Luis Martín-Santos. Tiempo de silencio.

febrero 21, 2006

Ed. Seix Barral, 1961, 1980, 1981. 295 pág.

TiempoSilencio
Arquitectura de estilo

Recuerdo muy bien cuando compré este libro. Estaba en el mercado de San Antonio junto con el musolari errante y Ubaldo Huerta y el primero me alcanzó el libro de un montón y me preguntó si me lo había leído. Al contestarle que no me lo recomendó vivamente y le hice caso aunque la portada no me llamaba nada la atención. En buena hora.

De este libro se ha hecho una película de la que ya había visto yo al menos un fragmento por la televisión. Cuenta la historia de un joven investigador del cáncer que se ve envuelto por accidente en medio de un aborto ilegal en las barracas de un barrio marginal de Madrid. Su huida provocará que las cosas empiecen a complicarse.

La mayor sorpresa de este libro ha sido su prosa. En la contraportada inciden en ‘su decidido y revolucionario empeño por alcanzar una renovación estilística’ y no cabe duda que lo consigue. Me resultaba próximo a Benet, pero mejor, incluso. Una maravilla. Si a eso le añadimos una excelente historia y una galería de personajes que son un extraordinario fresco de la sociedad en el franquismo el resultado es un libro excepcional.

Y único, porque al margen de sus libros de ensayo, una colección de textos diversos (Apólogos) sólo nos queda del autor una novela inconclusa, ‘Tiempo de destrucción’. Una pena porque es uno de los mejores libros que he leído en el 2005. Una joya.

(Un día, un libro 316/365)
Escuchando: Never tear us apart. Natalie Imbruglia.

11 comentarios

  • Vailima febrero 21, 2006en10:34 pm

    Tu discurso (el estilo, me refiero) cambia cuando reseñas un libro que te ha gustado. Curioso.
    Y humano.

  • Palimp febrero 21, 2006en10:45 pm

    Casi todos los que leo me gustan, pero este me ha encantado.

    Por cierto, llevo todo el día que no puedo comentar en tu blog ¿Hay algún problema?

  • solodelibros febrero 22, 2006en1:00 pm

    He leído este libro en dos ocasiones, aunque no soy una persona que suela releer. Sin embargo este libro es magistral, de lo mejor que ha dado la literatura española de los últimos tiempos. Estoy segura de que aún lo leeré más veces.

  • Palimp febrero 23, 2006en11:48 am

    No me extraña, deja con ganas de repetir. Un libro único.

  • Cris febrero 24, 2006en11:52 am

    Confesión: no lo leí.
    Propósito de enmienda (a la vista de la magnífica reseña): lo leeré. De este año no pasa. Gracias

  • Palimp febrero 24, 2006en5:57 pm

    A ti por venir por aquí :)=

  • Alberto febrero 21, 2007en4:40 pm

    Me ha encantado este libro.
    Casualidades: Hoy he estado haciendo una recopilación de su Biografía y Bibliografía y me he dado cuenta que precisamente es el 43 aniversario de su fallecimiento. Que Dios guarde.

  • Palimp febrero 22, 2007en6:55 pm

    Cuando menos es curioso. Esa recopilación ¿la vas a publicar en algún sitio?

  • clara marzo 23, 2007en7:14 pm

    Yo estoy leyendo, de nuevo, el libro, en cada lectura obtengo más sensaciones. Es una obra escrita desde la sensibilidad y en la que encontramos un retrato esceptico de lo humano. Como en el caso de El árbol de la ciencia faltan las sonrisas, para mi la vida no es un valle de lágrimas.

  • Lol V. diciembre 7, 2007en12:26 pm

    Pues a mi me ha parecido una auténtica sopa de mercurio.

  • Palimp diciembre 9, 2007en1:09 pm

    ¿Densa, misteriosa y potencialmente enloquecedora?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.