Mark Haddon. El curioso incidente del perro a medianoche.

enero 29, 2006

Ediciones Salamandra, 2004. 254 páginas.
Tit. or. The curious incident of the dog in the night-time. Trad. Patricia Antón.

IncidentePerro
Un detective metódico

Lo que había oído de este libro me parecía sugerente. Mi amiga Laura me lo recomendó. Así que me decidí a leerlo. Antes que yo ya lo han comentado JJ y con todo lujo de detalles (y una calidad, como siempre, envidiable) Cristina.

Como toda buena novela de detectives, comienza con un misterioso asesinato. El perro de la señora Shears ha aparecido muerto, atravesado con una horca. El cuerpo lo descubre Christopher Boone, un autista de 15 años enamorado de las matemáticas y de las novelas de detectives. Christopher tiene problemas para entender las metáforas, pero se sabe todos los países del mundo con sus capitales y los números primos hasta el 7507. Le gusta el color rojo y odia el amarillo. Al día siguiente, al ir al colegio, ve pasar cuatro coches rojos, lo que implica que será un día bueno, y decidé que comenzará una investigación para averiguar quien ha matado al perro. Y averiguará muchas más cosas de las que esperaba.

Como en el blog de Cristina ya tienen una estupenda reseña, me limitaré a decir lo que me ha gustado y lo que no. Me ha gustado como el autor describe a sus personajes a través de la mirada del protagonista. Y que todos sean personas normales y corrientes. Es raro ver gente así en los libros, y se agradece. No me ha gustado en cambio la descripción del amor del protagonista por las matemáticas, que me parece algo estereotipado -y el protagonista mismo, a veces también-.

Pero lo que más me ha gustado es que, cuando lo leí, no tenía un buen día (quizá me crucé con cinco coches amarillos y no los vi). Andaba preocupado, cabreado y estresado. Y entre los viajes en el metro y esperando una reunión me pude acabar el libro, que actuó como un bálsamo sobre mi turbulento estado anímico. Algunos libros actúan así, hacen que la vida parezca mejor.

Quizá no sea una obra maestra de la literatura, pero nos cuenta una bonita historia y nos la cuenta bien. ¿Se puede pedir más?

(Un día, un libro 293/365)
Escuchando: For your blue. Los Durabeat.

11 comentarios

  • Vailima enero 29, 2006en10:00 pm

    Se lo regalé a mi suegro por su cumpleaños. Mi librera me lo recomendó. Creo que no se lo ha leído. Mi hermano, sin embargo, me dijo el viernes pasado que le gustó. Probaré.

  • Matías enero 30, 2006en2:27 am

    La verdad es que a mí me gustó mucho, sin ser una obra maestra, me pareció muy por encima de la media.
    Me he terminado criaturas de la noche. La verdad es que está bien, aunque no sé, no me ha convencido del todo. Imposible de encontrar animalitos de Dios, una lástima.

  • TioPetros enero 30, 2006en11:03 am

    OFF TOPIC:

    Stephen Jay Gould nos hablaba en un opúsculo que escribió en relación con el cambio de milenio de la fascinación que nos producen los números redondos.

    Como matemático, sé que dichos números no tienen nada de especial, y que pueden ser incluso más simplones que un buen número primo…pero yo tampoco puedo sustraerme al encanto de un contador que salta de 99.999 a 100.000.

    Hay algo mágico en esto, y esto acaba de ocurrir ayer por la tarde en tu contador de visitas. Vailima y yo te visitamos en la 99.994, y estuvimos a punto de entrar y salir otras seis veces para disfrutar el evento…pero no llegamos a tanto.

    Felicidades por tus 100.000 visitas contabilizadas en tu contador (seguro que muchas menos que las reales desde el inicio del cuchitril), no son ni la cienmilésima parte de las que mereces.

  • MeZKaL enero 30, 2006en5:03 pm

    Je je je, nadie más indicado que el Tio Petros para una ocurrencia numérica como esta.

  • Palimp febrero 1, 2006en5:58 pm

    Si lo tienes a mano, Vailima, prueba. Creo que merece la pena.

    Matías, Criaturas de la noche está bien, pero mucho mejor Conversación con el monstruo o sus cuentos. Si nos vemos algún día te lo paso.

    Tio Petros, gracias, yo también me di cuenta. Hasta el punto de que tengo un pantallazo del ‘momento’ este fin de semana escribiré algo al respecto.

  • Dookie julio 12, 2006en3:48 pm

    en particular, yo encuentro el libro bastante estupido. se contradice simplememnte. como puede este niño resolver problemas de gran calibre en su cabeza, y hablar como un niño de 4 años? si sabe hacer esto y supuestamente le libros de un cierto nivel intelectual, sabra expresarse bien y no dira: ‘tengo pipi’. eso lo dicen los crios de 4 años, pero no de 15. simplemente no es realista.
    el libro en si no es un reflejo de el mundo de los adultos, como dicen varios comentarios en la contraportada. en mi opinion, el libro simplemente es la historia de un niño dependiente de un adulto que descubre que su padre es un asesino de perros y que se va a vivir con su madre y que luego vuelve.
    tambien el libro es bastante impreciso y se hace pesado al leer. con medio ojo no ves a medio animal, y una mutacion no es siempre un error. si una mutacion fuese siempre un error, ya estariamos muertos todos.
    todo esto que acabo de criticar aparece en el libro. si no lo creen, busquenlo

  • Palimp julio 16, 2006en9:54 pm

    Consultada mi mujer al respecto afirma que es totalmente realista que un autista pueda tener un gran rendimiento en unas áreas y poco en otras.

    En cuanto a lo otro, opiniones las hay para todos los gustos.

  • Rubén febrero 26, 2007en8:04 pm

    Dookie yo leo libros de filosofía y no hablo como un filósofo, incluso puedo utilizar un lenguaje vulgar y simple. Cada día me encuentro con personas adultas que dicen alguna expresión que podría decir un niño, lo que no significa que no puedan razonar como corresponde a su edad. Todos los comentarios del protagonista, lo que incluye casi toda la obra, son perfectamente coherentes. Con 12 años leí el Señor de los Anillos y eso no influyó prácticamente en nada en mi lenguaje, mi forma de expresarme o de razonar; acaso sí lo hizo en mi imaginación. Es bastante obvio lo que te comento. Si no lo crees, búscalo…en tu cabeza. un saludo.

  • Manuel junio 20, 2007en7:32 pm

    Este libro es muy interesante, creo que la enseñanza que me dejo es sobre el poder de lo simple y de lo bueno que es ser metódico en lo que hacemos, tengo un grupo de lectura sincronizada y también les ha gustado mucho este ejemplar…

    Léanlo, se los recomiendo si les gusta la lectura para pensar.

  • Silvia noviembre 28, 2007en1:06 am

    Definitivamente, un libro genial. No encuentro razón alguna para que Christopher no use el lenguaje que usa. Un niño con autismo puede, perfectamente, no tener el área de lenguaje tan desarrollada; especialmente, si tomamos en cuenta que el lenguaje es nuestra principal herramienta para relacionarnos con el mundo externo; y, por tanto, si nos comunicamos tanto con muchas personas distintas -como lo hacen los autistas-, ¡cómo vamos a llegar a ser comunicadores expertos!: me parece muy acertado el lenguaje de Christopher. Hay que ser un poco insensible e inexperto con la lectura para no enterarse de la condición del personaje y dejarnos llevar por el lugar desde donde se enuncia.
    Yo, por mi parte, recomiendo el libro; respeto si a alguien no le gusta; sin embargo, no hay que olvidar que, como todo texto, tenemos la posibilidad de crearlo y construir un universo al leerlo, ¡sólo falta abrirnos y comunicarnos con él!

  • Juana septiembre 3, 2017en9:01 am

    Es un libro inolvidable, me atrapó y estuve deseando leerlo hasta que lo acabé en un tiempo record, su lectura fue un placer, me emocionó y me rei como hacia tiempo que no me ocurría. Además de entender el sindrome de Asperger. Es genial, tremendamente original, para mi una obra maestra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *