David Brin. Arrecife brillante.

Enero 26, 2006

Ediciones B, 1998. 536 páginas.
Tit. or. Brightness Reef. Trad. Carlos Gardini.

ArrecifeBrillante
Planeta de exilio

Otro volumen de la colección NOVA. Ya no me quedan muchos por leer de aquellos que compré compulsivamente hace más de un año. La regular calidad de bastantes de los libros que me he leído no han despertado mucho mi entusiasmo.

Estamos en Jijo, un planeta prohibido que se recupera de un desastre ecológico. Pero desde hace tiempo conviven en él individuos de diferentes razas que, por diversos motivos, han ido aterrizando en el planeta. La sociedad convive pacificamente, aún a sabiendas que llegará un día en que deberán rendir cuentas de su ocupación. Y ese día podría estar cerca: una nave acaba de aterrizar en el planeta.

La historia se inscribe dentro de un universo ya descrito por el autor en otra trilogía, la serie de la elevación de los pupilos. La serie parte de la idea de que todas las razas han necesitado de otra que les ‘elevase’ a la inteligencia. Excepto, como bien pueden imaginarse, una excepción: la raza humana. Con la misma ambientación, pero centrándose en los problemas de una sociedad compuesta por una extraña mezcla de forajidos de diferentes razas, empieza Brin una nueva trilogía con este libro.

¿Y como se presenta? Pues para mi gusto, mal. El libro es grueso, pero no pasa nada. Lo que se cuenta en más de quinientas páginas podría haberlo contado en cien. Y no estamos hablando de una prosa exquisita, así que hay momentos francamente aburridos. Para colmo de males, cuando llega el final la historia no se acaba: seguirá en la continuación. Supongo que acabaré leyéndola por aquello de no dejar las cosas a medias, pero no les recomiendo empezar la lectura. Además, no soy el único que opina así. Muy flojo.

(Un día, un libro 290/365)
Escuchando: Luna de margarita. Devendra Banhart.

3 comentarios

  • MeZKaL Enero 26, 2006en6:13 pm

    Pues habrá que NO leerlo.

    [Comentario casi-tópico patrocinado por la Asociación de Tardes con Poco Trabajo]

  • Mon Enero 31, 2006en11:10 pm

    La segunda parte es mucho mejor pero comparto en líneas generales las sensaciones que te ha dejado el libro.
    Creo que en parte es un libro de encargo más que una aportación limpia de Brin que por lo general es un escritor muy bueno. Pero esta vez por cuatro perras gordas, que seguro que se la merece, hizo una continuación de la serie de los pupilos un poco descafeinada.

    Saludos.

  • Palimp Febrero 2, 2006en2:03 pm

    Si me anuncias que la segunda parte está mejor igual me animo y todo. Pero como no tengo la tercera y veo que no son volúmenes independientes tendré que esperar hasta que la tenga a tiro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *