Federico García Lorca. Los títeres de Cachiporra. Tragicomedia de don Cristóbal y la señá Rosita.

marzo 25, 2009

RBA editores, 2008. 80 páginas.

Federico García Lorca, Obras completas
Teatro de marionetas

tener en un volumen todas las obras de teatro de Federico García Lorca es uno de los lujos de esta colección. Ya es un clásico, pero las obras que están al alcance de la mano son siempre las mismas. Nunca había leído esta tragicomedia.

Supongo que está escrita para ser representada por títeres, en todo caso así hay que leerla. La veleta Rosita se casa con Cristobita aunque seguirá teniendo admiradores. Tradicionalmente los títeres de cahiporra tienen un lenguaje de farsa, exagerado y en ocasiones cruel. El genio de Lorca se adapta como un guante al estilo, creando situaciones de gran belleza, tocadas por el surrealismo y muy cómicas.

Muy divertida y ágil. Una delicia.

Léelo entero aquí:

Los títeres de Cachiporra. Tragicomedia de don Cristóbal y la señá Rosita


Extracto:[-]

COCOLICHE. ¡Ábreme, que yo le mataré cuando venga!

ROSITA. ¿Te abro? (Va a abrirle.) ¡No te abro! ¡Ay!

COCOLICHE. Rosita: déjame que lo estrangule.

ROSITA. ¿Te abro? (Va a abrirle.) ¡No te abro! Ahora viene, y nos matará.

COCOLICHE. ¡Así moriremos juntos!

ROSITA. ¿Te abro?… ¡Ay, sí!… ¡Te abro! (Le abre.) ¡Corazoncillo mío! ¡Arbolito de mi jardín!

COCOLICHE (Abrazándola.) ¡Clavel disciplinado! ¡Manojito de canela! (Empieza un idilio estilo dúo de ópera.)

ROSITA Vete a tu casa; ahora, yo moriré.

COCOLICHE. Es imposible, Rosita entre las flores. En aquella estrella te haré un columpio y un balcón de plata. Desde allí veremos cómo tiembla el mundo vestido por la luna.

ROSITA. (Olvidándolo todo y en plena felicidad.) ¡Qué romántico eres, primor mío! Creo que soy una flor, y me deshojo sobre tus manos.

COCOLICHE. Cada día me vas pareciendo más rosada; cada día parece que te arrancas un velo, y surges desnuda.

ROSITA. (Poniendo la cabecita sobre el pecho de su novio.) En tu pecho han levantado el vuelo miles de pájaros; amor mío, cuando te miro me parece que estoy ante una fuentecilla. (Fuera se oye la voz de Cristobita, y Rosita sale de su éxtasis.) ¡Huye!

CRISTOBITA. (Aparece en la puerta y queda estupefacto.) ¡Ahrrrrrrrr! ¡Tienes los amantes a pares! ¡Prepararse para el barranquillo! ¡Pin! ¡Pan! ¡Brrr! (Cocoliche y Rosita se besan desesperadamente, delante de Cristóbal.) ¡Imposible! ¡Yo, que he matado trescientos ingleses, trescientos costantinoplos! ¡Os acordaréis de mí! ¡Ay! ¡Ay! (La porra se le cae de la mano, y se siente un gran estrépito de muelles.) ¡Ay mi barriguita! ¡Ay mi barriguita! ¡Por vuestra culpa me he roto. me he muerto! ¡Ay, que me muero! ¡Ay, que llamen al curita! ¡Ay!

4 comentarios

  • Borgleone marzo 26, 2009en12:12 pm

    Suelo participar poco en tu blog, aunque lo leo todos los días, y nunca te agradeceré lo bastante el que “casi” me dejaras un libro.

    Pero tengo una duda que en cuanto la haga se me echaran los lobos encima: ¿tanto ha significado Lorca para la literatura? o ¿estamos magnificando un mito?

    Ojo: me gusta mucho Lorca, pero tengo dudas, como las tuve a la hora de la hipoteca o de elegir el color del coche.

    Un saludo y…¿como va esa vida paternal?

  • Palimp marzo 26, 2009en12:57 pm

    ¿Casi te dejé un libro? Eso tienes que explicármelo.

    Te respondo desde mi humilde punto de vista de lector de a pie y no erudito. Hace quince años pensaba que Shakespeare y Lorca estaban sobrevalorados. Que no era para tanto. Que escribían bien.

    Hoy pienso que los dos están a la altura de su mito, y además los encuentro muy parecidos (lo comentaré en alguna otra entrada de la serie). Me costaría encontrar un dramaturgo tan redondo como Shakespeare, a excepción de Lorca. Los dos tienen un manejo del lenguaje excelente, construyen personajes profundos con apenas dos trazos, cuantan historias universales, pintan con colores fuertes sin caer en el ridículo…

    Repito: es una opinión personal y como tal discutible, pero para mí la respuesta es: sí, ha significado mucho para la literatura.

    Y la paternidad es lo mejor que me ha pasado nunca. Hoy es el primer cumpleaños de mi hija. 🙂

  • Borgleone marzo 26, 2009en6:10 pm

    vaya, felicidades…para todos. El mio cumple 3 dentro de un mes y tambien es lo mejor que me ha pasado nunca…incluida la mili (jurjurjur).

    El libro que “casi” me dejas es Confesiones de un Asesino, de Roth. Lo recomendaste en tu blog y no tenía forma de encontrarlo por ningún sitio. Tu te ofreciste a enviarmelo, lo cual te agradezco una y mil veces. El caso es que luego lo encontre y lo disfruté.

    Además recuerdo que de esa “correspondencia” salió que ambos eramos informáticos..esa denostada profesión que se limita a reiniciar equipos.

    Tambien te digo lo que salió de ese libro: la escritura de un libro en la que ando embarcado ahora, un blog derivado, y una certeza: que pateticamente mal escribe uno cuando lee a Garcia Márquwz.

    Me gusta tu opinion respecto a Lorca y el inglés (esta mas desconocida para mi) y es cierto que dos pinceladas, en el caso de Lorca podrían ser de Picasso o Dali, les bastan para perfilar y definir un personaje.

    pero yo pensaba que, en el caso de Lorca, era por entender sus personajes al llevarlos dentro de una forma u otra. Por ejemplo: mi abuela me cantaba canciones como las que recopiló Lorca en su cancionero.

    Un saludo y disculpa tan largo comentario

  • Palimp marzo 30, 2009en9:00 am

    Felicidades por adelantado igualmente. No recordaba lo de Confesiones de un asesino pero ahora que lo nombras, sí. Me alegro que lo encontrarás ¿te gustó?

    Suerte con el libro, te agradeceré que pongas noticias sobre como va, y si te hace falta ayuda para promocionarlo, aquí me tienes.

    Seguro que Shakespeare y Lorca llevaban a sus personajes dentro. Esa es su grandeza, que no es poco.

    Un saludo y nada de disculpas; gracias por interactuar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *