2666

noviembre 27, 2007

2666No podía perderme la adaptación de Àlex Rigola y Pablo Ley de la obra maestra de Bolaño. Por la escasez de fechas y compromisos personales sólo podía ir el jueves 22, y estuve pagandolo caro todo el fin de semana.

Hay que tener valor para hacer una adaptación como esta. La idea original de Bolaño era publicar cinco libros -y no uno-. Bolaño teje muchas historias en cada una de las partes, historias que están interconectadas. Si adaptar uno de los libros ya sería complicado, adaptar los cinco parecía imposible.

El resultado es una obra de teatro que dura, con descansos, seis horas. Cada una de las partes dura aproximadamente una hora. Yo salí del trabajo a las siete de la tarde y llegué a casa a las dos y media de la noche. Esto es poner a prueba al público. Sin embargo, el teatro estaba lleno -y no es pequeño, yo tenía un asiento bastante lejos del escenario y eché de menos unos prismáticos. Tampoco se hace pesado; uno acusa que se hace tarde, pero no se cansa del espectáculo.

En El Periódico dan cuenta del estreno: Rigola convierte la novela ‘2666’ en un montaje de cinco horas, y en El País también avisaron cuando se estrenó en el Grec: El “testamento” de Bolaño, pero la mejor crónica -con la que estoy casi totalmente de acuerdo- es la de Subal: 2666, de Rigola, Ley i Bolaño. Mi única objeción es sobre la parte de los crímenes. Sí, es la parte más ‘floja’ de todo el montaje, pero lo que pierde en dramaturgia lo gana en emoción, y de paso aligera un poco la densidad del espectáculo.

Yo salí encantado. Si no fuera porque ya no está en cartel, volvería a verla. Pero ¡ojo! yo soy un Bolañista confeso; me hubiera gustado conocer la opinión de alguien que no hubiera leído el libro. Los que conocemos la historia vamos repasando y comparando, así que nuestra visión está viciada de base. Eso sí, al acabar, sin importar lo tarde que era y lo cansados que estábamos, todos aplaudimos a rabiar. Supongo que eso ya lo dice todo.


Hoy martes, 27 de noviembre, a las 20:15 horas, en la librería Excellence (Rambla Cataluña, 25) de Barcelona se presenta Cuando las cosas dejaron de tener sentido (editorial Grupobuho), el bloog (book+blog) de Guillermo Ortiz. Me ha informado Frida, que aquí da más información: Agenda

7 comentarios

  • Jotapé noviembre 27, 2007en11:20 pm

    Hace un par de sábados que tuve el placer de ver 2666 y me encuentro entre los que no han leído nada de Roberto Bolaño (no os lo toméis a mal). Fuí sobretodo porque yo soy muy Alex Rigoliano y aunque no me parece su dirección más redonda, el esfuerzo es grande, se nota, sobretodo el curro de su escritura teatral. De las cinco partes de la obra todas se me hicieron muy interesantes, aunque como es de imaginar unas sobresalen mas que las otras. Me encantaron sobretodo la segunda y tercera.
    Lo que si os aseguro es que después de la obra me entraron unas ganas locas de leer el libro. O quizás, los que estáis mas metidos en Bolaño, tenéis otras recomendaciones…

  • subal noviembre 28, 2007en12:34 am

    Yo también creo que la segunda y la tercera parte son las más redondas, aunque la primera y la última son las más literarias, por decirlo de alguna manera.

    Aixxxx, yo entiendo que la Parte de los crímenes sea la más compleja de llevar a escena, pero sigo pensando que obviaron la parte importante de la novela, que es el agujero negro de la autoría de los asesinatos. No creo que fuera muy difícil llevarla a cabo en el teatro (en el libro el agujero negro se revela en una charla entre dos personas). Pero sí, no dudo que fue muy eficaz (¿y popular? ¿Y populista?) la larga lista de las mujeres asesinadas. por decirlo de un modo provocativo, fue como enseñar los cadaveres de los campos de concentración sin señalar a los nazis como culpables.

    Pero entiéndeme, yo salí de la obra muy contento, emocionado, al poder revivir 2666. Que mis críticas no echen a nadie para atrás, porque sería injusto con la obra.

    Un abrazo, senyor Palimp!!

  • Vigo noviembre 28, 2007en8:16 am

    Pues yo era un buen candidato para haber experimentado la obra. Aún no he leído el 2666. Y eso que en cierta ocasión fui con la predisposición total de comprarlo, pero mis euros se perdieron con una novedad editorial de última hora.
    Ahora, seis horas de teatro hubiera sido toda una experiencia (como el clásico de las 12 h de terror en las Cocheras de Sants, salvando las distancias). ¿La entrada valía lo mismo que una entrada normal? Eso sí, seguramente tendría que haber “engañado” a alguno de mis amigos.

    PD. La foto debe estar polarizada, hay un tío que está al revés ;D.

  • elveidedalt noviembre 28, 2007en3:35 pm

    No he visto la obra ni he leído la novela. Creo que necesitaré un verano tranquilo para abordarla. Está en la lista de pendientes.

  • Elena noviembre 28, 2007en10:52 pm

    Vaya, una obra de seis horas suena bastante duro. Tiene que ser muy buena para que os haya entusiasmado tanto. Me la apunto por si vienen de gira por aquí. Yo tampoco he leído nada de Bolaño. Tendré que hacer algo al respecto.

    Un saludo

  • Palimp noviembre 29, 2007en1:02 pm

    Jotapé, yo siempre recomiendo empezar por otros libros, como Llamadas telefónicas o Los detectives salvajes.

    Subal, estoy completamente de acuerdo: es la parte peor adaptada. Pero dramatúrgicamente -toma palabro- no es mala elección. Populismo, sí. Pero también válvula de escape. Yo no la critico por dos razones. Una, que me gusta el populismo -con mesura-. Dos, que antes de empezar la obra tenía en la cabeza Tienen que montar algo que refleje la cantidad desmesurada de muertes, y así fue.

    Vigo, la entrada valía lo que una normal, así que se rentabilizaba bien. El tío que está cabeza abajo lo estaba realmente. Se pegaba unas contorsiones de alucine.

    Veí y Elena, animaos con Bolaño.

  • sixto sanz cabrera enero 7, 2009en2:16 pm

    Tengo una Página WEB en Internet, léamne:

    http://WWW.SIXTOSANZ.COM

    Gracias. Sixto Sanz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *