[*] William Golding. El dios escorpión. Tres novelas cortas.

agosto 13, 2005

Alianza Editorial, 1973, 1983, 1984. Trad. Ernestina de Champourcin
Tit. Original. The scorpion god. Three short novels, 1956. 186 páginas.

Dos pestiños y una joyita

El premio nobel de literatura no es, en mi opinión, garantía de calidad. Es cierto que nunca se lo dan a un mal escritor (aunque hay algunos que ya, ya), pero siempre me ha parecido que hay escritores que se lo merecen más. No me voy a meter en las consideraciones políticas que pueda tener el premio, porque no tengo ni idea; lo que sí se es que he leído a bastantes premios nobles y la calidad media deja bastante que desear.

Eso me pasó con el autor que nos ocupa, del que leí su libro más famoso: ‘El señor de las moscas’ (y aquí pueden encontrar un buen análisis). No me pareció un libro malo, e incluso lo recomendaría, pero un nobel me parece excesivo para un texto con ritmo pero con poca profundidad. Así que decidí leer alguna otra cosa del autor para tener más amplitud de juicio. Encontré este libro, como no, de saldo y aproveché para cumplir mi decisión.

El libro se compone de tres ‘novelas cortas’: ‘El dios escorpión’, que da título al libro, trata de las dificultades de sucesión en una tribu ¿africana? sin contacto con la civilización, donde el jefe es el dios encargado de sostener el cielo y controlar las crecidas anuales. La segunda novela ‘Clonc-clonc’ está ambientada también en una tribu salvaje, no se sabe bien si sin contacto con la civilización o prehistórica, y nos cuenta los problemas de integración de ‘Elefante que embiste’ dentro de su grupo. La última ‘El enviado especial’ nos situa en el imperio romano y nos presenta las dificultades de un inventor muy particular para poder poner en marcha sus inventos: el motor de vapor, el explosivo y la imprenta. La ayuda del emperador le permitirá empezar sus proyectos, pero las cosas no irán como el pensaba.

Las dos primeras novelas me han parecido infumables y casi me hacen desistir de acabar el libro. La última es una obra maestra, superior en mi opinión al señor de las moscas, divertida y con mucha más ‘profundidad’ sobre las relaciones entre ciencia, tecnología y sociedad. Además, ya la había leído sólo que no había caído en que era de Golding. Pero toda una delicia.

Si deciden leerlo, tengan cuidado con las dos novelas primeras, y si tienen la suerte de poder conseguir ‘el enviado especial’ por algún lado no la dejen escapar (yo la leí en un número de la extinta Nueva Dimensión, si no recuerdo mal, lo que no recuerdo es el número concreto). La tercera novela me ha dejado con ganas de leer más del autor. Ya les contaré si hay suerte.

(Un día, un libro 124/365)
Escuchando: ‘Por ti’. Sargento García

10 comentarios

  • Matías septiembre 2, 2005en2:52 am

    ¿Y te pareció que tenía poca profundidad?
    Qué curioso esto de los gustos y las interpretaciones. A mí como parábola de la condición humana me parece estupenda -sí, ya sé que es lo que se dice en todos los análisis favorables, pero de verdad lo pienso-.

  • Palimp septiembre 2, 2005en1:42 pm

    Tendría que volver a leerla para opinar. Pero es lo que me dice mi memoria; que como parábola de la condición humana me parece poco profunda.

  • sandra octubre 13, 2008en7:46 pm

    no sirve el comentario. muy bajo en calidad y conceptos.

  • Palimp octubre 14, 2008en6:57 pm

    ¿No sirve para qué?

  • vic octubre 17, 2008en12:19 am

    Estoy de acuerdo, es posible que William Golding sea uno de los galardonados con el premio noble de literatura más discutibles.Hay gran cantidad de escritores que poseen la misma calidad literaria y otros mejor, y no han recibieron el galardón.
    ¿Alguien sería capaz de nombrar a uno o a varios autores coetáneos de Golding que hubieran merecido el premio? ¿Alberti, quizás? A ver…

  • alba octubre 10, 2009en8:02 pm

    No estoy de acuerdo en absoluto, “el señor de las moscas” és uno de los mejores libros que se han escrito, el señor Golding describe con una profundidad y una inteligencia admirables, la condicion humana i los instintos que acechan a cualquier persona que se aleja de la civilizacion y el orden. Estoy totalmente de acuerdo con sandra.

  • Angel octubre 16, 2009en4:38 pm

    ¿ Y qué pasa con Los herederos?, ¿ quién puede meternos de forma tan emotiva y
    contundente en la cabeza de un Neanderthal ?, es una novela prodigiosa con un estilo
    propio y peculiar.

  • Charmas septiembre 15, 2010en6:10 am

    Me parece que lees los textos con un prejuicio desfavorable. Golding presenta cuestiones de la condición humana y elementos morales muy profundos. Ciertamente hay cabrones que ganaron el Nobel (no noble, como algunos de ustedes los escriben) sin ser plenamente merecedores cuando hay tipos mucho más geniales y que ni siquiera son tomados en cuenta.
    En fin, para conocer la profundidad de los textos que tenemos en las manos no podemos olvidar el contexto en el que se gestó. Nosotros no podemos ver el mundo de la misma manera que los autores por cuestiones temporales, políticas, sociales, etc.; pero por ello podemos informarnos y vislumbrar brevemente la grandeza y el genio de los autores. Pero primero hay que dejar los prejuicios negativos…

  • ÁNGEL diciembre 9, 2010en2:40 pm

    Que lo primero que digas de “El enviado especial” es que es divertida ya señala la “profundidad” que tú buscas.

  • Palimp diciembre 13, 2010en7:40 pm

    Que le voy a hacer, me pareció divertida y no voy a poner lo contrario. Si su comentario se refiere a que no he puesto un adjetivo con más enjundia o al estilo de la crítica literaria le diré que es porque no los conozco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *