Jorge Luis Borges. Cuaderno San Martín

septiembre 16, 2008

Jorge Luis Borges, Obras Completas
RBA – Instituto Cervantes. Obras completas.

Escrito en 1929 es un libro breve, pero contiene uno de los poemas más famosos de Borges, Fundación mítica de Buenos Aires. El libro completo puede leerse aquí: Cuaderno San martín. Parece que el título es un homenaje a unos cuadernos infantiles del mismo nombre. Curioso es también el poema dedicado a los dos cementerios más famosos de Buenos Aires, la Chacarita y la Recoleta.

FUNDACIÓN MÍTICA DE BUENOS AIRES

¿Y fue por este río de sueñera y de barro
que las proas vinieron a fundarme la patria?
Irían a los tumbos los barquitos pintados
entre los camalotes de la corriente zaina.

Pensando bien la cosa, supondremos que el río
era azulejo entonces como oriundo del cielo
con su estrellita roja para marcar el sitio
en que ayunó Juan Díaz y los indios comieron.

Lo cierto es que mil hombres y otros mil arribaron
por un mar que tenía cinco lunas de anchura
y aún estaba poblado de sirenas y endriagos
y de piedras imanes que enloquecen la brújula.

Prendieron unos ranchos trémulos en la costa,
durmieron extrañados. Dicen que en el Riachuelo,
pero son embelecos fraguados en la Boca.
Fue una manzana entera y en mi barrio: en Palermo.

Una manzana entera pero en mitá del campo
expuesta a las auroras y lluvias y suestadas.
La manzana pareja que persiste en mi barrio:
Guatemala, Serrano, Paraguay, Gurruchaga.

Un almacén rosado como revés de naipe
brilló y en la trastienda conversaron un truco;
el almacén rosado floreció en un compadre,
ya patrón de la esquina, ya resentido y duro.

El primer organito salvaba el horizonte
con su achacoso porte, su habanera y su gringo.
El corralón seguro ya opinaba yrigoyen,
algún piano mandaba tangos de Saborido.

Una cigarrería sahumó como una rosa
el desierto. La tarde se había ahondado en ayeres,
los hombres compartieron un pasado ilusorio.
Sólo faltó una cosa: la vereda de enfrente.

A mí se me hace cuento que empezó Buenos Aires:
La juzgo tan eterna como el agua y el aire.

3 comentarios

  • Scaramouche septiembre 16, 2008en12:36 pm

    Hay un fan muy fan de Borges por aquí, ¿no?

    Me gusta mucho una cita suta:

    “De los diversos instrumentos del hombre, el más asombroso es, sin duda, el libro. Los demás son extensiones de su cuerpo. El microscopio, el telescopio, son extensiones de su vista; el teléfono es extensión de la voz; luego tenemos el arado y la espada, extensiones de su brazo. Pero el libro es otra cosa: el libro es una extensión de la memoria y de la imaginación.”

    Un saludo

  • Vigo septiembre 16, 2008en7:40 pm

    Seguramente hay unos cuantos fans por aquí (ja,ja). Es un poema “arrebalero” y me pierdo un poco en el sentido, pero la última estrofa, ya vale de por sí el poema.
    “A mí se me hace cuento que empezó Buenos Aires:
    La juzgo tan eterna como el agua y el aire”

    Decía Abelardo Castillo que Don Pedro de Mendoza, fundador de Baires, tuvo la ocurrencia jocosa de bautizar una zona pantanosa con ese nombre de Buenos Aires.

  • Palimp septiembre 18, 2008en1:29 pm

    No es que sea muy fan de Borges; es un escritor que me gusta mucho, pero hay otros que me gsutan más. Lo que pasa es que había leído su orba ‘a cachos’ y tenía ganas de leer sus obras completas. De tirón.

    Vigo, a mí también me aprece una estrofa increíble. Lo que es curioso, porque sólo Borges podía rimar ‘Aires’ con ‘aire’ y encima crear un verso para la posteridad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.