risa tonta (jajaja); una especie (jejeje) de regocijo no exento (jojojo) de malicia, ya ves tú (jujuju).

    Pese a todo debemos reconocer que la culpa no es suya, ni siquiera por esa pose. La culpa, si acaso, es de la editorial que publica lo impublicable y del lector que lo sube a los altares. Pero claro, ¿qué se puede esperar de un país que coloca entre los más leídos (entre el público adulto) un libro infantil?

  • Palimp octubre 4, 2011en11:55 am

    Seikilos, mal anda la literatura si el enfrentamiento entre generaciones tiene que darse con abogados de por medio.

    panta, está en el candelabro mediático, ¿por qué? No lo sé muy bien; reflejo del estado actual de la literatura.

    arrebats, entiendo que te regocijes. Seguro que tú y muchos. Pero no lancemos las risas al vuelo ¿No se acaba de convertir en un libro de culto ipso facto?

  • Libros octubre 5, 2011en9:02 pm

    Gracias por este post. Te dejo un link en Lo mejor de la quincena. Saludos!

  • Palimp octubre 6, 2011en2:46 pm

    Gracias a ti.

  • ericz octubre 6, 2011en7:16 pm

    Vieron que un tal Paulo Coelho (creo que es un bestseller de autoayuda o algo asi) ya publicó El aleph, y El zahir. Más allá de lo innoble y de la veruenza ajena que provoca el intento de apropiación de dos términos ‘inventados’ por un hombre de genio, el asunto es que posiblemente tenga éxito, porque el acceso a la información hoy se realiza por la web y los algoritmos ponderan volumen, nunca calidad. Acabo de probar Bing y la primera página de ‘el aleph’ es toda de Borges pero ‘el zahir’ empieza con Coelho y sigue con Borges.
    Algo hay para reflexionar aquí sobre los criterios de autoridad y la democracia.

  • Palimp octubre 7, 2011en3:28 pm

    No sabía que además de saquear la tradición sufí también hubiera robado a Borges. Este Coelho es una joya. Sólo he leído un libro suyo, y ha sido suficiente para cogerle paquete eterno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *