Federico García Lorca. Bodas de Sangre.

junio 22, 2009

RBA editores, 2008. 70 páginas.

Federico García Lorca, Obras completas
La llamada del deseo

Una de las obras más famosas de Lorca que tiene incluso su entrada en la wikipedia: Bodas de sangre. El autor deja de lado el lenguaje surrealista y parte -pero no del todo- del uso de la poesía y las canciones.

Definida como tragedia, el nudo del argumento es el eterno triángulo amoroso. Antes de una boda la novia es rondada por un antiguo amor. Tras la boda, escaparán juntos, perseguidos por el marido. La boda no llegará a consumarse.

En esta, como en otras obras de Lorca el amor, la pasión, triunfa sobre las convenciones sociales y las normas establecidas. Esta obra siempre me ha parecido una metáfora del amor homosexual en una sociedad dónde éste es reprimido. O mi lectura es una tontería o ya lo habrán dicho otros, se agradecerán aportaciones documentales en ambos sentidos.

Las últimas obras de Lorca siempre me traen a la memoria a Shakespeare. Creo que ambos eran capaces de tomar un tema cualquiera y darle una profundidad y una resonancia universal. O lo que es lo mismo, que ambos eran unos verdaderos genios.

Léelo aquí:

Bodas de sangre


Extracto:[-]

Vecina: ¿No la reconoces?

Madre: Por eso pregunto quién es. Porque tengo que no reconocerla, para no clavarla mis dientes en el cuello. ¡Víbora! (Se dirige hacia la novia con ademán fulminante; se detiene. A la vecina.) ¿La ves? Está ahí, y está llorando, y yo quieta, sin arrancarle los ojos. No me entiendo. ¿Será que yo no quería a mi hijo? Pero, ¿y su honra? ¿Dónde está su honra? (Golpea a la novia. Ésta cae al suelo.)

Vecina: ¡Por Dios! (Trata de separarlas.)

Novia: (A la vecina) Déjala; he venido para que me mate y que me lleven con ellos. (A la madre.) Pero no con las manos; con garfios de alambre, con una hoz, y con fuerza, hasta que se rompa en mis huesos. ¡Déjala! Que quiero que sepa que yo soy limpia, que estaré loca, pero que me puedan enterrar sin que ningún hombre se haya mirado en la blancura de mis pechos.

Madre: Calla, calla; ¿qué me importa eso a mí?

Novia: ¡Porque yo me fui con el otro, me fui! (Con angustia) Tú también te hubieras ido. Yo era una mujer quemada, llena de llagas por dentro y por fuera, y tu hijo era un poquito de agua de la que yo esperaba hijos, tierra, salud; pero el otro era un río oscuro, lleno de ramas, que acercaba a mí el rumor de sus juncos y su cantar entre dientes. Y yo corría con tu hijo que era como un niñito de agua, frío, y el otro me mandaba cientos de pájaros que me impedían el andar y que dejaban escarcha sobre mis heridas de pobre mujer marchita, de muchacha acariciada por el fuego. Yo no quería, ¡óyelo bien!; yo no quería, ¡óyelo bien!. Yo no quería. ¡Tu hijo era mi fin y yo no lo he engañado, pero el brazo del otro me arrastró como un golpe de mar, como la cabezada de un mulo, y me hubiera arrastrado siempre, siempre, siempre, siempre, aunque hubiera sido vieja y todos los hijos de tu hijo me hubiesen agarrado de los cabellos!

(Entra una vecina.)

Madre: Ella no tiene culpa, ¡ni yo! (Sarcástica.) ¿Quién la tiene, pues? ¡Floja. delicada, mujer de mal dormir es quien tira una corona de azahar para buscar un pedazo de cama calentado por otra mujer¡

Novia: ¡Calla, calla! Véngate de mí; ¡aquí estoy! Mira que mi cuello es blando; te costará menos trabajo que segar una dalia de tu huerto. Pero ¡eso no! Honrada, honrada como una niña recién nacida. Y fuerte para demostrártelo. Enciende la lumbre. Vamos a meter las manos; tú por tu hijo; yo, por mi cuerpo. La retirarás antes tú.

(Entra otra vecina.)

Madre: Pero ¿qué me importa a mí tu honradez? ¿Qué me importa tu muerte? ¿Qué me importa a mí nada de nada? Benditos sean los trigos, porque mis hijos están debajo de ellos; bendita sea la lluvia, porque moja la cara de los muertos. Bendito sea Dios, que nos tiende juntos para descansar.

(Entra otra vecina.)

Novia: Déjame llorar contigo.

Madre: Llora, pero en la puerta.

4 comentarios

  • Núria junio 23, 2009en6:07 pm

    Hola,

    Hem descobert el teu blog i et volem presentar l’obra de teatre STOKÖLM • THE NEW LOOK BACK IN ANGER, ja que pensem que pot ser del teu interès.
    Es tracta d’una adaptació de l’obra de John Osborne, Look Back in Anger, dirigida per l’actor i director Marc Martínez. STOKÖLM es podrà veure al Teatre Borràs de Barcelona en el marc del FESTIVAL GREC’09.

    A més, sortegem 300 entrades a 5 € cada una per a la funció prèvia del proper dimarts 30 de juny, a les 21.30! Visita el blog d’STOKÖLM per a saber què has de fer per aconseguir-les!

    http://www.stokolm.es

  • Palimp junio 24, 2009en8:59 pm

    Gracias por la noticia, aunque hubiera agradecido más una entrada gratis 🙂

  • gabriela junio 25, 2009en1:41 pm

    hola, me pareció bastante interesante tu idea del amor homosexual;es extraordinaria la obra, mas yo sigo sin entender porque su títuo es “bodas de sangre ” y no boda de sangre…
    solo veo una boda” o es mi lectura una porqueria y no entendí la obra o solo es mipensamiento ?te agradeceria me des tu opinion y el lugar dentro el libro donde se vé la metafora homosexual. gracias. Gabriela , de Argentina

  • Palimp junio 26, 2009en8:46 am

    Es cierto, sólo hay una boda. Pero eso no es lo peor; he investigado por ahí y en muchos casos hablan de ‘bodas’ cuando sólo es una boda. Por ejemplo, las bodas de Caná. El lenguaje está loco.

    La metáfora está cuando dice ‘Que yo no tengo la culpa, que la culpa es de la tierra…’

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *